Fecha: 8 de septiembre, 2017 - 4:55 am

Ecología y cuidado del medio ambiente: Nuevos conceptos


Las noticias sobre las tragedias producidas por los huracanes “Harvey” e “Irma”, así como acontecimientos climáticos asombrosos (tornados, tormentas, avalanchas, granizadas, inundaciones) en todo el mundo provocan que haya hasta videos como aquel que comienza con la frase “La tierra nos está diciendo algo…es momento de escucharla”.

Por ello, grandes investigadores en el saber de síntesis ya se han dado a la misión –desde hace varias décadas- de ofrecernos mejores formas de COMPRENDER a la NATURALEZA (manifestación tangible de Dios) desde una perspectiva más epistemológica (análisis que aborda TODOS los factores determinantes para la comprensión más cabal de una realidad) entre estos sabios destacan en el mundo ecológico ejemplos como James Lovelock (‘creador’ de la hipótesis Gaia) y en el humanismo los Maestres Dr. Serge Raynaud de la Ferrière y Dr. David Juan Ferriz Olivares quienes traen nuevos conceptos en ecología y cuidado del medio ambiente anticipándose y completando la visión de Lovelock.

Así el Dr. Serge Raynaud de la Ferrière ilustra en 1957 (8 años antes que la hipótesis Gaia):

“Nada es estático y todo se encuentra en evolución… La vida es una vibración y es solamente la velocidad de las tonalidades vibratorias lo que hace la diferencia entre un árbol y el hombre. No obstante, aún en este mismo ejemplo, se pueden aproximar ambos, justamente por múltiples analogías: la raíz es el estómago, (raíces y raicillas), los quilíferos en el tronco donde se encuentran igualmente los glóbulos sanguíneos, las hojas son los pulmones y hasta los bronquios pueden verse en las nervaduras de estas. Esas semejanzas pueden repetirse en los diversos reinos, como ya lo sabemos. Así, igualmente los planetas son comparables al ser humano pues, por ejemplo la Tierra, inspira y expira gracias a las mareas de los océanos y los mares, ya que habría como diástoles y sístoles del agua durante las 24 horas. En fin, los ríos son la sangre de nuestro planeta y las capas minerales geológicas, sus nervios.”

“Por otra parte los Iniciados (www.magnanet.org) ven la Tierra como una entidad orgánica muy similar al ser humano, ella se nutre, respira, etc… como nosotros. Esas 4 grandes funciones son bien conocidas: a) absorción por el humus; b) división del alimento; c) transformación; d) excreción. Esa es una de las razones ocultas por la cual, cuando la tierra tiene demasiada hambre se producen cataclismos, revoluciones, guerras, a fin de satisfacerse de nuevo absorbiendo todos los cuerpos de esas víctimas.”

“Según estadísticas muy serias, las más recientes cifras medias de muerte se elevan a 97 hombres por minuto; de manera que mueren140.000 personas por día en nuestro planeta. Y aquí el simbolismo juega una vez más su papel.

Cuando se piensa que ese número redondeado a la centena podría contar 6.000 personas muriendo cada hora, lo cual daría 144.000 muertos en 24 horas, no se puede dejar de ir al Capítulo séptimo del Apocalipsis de San Juan, Vers. 3 y 4: “No hagáis mal a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos marcado con el sello la frente de los servidores de nuestro Dios. Y yo escuché el número de aquellos que habían sido marcados por el sello: ciento cuarenta y cuatro mil…” (Ver también Apocalipsis XIII, 1). En fin, según la opinión de ciertas sectas cristianas evangelistas, se trata de 144.000 que serán salvados. Y para ellos estos son, por supuesto, los miembros de su organización; aunque que se trata más exactamente de 144.000 personas muriendo en una jornada, lo cual ofrece un hermoso tema de meditación, muy distinto del predicado por personas ingenuas que toman a la letra lo que dice la Biblia en lugar de comprenderlo en Espíritu.”

Me llama poderosamente la atención esa advertencia Bíblica “no hagáis mal a la tierra, ni al mar, ni a los árboles…” pues es precisamente lo que hacemos todos los días (deforestación, matanza organizada de los animales, ganadería y pesca intensiva, etc.) siendo balanceado justamente esta desobediencia con los miles de muertos (y no ‘salvados’) en 24 horas.

Asimismo nos ilustra hacia un EQUILIBRIO en la concepción del calentamiento global (claro sin olvidar que nosotros acentuamos ese calentamiento con nuestros excesos materialistas):

“Sobre la cuestión de los Nevados que pierden sus casquetes de hielo es muy natural y un fenómeno en el cual generalmente no hay que buscar un hecho esotérico. La Tierra tiene una vibración calorífica sino desde hace años seríamos un ‘iceberg’…El hecho sucede en varias partes del globo y no es nuevo, hay cambios así y de toda índole para los cuales yo debería exponer en un libreto para explicar el asunto.”

“Sin embargo, piense en la Tierra como un Yoghi practicando el ‘tumo’ tibetano: la manera de concentrarse en la nieve y haciendo el calor interno al punto de secar manteles humedecidos con agua que se ponen sobre las espaldas y que hay que secar…”

“No puede olvidar los rayos electrotelúricos que laboran constantemente para mantener el equilibrio de la temperatura externa de la Tierra, pero se hace también en distintas épocas y en varias comarcas cada uno a su vez: la evolución del globo terrenal. El ‘GROENLAND’ (Groen= verde, Land= país) o país verde fue en su origen una comarca forestal, allí es al contrario lo que se produjo, igualmente que donde hay islas pasan al agua y nuevas tierras nacen en el océano…etc…”