Fecha: 15 de Marzo, 2017 - 4:47 am

Niño genio piensa mejor que un adulto

sinutopias

I
Un niño, acercándose al papá
le dice: yo, cuando sea grande
voy a ser presidente,
lucharé por mi patria:
el país no será el país de hoy;
lucharé por la educación
no será ya la nación de hoy;
el maestro que me formó
con vocación
seré la cosecha de hoy
mañana y siempre.

II

este es el programa que haré
cuando me instale
en el sillón presidencial:
convocaré una junta de sabios
para poner en acción
los siguientes puntos:
los jueces velarán
por una verdadera justicia,
no habrá cantidad de fiscales,
habrá un solo juez
supremo nacional
cada región tendrá
su juez supremo regional.

III

Los pueblos
dormirán tranquilos
porque cada delincuente
pensará dos veces
para ser delincuente
la junta de jueces
supremos regionales
emitirán una
primera sentencia
el juez supremo nacional
solo emitirá la resolución
como segunda
sentencia de condenación.

IV

Al archivo de la
historia pasará
lo que hoy sucede
con la justicia:
un juez condena
a un delincuente
otro juez absuelve
al mismo delincuente, y
continúa matando, violando
robando y secuestrando.

V

No habrá defensa
para la delincuencia,
el abogado será preparado
para defender a la sociedad
no a la delincuencia;
aquel abogado
que no honra su carrera
defendiendo a la sociedad
será juzgado
también como delincuente.

VI

No habrá las benditas
Coimas de hoy
porque las reglas
de la justicia
serán drásticas
duras y diferentes:
los hogares serán
como escuelas
de formación
y serán permanentemente
vigilados por un equipo
de nobles selectos.

VII

El gran resultado
pedagógico de esto es
que ningún niño en el país
se vaya cojeando
a las instituciones
de formación:
jugando en el jardín
ese niño aprenderá
a contar y leer hasta el fin;
jugando en la primaria
ese niño aprenderá
a contar analizando
a leer analizando;
jugando en la secundaria
el adolescente asumirá
compromisos estadísticos
compromisos de lectura
de todo el país.

VIII

El nivel superior
no será ya el gran
negocio como hoy:
el estudiante no pagará
absolutamente nada
sea estatal o particular
adiós a la riqueza ilícita
a costa de la educación.

IX

Cada estudiante hará
una carrera que le gusta,
serán los primeros candidatos
para ser autoridades de carrera
no autoridades
de improvisación como hoy.

XI

Estas revelaciones
de este niño de
pensamiento gigante
solo es el inicio
de un ambicioso plan futuro
para ser un presidente.
Como niño mira lo que pasa
en su entorno:
jueces que no hacen
una verdadera justicia,
políticos fugados que
se burlan de la justicia.

XII

Aquel niño sigue observando
lo que pasa en la sociedad
está totalmente dolido
porque la sociedad
fue tomado ya como rehén
por la delincuencia
que los jueces de hoy
por el contubernio
de las mafias
no quieren hacer justicia.

XIII

Aquél niño
aún es impotente
para poner en acción
sus planes de
gobernante futuro.

XIV

El papá se pregunta:
¿qué le pasa a mi niño?
¿Por qué sus pensamientos
demasiado prematuros?
¡Yo nunca hablé tanto
como viene
hablando mi niño!;
¡Yo nunca me
expresé fluidamente
como lo viene
haciendo mi niño!.

IV

Papá –le dice el niño-,
no digas nunca,
todo tiene su tiempo,
todo tiene su ley,
todo tiene su principio;
la ley
del principio y del tiempo
no será ya del pasado
cuenta a partir de hoy
hasta el futuro.