Fecha: 23 de mayo, 2017 - 3:10 am

Poder Judicial de San Martín no sentenció a nadie tras denuncias de NPC por delitos ambientales


GRAVE HECHO. No ayuda a luchar contra los transgresores

Neotropical Primate Conservation (NPC), es una institución que se encarga de realizar denuncias sobre el tráfico de animales silvestres en la Amazonía.

Acaban de elaborar un documento en donde dan cuenta del importante trabajo que han desarrollado y de los resultados del mismo. Allí indican que recibieron información sobre aproximadamente 179 casos diferentes de animales mantenidos en cautiverio, esta información fue transmitida a las autoridades mediante denuncias. En los casos en que la denuncia no fue atendida, se presentó nuevamente la denuncia a la misma u otra institución, entregando un total de 215 denuncias a las siguientes autoridades:

116 (54%) denuncias a la Fiscalías Especializadas en Materia Ambiental (FEMA); 54 (25.1%) denuncias al Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR); 12 (5.6%) denuncias a las Administraciones Técnicas Forestal y de Fauna Silvestre (ATFFS).

El 42% de las denuncias no resultó en ningún tipo de intervención. “Las autoridades no nos han informado de las acciones omadas en el 29% de las denuncias. El 28% de las denuncias resultaron en el rescate total o parcial de los animales involucrados, pero únicamente el 6% de todos los casos denunciados involucró una investigación fiscal”, indican. De estos, solo el 2% (4 casos) resultó en una sentencia penal, ellos son los siguientes:

En Loreto, una traficante profesional de fauna, que vendía animales vivos en el mercado de Belén, fue capturada en flagrancia vendiendo 20 animales. Ella recibió dos años y seis meses de prisión suspendida y mil ochocientos soles (S/. 1.800) de multa.

En Amazonas, una persona natural tenía un mono endémico y un loro en su casa como mascota. El infractor recibió 3 años y 8 meses de pena suspendida.

Un funcionario del ARA que fue denunciado por varios actos de arbitrariedad en sus funciones fue llevado a juicio por entrega irregular de animales silvestres a una persona natural, fue absuelto.

En Amazonas, una persona natural mantenía un oso de anteojos joven en su casa y causó su muerte durante el rescate. Recibió 3 años y 5 meses de pena suspendida.

El caso de San Martín
La región San Martín se ubica en el tercer lugar en cuanto se refiere a las denuncias realizadas por Neotropical Primate Conservation, lo que da cuenta de la incidencia de casos existentes; siendo sobrepasada por Loreto y Lima.

En la región San Martín, no se ha sentenciado a ninguno de los 31 presuntos infractores hasta el momento, lo que da cuenta de la efectividad que tienen los funcionarios del Ministerio Público y Poder Judicial.

Las conclusiones
En el resumen, el documento indica lo siguiente: Los resultados de este informe evidencian las deficiencias del sector ambiental para el control del tráfico de fauna. Estas deficiencias se originan principalmente con la actitud pasiva frente el tráfico de fauna por parte de las autoridades; interpretación errónea de las leyes, subestimación de la magnitud y severidad de los crímenes organizados de tráfico de fauna silvestre; tratamiento lento, superficial e ineficiente de las denuncias; mala atención al usuario; limitados recursos económicos, materiales y humanos; compleja e inadecuada legalización; muy pocas investigaciones fiscales y aún menos sentencias, y un alto número de entrega de autorizaciones de aprovechamiento, tenencia o cría de fauna a entidades no adecuadas. Todas estas deficiencias traen como consecuencia la incapacidad de las autoridades ambientales para atender las denuncias con prontitud y ofrecer una respuesta eficiente y drástica a esta problemática.