Fecha: 19 de Abril, 2017 - 5:16 am

El reino de la oscuridad

sinutopias

I

El Perú a diferencia de
Colombia, Ecuador, Brasil
República Dominicana, Chile
Panamá , incluso hasta
Venezuela, sus autoridades
judiciales determinaron
congelar y allanar las cuentas
y propiedades de Odebrecht,
por la justicia impecable que
exhiben, demostrando su independencia en la administración
de la misma. Mientras ellos
tratan de dejar precedente en sus respectivos países
castigando a esta empresa y a sus funcionarios de Estado, que permitieron ser coimeados
recibiendo grandes y
voluminosos millones
de dólares.

II

En el Perú, como quien dice aquí no pasa nada: la justicia
peruana no permitió que se
congelen ni se allanen las
cuentas y propiedades, al
contrario empezaron a cambiar jueces que vienen viendo casos
emblemáticos que están en
proceso de investigación, caso Toledo, García, Humala y pareja,
el mismo PPk.

III

Piensan los del ejecutivo y los
Influenciados del legislativo que no investigando a ninguno de los primeros mencionados… PPK, quedaría libre en el
escenario para continuar su mandato de presidente.

IV

Piensan los del ejecutivo y los influenciados del legislativo, que si todos los investigados son
hallados culpables y todos
terminan en la cárcel, dicen
equivocadamente que el Perú sería un mal ejemplo para el mundo financiero por el
descrédito de sus principales
autoridades que dicen que les
distingue las normas de los
“valores”, y en la práctica son
y hacen otra cosa.

IV

Piensan los del ejecutivo
y los influenciados
del legislativo no mover
un solo dedo más
para que los implicados
en el proceso de investigación
por el caso Odebrecht,
no llegue a un final
sancionador y condenatorio
a los implicados hasta
hoy conocidos.

V

Piensan los del ejecutivo y los Influenciados del legislativo, voltear la página y que todo
quede en borrón y cuenta nueva y a seguir predicando más y más
mentiras; más y más promesas, mientras el pueblo como una
barca pesada se hunde
más y más para siempre.

VI

La realidad del pensamiento
peruano es todo lo contrario: el pueblo se expresa que sería un certero precedente que los ex mandatarios se convenzan que por fin llegó la justicia para ellos, pero una justicia para ser acatada por una legítima batalla
condenatoria, para que nunca más piensen, que llegando a cualquiera de los poderes de gobierno, es para enriquecerse
a costa de los votos y
creencia humilde de millones de peruanos.

VII

Debe haber un punto de quiebre entre los que llegan al poder y el
pueblo que les permite esa llegada; un punto de quiebre
entre el poder judicial y el
gobierno, donde los jueces sean autónomos de verdad para
investigar y dirimir los procesos judiciales en investigación,
donde el gobierno de turno
no tenga ninguna injerencia, ni mucho menos infuencia de
obstaculizar los procesos
judiciales como viene pasando
con el actual poder ejecutivo que determinó un nuevo equipo de jueces para ver los casos
puntuales de las coimas
millonarias de los ahora
exfuncionarios que
direccionaron el país en estos
últimos tiempos de mala suerte
para los peruanos.

VIII

Los puntos de quiebre debe ser con todos los tres poderes,
ninguno de ellos debe ser
arrastrado, ni mucho menos
sometido por ninguno.

IX

El Perú y sus funcionarios no
tienen la madurez para estos puntos de quiebre. Estamos
llegando a extremos donde
ninguna función pública y
privada tenga actividades y
funciones intachables.
Y lo peor, el gobierno de turno en vez de ser el árbitro neutral en estos escándalos de
investigación, participa como árbitro a favor de la corrupción.

X

Con estos 14 nuevos Jueces, que lógicamente no harán un trabajo
judicial pulcro, ni mucho menos un trabajo sancionador,
estaríamos retrocediendo como
país donde reine la
impunidad, el desgobierno
y el reinado
de la delincuencia.