Fecha: 14 de julio, 2017 - 4:40 am

El talento hacia una edad de paz

Es realmente maravilloso ver cada día más, hermosas noticias mostrando a niños y jóvenes verdaderamente talentosos aplicando su genialidad en la solución de las más diversas problemáticas de su entorno próximo y también a nivel mundial. Ejemplos abundan; me viene a la memoria el asombroso caso del joven BOYAN SLAT, que a sus 19 años, ingenió una técnica novedosa para limpiar los océanos del mundo con su proyecto “Limpieza de los Oceanos” (The Ocean CleanUp) consistente en “una serie de barreras flotantes, ancladas al fondo marino, en las que el plástico se acumularía gracias a las corrientes marinas. Una plataforma alimentada al 95% con energía solar lo extraería después, y finalmente se llevaría a tierra para ser reciclado. El sistema, asegura Slat, podría eliminar en 10 años la mitad de esa basura sin perjudicar a la fauna marina. Costaría además 33 veces menos que los métodos convencionales, los cuales tardarían siglos en hacer el mismo trabajo.” (Fuente: “El Mundo”). Asimismo los jóvenes mexicanos José Edmundo Balderas Castro, de 17 años; Israel Daniel Hernández García, de 18, y Aranza Meza Dorantes, de 17 años, creadores de plástico biodegradable a base de cáscaras de plátano quienes no dudaron en RECONOCER que este proyecto se basó en iniciativas previamente realizadas por la genial adolescente Elif Bilgin, una estudiante turca 16 años, que ha sido la ganadora del prestigioso premio “Science in Action” (Ciencia en Acción), patrocinado por la revista estadounidense “Scientific American”, al desarrollar un innovador método para producir plástico a partir de cáscaras de plátano.

Finalmente -sin agotar en lo más mínimo la gran cantidad de “casos” de talentos precoces- tenemos a Gino Tubaro, joven prodigio argentino (de 20 años) galardonado por el MIT (el Instituto de Ciencia y Tecnología más prestigioso del mundo) quien ya a sus 13 años(!!) diseñó “algo que solucionara un problema social” como el peligro de los enchufes eléctricos para los niños, creando una placa que suspendía la corriente automáticamente cuando alguien la tocaba; siendo ahora reconocido mundialmente por crear prótesis personalizadas para niños con discapacidad inspiradas en superhéroes haciendo que los niños sintieran que tenían una super-habilidad.
Esto último nos recuerda inmediatamente aquello que escribía el Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares expresando que en esta nueva

Era (Era del Saber, Era atómica, o –cosmobiológicamente hablando- Era de Aquarius, iniciada en 1948) se manifiesta el resurgimiento de “la experiencia prometeica, el don de compensar una inferioridad física con una superioridad intelectual, moral o espiritual; una consagración de la inteligencia superior a la conquista de una alta cima, así como a la búsqueda o investigación de las más altas manifestaciones.”

En efecto, la etapa cósmica que vivimos actualmente (y que durará aproximadamente dos mil trescientos años más) nos permitirá ver “in crescendo” y vertiginosamente, manifestaciones de verdadero talento hacia la PAZ, impregnando todos los mundos, ámbitos y dominios sociales, científicos, artísticos, filosóficos, educativos, culturales, terapéuticos, políticos, etc., reintegrándolos –aún sin ellos proponérselo conscientemente- a la prístina Dirección de la Sabiduría Tradicional -la Gran Tradición Iniciática (ver: www.magnanet.org) – de la cuál emanaron en sus orígenes, separándose grandemente de esa FUENTE durante la época anterior (Era de Piscis) predominando por ello el oscurantismo social general.

Así, comprendemos pues que el TALENTO que caracteriza las expresiones propias de esta era ha sido definido desde la Fundación ELIC-Escuelas Libres de Investigación Científica para Niños (fundada en 1977) a través de las enseñanzas de sus Fundadores y más altos Directivos como el Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares y sus Discípulos más avanzados los Maestros V.S.A. María Nilda Cerf Arbulú y José Miguel Esborronda Andrade, quienes puntualizan que:

“Primeramente es necesario establecer la diferencia entre talento y superdotación. El desarrollo del potencial en relación con la sociedad y el mundo que rodea al niño y a la niña es una característica fundamental de nuestra fundación ELIC-Escuelas Libres de Investigación Científica para Niños. No entendemos ‘talento’ como sinónimo de ‘superdotación’. EL TALENTO SE MUESTRA CUANDO EL SER HUMANO ENCUENTRA LA VÍA PARA UNIR SU POTENCIAL CON LAS NECESIDADES DE LOS DEMÁS; CON LA SOCIEDAD Y EL MUNDO QUE LE RODEA. La ‘superdotación’ sólo se refiere a una cualidad muy superior a la media que un niño o niña puede tener en cualquier área y que destaca en manera particular. UN NIÑO PUEDE SER SUPERDOTADO Y NO TALENTOSO SI NO TIENE LA POSIBILIDAD DE QUERER DAR UN SENTIDO DE TRASCENDENCIA SOCIAL A DICHA CAPACIDAD. Otro niño o niña puede tener una cualidad desarrollada en un nivel normal pero si encuentra la forma de dar trascendencia social a dicha cualidad entonces despierta el talento.”

Por ello, las actividades internacionales de esta noble Institución en 20 países de América, Europa y Australia a través de sus Instituciones Educativas, cursos y programas formativos, han constituido un notable impulso para implantar en los niños, jóvenes, padres de familia y docentes este espíritu del verdadero talento y solidaridad. Asimismo, a través de sus grandes Congresos Educativos, de los cuales será realizada este año una nueva “edición” con el NOVENO CONGRESO MUNDIAL PARA EL TALENTO DE LA NIÑEZ del 24 al 28 de julio en San Salvador, el Salvador; magno evento que convoca a grandes personalidades de la Educación, la Ciencia y la Cultura (informes e inscripciones en: www.elicnet.org) y en Tarapoto – Perú: cursos permanentes en la CASA de la CULTURA (Jr. Rioja 218) Cel. 986348866.