Fecha: 13 de septiembre, 2017 - 4:50 am

Fabrizio regresó de Argentina con diagnóstico definitivo


FABRIZIO TELLO GOMEZ CON SU PADRE

Tarapoto. Con un sinsabor muy grande Pepe Tello y el pequeño Fabrizio, regresaron de Buenos Aires Argentina, donde el pequeño fue atendido en el hospital Garrahan y pudo ser diagnosticado del problema que le aqueja.

Pepe Tello con lágrimas en los ojos, contó que en muchas oportunidades, solicitó apoyo a instituciones, personas, al mismo Ministerio de Salud, para que su hijo sea diagnosticado.

Pepe Tello perdió el seguro EsSalud al perder la continuidad de su trabajo, por acompañar a su pequeño Fabrizio, sintió que perdió todas las oportunidades.

Fue a través de las redes sociales que un amigo tarapotino que reside en Buenos Aires le anima a viajar al país gaucho para ser atendido en el hospital mencionado y es lo que hace gracias al aporte de la población tarapotina que se puso de pie.

Aclara que los gastos han sido en traslado y estancia, pues con mucha sorpresa, nos contó que en el hospital argentino no le cobraron, pues existe una funfación que trabaja con personas que tienen el mal que aqueja a Fabrizio.

El diagnóstico encontrado es de Fibrodisplasia Osificante Progresiva (FOP), una enfermedad autosómica dominante, que provoca una osificación progresiva de los músculos esqueléticos, fascias, tendones y ligamentos. Es decir, algunos tejidos del organismo, como músculos o tendones, se osifican y se convierten en hueso.

El papá de Fabrizio indicó que estuvo cerca de dos meses en Lima tocando puertas, buscando apoyo para viajar y a través de gestiones pueda ser atendido, pero no logró nada.

Ya en Argentina se sorprendió la forma cómo es que los médicos del hospital tienen una calidad humana y de servicio envidiable, “ellos han atendido a Fabrizio desde que llegó con tanto cariño que he llegado a sentir rabia por la forma cómo nos tratan en nuestro sistema de salud y sin compasión para los más pequeños”, dijo con lágrimas en los ojos.

Los médicos que atendieron a Fabrizio fueron Frederick Kaplan, profesor de medicina molecular ortopédica, codirecor del Centro de Investigación en FOP y transtornos relacionados y Carmen De Cunto, jefa de la sección de reumatología pediátrica, clínica pediatrica, hospital italiano de Buenos Aires, quien inscribió a Fabricio en la fundación FOP.

Lamentablemente, el mal que aqueja a Fabrizio no tiene cura, es deformativa y hay personas que viven por más de 20 años con el mal, Pepe Tello indica que el pequeño necesita atención especializada y necesita formar un de profesionales (pediatra, odontólogo y kisioterapeuta, enfermera experta en tomar inyecciones) particulares, que sería asesorados por los médicos argentinos para la atención del pequeño.

Finalmente, Pepe Tello participó en el III Encuentro Latinoamericano de FOP, en Buenos Aires, el 28 y 29 de agosto 2017. www.fundacionfop.org.ar y espera el apoyo en gestión de autoridades para darle calidad de su vida a su pequeño hijo. (Silvia Quevedo)