Analistas políticos consideran como “vientre de alquiler” al partido Vamos Perú


EN SAN MARTÍN

El secretario regional del APRA, Róger Montalvo Cáceres, y el representante del MAS San Martín, Dr. Rolando Reátegui Lozano, coincidieron en calificar como una mala praxis la empleada por el Partido Político Vamos Perú en San Martín para su participación en la elecciones que se avecinan, al catalogar la forma de su accionar como un “vientre de alquiler”, al ceder su organización a futuros aspirantes para una contienda electoral, así lo reveló el programa periodístico de los sábados Decisiones.

En los últimos días, se ha escuchado las pretensiones políticas de varios conocidos aspirantes para candidatos a municipios y gobierno regional en nuestro entorno, y ahora parecen ser cobijados en el partido en mención. Partido político, que para los analistas solo ha servido para ser prestado o alquilado a esos animales políticos con ansias de poder.

“Vientre de alquiler”, expresión que significa la utilización de un movimiento o de un partido político (pequeño) para lograr el anhelo de ganar unas elecciones, y que para los especialistas no contribuye en nada para el desarrollo de la democracia en la región y el país.

Al respecto el Dr. Rolando Reátegui Lozano, representante del MAS San Martín tiene una apreciación particular sobre el uso o alquiler de movimientos o partidos políticos que no presentan una estructura partidaria, considerando como oportunistas a los candidatos que utilizan esta fórmula para ser elegidos, al provenir estos aspirantes de otras agrupaciones políticas.

Por su parte, el secretario regional del Partido Aprista, Roger Montalvo Cáceres, resaltó que este tipo de proceder del Vamos Perú en San Martín al ceder su organización a “extraños” lo que hace es destruir la democracia y la institucionalidad de los partidos políticos que deberían ser fortalecidos.

Cabe mencionar que el accionar de Vamos Perú es enarbolado por el alcalde distrital de La Banda de Shilcayo, Ing. Luis Neira León, que defiende sus pretensiones y las del partido que ahora lo cobija indicando que persigue un ideal que no distingue camisetas políticas y pretende juntar a los mejores para lograr su anhelo político.

Finalmente, el ideal político y las pretensiones de Neira León y de los “dueños” de Vamos Perú serán muy cuestionadas y atacadas por los defensores de la institucionalidad de los partidos políticos en el país, que ya empezaron a darle batalla en un proceso electoral que aún se ve incierto, pero que ya empezó a calentarse.