Fecha: 12 de enero, 2018 - 7:40 am

Malas mañas de la campaña


Desde el Ejecutivo, a través de una resolución publicada en el diario oficial El Peruano el 10 de enero, se da cuenta del cronograma del proceso electoral que afrontará el país, para elegir a alcaldes distritales, provinciales y al gobernador regional, el 7 de octubre de este año.

Los partidos y movimientos políticos pueden hasta el 25 de mayo elegir a sus candidatos, a tavés de elecciones internas, el 19 de junio es el plazo máximo para la presentación de listas de los candidatos, el 29 de julio es el sorteo de miembros de mesa, el 8 de agosto es la fecha máxima para renuncias o retiro de listas y el Jurado Nacional de Elecciones publicará las listas, el 7 de setiembre es cuando se debe determinar la resolución de tachas y exclusión de candidatos para que el 7 de octubre se realice el proceso electoral.

Hay aún mucho pan por rebanar, los movimientos y partidos políticos buscan cuadros para que, en elecciones internas definan candidaturas, aunque en muchos casos hay uno solo y ya serían sus representantes en el proceso electoral.

Desde este espacio ya vemos cómo los precandidatos buscan protagonismo y dando a conocer propuestas y es que primero deben convencer a su militancia para tener la confianza en las elecciones internas. Otros andan tranquilos porque no hay contendor.

Lo malo y feo de esta campaña, apreciamos en La Banda de Shilcayo, cuando a través de llamada extosionadora, se pide a un regidor (Hildebrando García) no inmiscuirse en temas de fiscalización y se crea toda una pantomima de solicitud de vacancia, buscando que quede a la cabeza de la municipalidad alguien de confianza del alcalde.

Peores cosas vendrán, dicen por ahí, pero nos damos cuenta que esta será una campaña más que agotará al electorado y no por la feria de promesas, sino por las malas mañas de la campaña.