Fecha: 11 de enero, 2018 - 7:30 am

Mi salto del tigre


Todos han empezado el año 2018 con la ilusión que sus cábalas como las uvitas, el champagne, las tanguitas amarillas y rojas hagan efecto, pero en la Amazonía se hace algo distinto, según la luna y el sol, si quieres que todas las cosas te salga bien, se debe empezar con la puntería digna del mejor francotirador. Por eso iniciamos disfrutando el “Salto del tigre”.

¿Quién no ha escuchado sobre el Salto del tigre? En algún momento de nuestras vidas hemos oído algo (mucho o poco) sobre esta acrobacia que tiene el estatus de leyenda. Fantasía sexual, básicamente masculina, en la que el varón se lanza desde cierta altura sobre la mujer, se suele conocer como un salto mortal o movimiento de riesgo.

El origen del nombre se remonta al año, 1883 cuando el actor Miguel Pigrau, una persona extravagante, en el momento en que debe asesinar a la actriz que interpretaba a Desdémona, en la obra Otelo”, hace algo diferente. Él se abalanza sobre la actriz y lanza un rugido. Es a este momento que el propio actor llama “el Salto del tigre”

Como es de esperarse, todo buen “Salto del tigre” tiene 3 elementos que son claves para que la práctica sea completamente exitosa. La primera es tener una buena visión y altura, desde el que pueda lanzarse. La segunda es, una precisión quirúrgica, fijado en el objetivo final y que no debe contener ninguna falla en el proceso y la última es, una gran fortaleza para demostrar las ganas y la habilidad.

Esta pirueta precisa y certera en nombre del placer, es necesaria para que cualquier persona pueda realizar todos sus proyectos durante el año o toda una vida. Para desilusión de muchos no hablaré de sexo, sino del salto ágil y fuerte que realiza un tigre y el que debería tener una dosis de motivación para muchos, para empezar a dejar de sentirnos gatos y actuar como buenos tigres, de esos que quedan exhaustos y están por extinguirse.

Los saltos del tigre pueden alcanzar grandes distancias y alturas, por lo que en la vida humana este tipo de saltos son necesarios para tener empuje, motivación y ventaja sobre el resto y sobre nuestros mismos PROYECTOS. Además, las musculosas piernas de los tigres son tan poderosas que pueden permanecer de pie, incluso tras haber fallecido, fuerza esencial para no decaer ante obstáculos, mientras más firmeza y seguridad se tenga en la vida, la realización de los sueños van a ser mucho más fáciles.

Empieza a dar los primeros saltos y las primeras corridas para que sientas el placer de coger bien a tu presa. Ya empiezo a sudar con tan solo pensar el recorrido que toca este año.

En el sexo como en la vida, cualquier acrobacia extrema siempre es necesaria. ¿Qué sería de nosotros, si no nos arriesgáramos a probar?

Los saltos de tigre son esenciales para emprender nuevos proyectos…

Yo ya inicié mi salto del tigre y de verdad me encantó, ahora no hay quién me detenga.

Y tú ¿Ya hiciste el salto del tigre?