9 pasos para tener pies bonitos

 9 pasos para tener pies  bonitos

pies hermosos

Cuidados para la piel y lograr unos pies bonitos a través de pedicure, hidratación y remedios caseros.
Por eso aquí te presentamos 10 pasos para pies bonitos de una forma sencilla, fácil y desde la comodidad de tu casa.
1. Consiente tus pies. En un recipiente con agua caliente, coloca tus pies por 10 min añade sal o aceite esencial para ablandar las asperezas es el primer paso para lucir unos pies bonitos. Después de ese tiempo seca tus pies.
2. Retira asperezas. Con ayuda de una piedra pómez o un quita callos elimina las durezas, callosidades y suaviza los talones para lucir unos bonitos pies.
3. Lima las uñas. Después de eliminar las asperezas, lima las uñas en forma cuadrada sin dejar picos, su están muy largas cortas sin dejarlas muy cortas, para evitar que se entierren y así lucir por más tiempo uno bonitos pies.
4. Cutícula. Con un palito de naranjo empuja las cutícula hacia atrás luego, con un pequeño cepillo mojado repasa el área donde tu uña se encuentra con la piel.
5. Humecta tus pies. Para que los pies se vean bonitos es necesario que estén humectados, para ello aplícate una cantidad generosa de tu humectante para los pies o crema de tu gusto dejando que se absorba.
6. Masajea tus pies. Los pies son nuestro vehículo diario por eso es necesario consentirlos de vez en cuando, por eso unos pies bonitos necesitan de un masaje, aplica aceite esencial o crema humectante y empieza del talón hasta llegar a los dedos.
7. Pinta tus uñas. Aplica una capa de esmalte de base, dos capas de esmalte de color y finalmente una capa de esmalte para terminar: tus uñas lucirán brillantes y pulidas, que darán como resultado unos bonitos pies.
8. Zapatos apretados. Evita a toda costa usar zapatos que lastimen tus pies, lo recomendable es usar zapatos cómodos en los que tus pies quede perfectos sin sentirlos apretados, no solo es recomendable para unos pies bonitos, sino para consecuencias futuras.
9. Andar descalzo. El mejor ejercicio es andar descalzo, en la playa, el suelo de casa o el césped, es un magnífico masaje para unos bonitos pies.

Continúa leyendo