EL DIVÁN


Entendiendo que los PARTIDOS POLÍTICOS en un concepto general se refiere a determinados entes colectivos estructurados casi siempre en torno a un presidente y un comité ejecutivo dirigencial, los encargados de dar cuenta de sus acciones ante un congreso partidario el que debe representar a todos sus militantes afiliados, partiendo de esa premisa inicial pensamos que uno de los primeros retos que asumen los partidos una vez inscritos legalmente ante el ente electoral correspondiente es el de posicionarse en el colectivo ciudadano haciéndose conocidos y captando electores, para lo cual como es normal y de acuerdo a sus diversos programas de acción diseñan estrategias de comunicación política, pues la vida futura de la organización política dependerá de este accionar partidario y democrático punto de partida del cual surgirán sus FUTUROS DIRECTIVOS, CANDIDATOS y quizás también a una disciplinada cantidad de votantes.

Sin embargo ¿qué es lo que venimos apreciando? A propósito del próximo proceso electoral en ciernes a desarrollarse en el presente año 2018? en San Martín provincia y distritos aledaños, que tanto en los partidos o movimientos políticos se viene girando en torno a solo una figura política visible que ocupa incluso un doble rol el de autoproclamado candidato con poder de designar a los demás salvo que alguien me convenza de lo contrario y me diga de algún líder partidario este ocupado en la ORGANIZACIÓN Y CRECIMIENTO PARTIDARIO AJENOS A ALGUNA AMBICIÓN ELECTORAL, sin ninguna duda que la respuesta cae por peso propio.

Seguramente lo que afirmamos no termine por ser del agrado de muchos de quienes ya se autocalifican CANDIDATOS OFICIALES sin que tal designación sea producto de una ELECCIÓN INTERNA PARTIDARIA, lo cierto es que LAS ELECCIONES INTERNAS SON UNA EXIGENCIA DE LA LEY DE PARTIDOS POLÍTICOS para que de esta manera se determine democráticamente quién representará a los mismos en las elecciones, sean municipales o regionales, la ley electoral dice a la letra que los partidos políticos y movimientos regionales deben escoger SUS CANDIDATOS A TRAVÉS DE ELECCIONES INTERNAS las que se desarrollaran 180 días antes de la elección respectiva (regional, municipal, general) y 21 días antes de la inscripción de los candidatos, sin dejar de mencionar que la presencia y asistencia técnica de funcionarios de la ONPE se hace de obligatoriedad para estos procesos electorales internos, como ven son requisitos generales, a los que suponemos están adecuados a través de los estatutos de cada partido o movimiento político.

Reiteramos una vez más que la DEMOCRACIA INTERNA permite la elección de autoridades partidarias y la elección de los candidatos oficiales, las cuales deben regirse por la Ley de Organizaciones Políticas, las normas estatutarias y el reglamento electoral partidista, sin embargo al parecer la elección y renovación de dirigentes y candidatos oficiales casi siempre no termina por cumplirse.

Hay que anotar que en relación a quiénes pueden votar en las elecciones internas, la ley no exige que los electores sean solo militantes y más bien permite y faculta que el partido o movimiento escoja entre tres modalidades: solo afiliados al partido (primarias cerradas), también afiliados y no afiliados (primarias abiertas); y finalmente delegados (elecciones indirectas), sobre esta última modalidad, la ley solo exige que los delegados sean elegidos por los órganos electorales del partido. No hay otro requisito, como agregado diremos que “No es antidemocrático que se presente un solo candidato, lo antidemocrático sería impedir a otros presentarse para competir con ese uno” o en el peor de los casos que las elecciones internas jamás se realicen y se actué solo por conveniencia y arreglos de una cúpula dirigencial eso de ninguna manera es DEMOCRACIA INTERNA PARTIDARIA.

En este escenario si bien es cierto no hay nada que legalmente impida a quienes se autoproclaman CANDIDATOS OFICIALES y se sientan los abanderados de los militantes, la población termina aceptando el hecho que dentro de los PARTIDOS o MOVIMIENTOS POLITICOS no escogen a sus representantes – sean para las alcaldías o gobernaciones – como resultado del desarrollo de ELECCIONES LIMPIAS Y DEMOCRÁTICAMENTE INTERNAS, sino que estas designaciones responde a QUIEN DA MÁS, es decir, que no se escogen a los más capacitados que sobresalen en aptitudes especiales, sino que se escoge AL QUE PAGA MÁS según el cupo establecido, por cierto esto no es algo privado y todo el mundo lo sabe, pensamos más bien que un gobierno municipal o regional debe estar dirigido por personas idóneas y capacitadas, es por eso que debemos elegir a nuestros futuros gobernantes sin dejarnos llevar simplemente por una interminable lista de PROMESAS.

Finalmente el gasto sobredimensionado que hacen algunos candidatos en sus campañas electorales, muchas veces totalmente cuestionadas y que desafían la más elemental de la lógica, dicho de otra manera como explicar que un candidato gaste en campaña un monto que sobrepasa de fácil los 800, 900 o el millón de soles, cuando como alcalde solo va a ganar durante sus cuatro años de gestión una suma a los 480,000 soles aproximadamente, una burla para la población, y más de uno se pregunta seguramente y con justa razón ¿de dónde diablos va a recuperar lo que ha invertido en la campaña? la respuesta cae de redonda y madura solo ROBANDO, no hay otra explicación válida, los candidatos a Gobernadores tampoco se quedan atrás. Pero no se sientan mal por lo que compartimos en esta entrega a manera de reflexión, entendiendo que ahora hablar de POLÍTICA y POLÍTICOS es sinónimo casi de inmediato de CORRUPCIóÓN y CORRUPTOS, queda abierta la posibilidad de cambiar en este proceso que tendremos en el presente año y revertir esta situación pero en la cual debemos involucrarnos todos sin excepción, solo así podremos decir que nuevos vientos soplan para el desarrollo sostenido de nuestro distrito, provincia y región eligiendo a los más indicados y lo más importante todo ello como resultado de haber emitido un VOTO DE CONCIENCIA, de todos nosotros depende. (Puma)