Fecha: 16 de Febrero, 2017 - 5:55 am

¿San Valentín o San Amantín?

conaromaycafe

Mientras la mujer monta una escena con el marido para explicarle por qué está desnuda en la cama y sola, el pobre hombre escondido en el armario ruega no ser descubierto. Para ellos, no hay nada mejor que la clandestinidad, su amor es compartido, ilegal, fugaz y pasional. Un día antes de San Valentín, los amantes disfrutan de sus propias celebraciones, demostrando que el Día del Amor no les quita el sueño.

¿Con quién se gasta más? ¿Con la amante o con la firme? Los regalos más sonados para la novia o esposas, son las rosas, los chocolates, una salidita al cine o una cena. La amante recibe algo más sofisticado, como perfumes y lencería para estrenar en la pasión del encuentro íntimo de la noche. Es decir, consienten más a la amante de turno.

Vivimos en una sociedad inclusiva y nadie se debería sentir rechazado y olvidado. Tal vez sea por esa razón que nació “San Amantín”, una celebración que ofrece un antojito previo en vísperas del Día del Amor, una excusa perfecta para que sin roche los infieles hagan su aparición.

Es 13 de febrero y tu amado te llama por teléfono y justifica no poder verte porque está muy ocupado y quiere dejar todo listo para San Valentín.

Tú, inocentemente piensas que tendrás la mejor sorpresa por ese día tan sublime de amor, pero no es así, esa noche él festejará por adelantado en una suite con otra.

“No podré llegar a casa a tiempo porque trabajaré tarde”, “Iré al gimnasio”, “No me esperes despierta”, “Iré a escoger una sorpresa para ti”, “Quiero desocuparme hoy para que mañana sea todo tuyo” ¿Se te hacen familiares estas frases?

De acuerdo con una encuesta realizada por el sitio web AshleyMadison.com a 3,853 hombres de Gran Bretaña, se reveló que el 71% de los usuarios celebran este día con su “otra” media naranja un día antes de San Valentín. Según el estudio, el 42% reserva la habitación de un hotel para el 13 de febrero y el 35% sale a celebrar con su amante a un bar antes de llegar a su casa.

Cada 13 de febrero se celebra el Día del Amante, los hoteles se saturan por la alta demanda de aquellos amantes secretos, es un día de suerte para hombres y mujeres infieles que están buscando algo de satisfacción por otros rumbos. La infidelidad no hace una pausa en el Día de San Valentín, esta es la fecha en el año en el que se da las más altas cifras de infidelidad.

En el Día del Amor, la felicidad llena el ambiente en una jornada dedicada a los sentimientos más nobles y empalagosos. Es el día para estar con la pareja y celebrar a lo grande. El o la amante no tiene cabida el 14 de Febrero, lo mínimo a lo que puede aspirar es a re.cibir una llamada telefónica rápida, pero eso no le importa, tuvo su recompensa la noche anterior, sí señores, la amante celebró su relación en “San Amantín”.

Así de justo es el mundo, todos tienen su día para festejar. A partir de este día del infiel, los amores de contrabando cuentan con su momento para poder festejar en la clandestinidad, justo 24 horas antes del “Gran Día del Amor”. Parece que para engañar no hay día de los enamorados que los frene, ni cupido que los amenace con flechas encantadas.

Así que ya lo saben, si el 13 de febrero su pareja “tuvo una reunión de trabajo hasta tarde” o “su mamá se enfermó del estómago” ¡DUDEN!, porque de seguro “San Amantín”, el patrón de los infieles, anduvo rondando por ahí…