Fecha: 8 de enero, 2018 - 3:40 am

¿Desbaratará Barata a la clase política?


La mayoría de los científicos coinciden que los dinosaurios, desaparecieron como consecuencia del impacto de un meteorito en la tierra al final del Cretácico, hace unos 65 millones de años. Impacto similar producirá la ampliación de la declaración de Jorge Barata en la denominada clase política nacional, especialmente en cinco dinosaurios: Ollanta que cumple prisión preventiva, precisamente por la declaración de Jorge Barata sobre los US$3 millones que habrían entregado para la campaña electoral del 2006 y el 2011, respectivamente.

Mientras que sobre Alejando Toledo existe una orden internacional de captura, también por corrupción venida desde el país de la samba; y respecto a Pedro Pablo Kuczynski- PPK, tenemos que está seriamente implicado en negocios mientras era primer ministro con empresas de su propiedad, que por poco lo costó su permanencia en palacio y que a decir de Marcelo Odebrech también recibió dinero para la campaña del 2011; estos tres son algo así como huérfanos políticos que no cuentan con estructura partidaria.

La realidad de los otros dos dinosaurios, Alan Gracía y Keiko merecen atención aparte, pues por un lado tenemos que los dos trabajan en pared en el Congreso, -en realidad el APRA es furgón de cola del fujimorismo- sin embargo, cuentan con estructura partidaria, tienen recursos y conexiones en todos los niveles del Estado, incluidos, los tan necesarios, como los del Poder Judicial y el Ministerio Público. Asimismo los dos han estado en el gobierno por dos periodos y respecto a los dos, Marcelo Odebrech ha asegurado que tambien se les entregó dinero para sus respectivas campañas del 2011, incluso a refererido que a keiko le dieron un poco más, pero ha dejado que el botón rojo lo use Jorge Barata, si Barata da detalles y estos son debidamente razonables por sentido común y lógica elemental es que el Ministerio Público, al igual que para Ollanta y Nadine tambien solicite prisión preventiva, por su puesto que ya no estará el Juez Consepción Carhancho, pero igual la posibilidad de ir a prisión es inminente.

Corresponde por tanto a Jorge Barata cerrar el círculo, dar el golpe final, su declaración es el factor clave en las investigaciones de la fiscalía en el caso Odebrecht, esa declaración se llevará a cabo en los próximos días, una vez que la justicia federal de Brasil culmine sus vacaciones, que es el 8 de enero, a partir de esta fecha deberá fijar la fecha exacta para que el exejecutivo declare ante los fiscales peruanos Germán Juárez Atoche y José Pérez Gómez. La pregunta es recurrente, ¿La declaración de Barata literalmente desbaratará a los viejos dinosaurios?