González murió por una úlcera sangrante


carlos gonzales

Por: Lenin Quevedo Bardález

Este diario tuvo contacto con fiscales y miembros de la División de Investigación Criminal de la Policía Nacional del Perú, que llegaron hasta Lago Lindo con la finalidad de realizar una acuciosa investigación en la escena de la muerte de Carlos González.
“No encontramos restos de vómito, como tampoco alguna sustancia extraña al lado del lugar en el que falleció el empresario hotelero, por lo que no se puede descartar que se haya tratado de una muerte natural”, indicó nuestra fuente.
Asimismo refirió que luego de la necropsia de ley, tampoco se encontró restos de ninguna sustancia, sin embargo, enviarán a la capital de la República, algunos restos del cuerpo de Carlos González, extraídos durante la necropsia, con la finalidad de que se realice un examen más exhaustivo en la capital de la República, en donde se determinará si es que el empresario realmente murió por otras razones y no por causas naturales.
Cabe indicar que el día de su muerte, su hijo Rodrigo González, expresó a través de las redes sociales lo siguiente: “Quiero agradecerles desde el corazón a nombre de mi familia, las infinitas muestras de cariño en este momento en el que estamos devastados por la inesperada partida de mi padre. El certificado de autopsia indica que él murió de infarto”.

La necropsia
De acuerdo a la necropsia de ley, un shock provocado por una hemorragia sangrante digestiva alta, es decir, una úlcera sangrante, es la causa de la muerte del empresario Carlos González, informó el presidente de la Junta de Fiscales de la región San Martín, Fermín Caro.
El referido fiscal, indicó, no obstante, que el hecho de haber encontrado un litro y medio de sangre en su estómago y fuera de él, corroborarían la tesis del médico legista de que podría tratarse de un caso de envenenamiento.
Caro informó que esta hipótesis está en proceso de investigación, pues las muestras recogidas en el lugar fueron remitidas a laboratorios en Lima para los exámenes anatomopatológicos correspondientes que determinarán la presencia o no de sustancias venenosas en el cuerpo.
El historial clínico de Carlos González determinará si hay alguna explicación para el sangrado que se produjo y eso se podrá contrastar con los exámenes tomados.
“Por ahora manejamos la hipótesis de que pudo ser un infarto y no podemos adelantar ninguna causa fija. Eso lo determinarán los análisis de laboratorio que se van a realizar en Lima”, agregó.