Fecha: 14 de noviembre, 2017 - 4:20 am

Biocidas naturales poderosos


Estudiantes universitarios de agronomía de la provincia de Tocache, han realizado la evaluación de plagas en el sector aeropuerto, del caserío de Tananta, aproximadamente a diez kilómetros de Tocache, ingresando de la carretera Fernando Belaúnde Terry, del tramo Tocache Juanjui y han mostrado profunda preocupación por la presencia significativa de 2118 ejemplares por hectárea de chinche mosquilla en la plantación de cacao. El 92 % de individuos es adulto y el 8 % ninfa. Esta población de chinche mosquilla, provoca el 47 % de los frutos de cacao con picaduras. Cada fruto tiene un daño promedio del 66 %. Entonces, los jóvenes evaluadores, con el correspondiente asesoramiento, han tomado la decisión de elaborar un biocida natural, empleando productos existentes en la provincia, que permita disminuir la población de ésta plaga en el cacaotal a niveles tolerables. Si bien, el productor había cosechado frutos maduros la semana previa a la evaluación y que en la fecha los granos fermentados están siendo secados; empero, que exista en las plantas casi la mitad de frutos (47 %) en estado enfermo, ya causa sería preocupación. Generalmente, en estos casos difíciles la común reacción del agricultor y de algunos técnicos es disponer la fumigación con el insecticida más poderoso adquirido en frasco sellado en la tienda comercial. De pronto, del grupo de jóvenes aparece la voz de un estudiante, con principios conservacionistas, con la sugerencia de controlar la plaga, disminuyendo la abultada población dentro la plantación, empleando un biocida artesanal natural, preparado en la chacra, con plantas existentes en el lugar. Los otros jóvenes se miran y tácitamente el grupo aprueba la idea por unanimidad. Sobre la marcha, cada cual ofrece buscar en los alrededores del cacaotal las plantas con vocación biocida. Solo se han requerido minutos y los activos muchachos ya estaban con sus plantas: Ají rojo picante (250 gr), ajos (150 gr), barbasco o rotenona (300 gr), cebolla (200 gr), 2 hijuelos de plátano (300 gr), huaca (400 gr), ortiga (500 gr), pimienta (20 gr), sinchipichana (30 gr), esencia de tabaco (1.5 lt.). Total 3.65 kg. Los productos fueron machacados con comba y palo, sobre tronco y piedra. Todos los productos machacados fueron disueltos en un balde de plástico con el 1.5 litros de esencia de hoja de tabaco. Ésta masa húmeda ha sido exprimida con un trapo limpio en otro balde, resultando 1.24 litros de esencia de biocida natural, el cual fue colocado en botellas de plástico. La primera prueba fue disolver 625 mililitros del biocida en 10 litros de agua, en una fumigadora manual de 20 litros de capacidad. La fumigación fue directa al cuerpo de las chinches mosquillas, tanto adultas como ninfas. Los jóvenes muestran su contento por la eficacia del experimento, porque la muerte de los insectos fumigados es instantánea. Entonces, éste biocida natural, hecho de manera artesanal, en la misma chacra, es poderoso, que sirve para disminuir las poblaciones de los insectos que están de plagas en el cacaotal, porque además de la chinche, también se ha fumigado a la hormiga negra, cuya respuesta de eficacia es similar de muerte inmediata.

Aquí no termina la inquietud juvenil. Ahora la atención se orienta a la determinación del costo de elaboración de éste producto biocida natural. Asumiendo que todos los productos serían adquiridos con dinero en efectivo, aunque en realidad, todos los insumos que se necesitan para elaborar éste tipo de biocida se encuentran en la misma chacra, el costo sería de 24 nuevos soles por litro.

Lógicamente, sobre éste trabajo hay muchos otros que realizar, a efectos de determinar dosificaciones y costos reales, tomando en cuenta que éstos y otros insumos, muy bien se podrían producir, precisamente en la cantidad que la chacra necesita o para la provisión de chacras vecinas, y disponer la elaboración en la cantidad que el productor necesita para frenar el incremento de la población de las plagas.

La producción de éstas plantas con vocación biocida debe ser necesaria en la chacra del agricultor, bajo la modalidad de jardines de plantas biocidas, porque todas se producen, todas tienen condiciones agroecológicas óptimas en la zona del Alto Huallaga, en ese caso, el costo de elaboración del biocida por litro bajaría de manera significativa. No habría necesidad de acudir a la tienda a adquirir insecticida químico para actuar en circunstancias de invasión de plagas. Es más, el procedimiento de elaboración es sencillo y se hace en poco tiempo. Solo se recomienda el uso de guantes de jebe y máscara para proteger los ojos y la nariz. Con ésta experiencia juvenil, se demuestra que en Tocache se puede producir biocida natural poderoso con bastante facilidad y a bajo costo, para disminuir las poblaciones de plagas de los cacaotales y otros cultivos.