Patada de Mula

 Patada de Mula

El paro convocado por el Frente de defensa de los intereses de Moyobamba el último 25 de abril tuvo éxito, pues “el cierra puertas” fue total y un promedio de 5 mil personas llenaron las calles de la ciudad y gritaron a voz de cuello en contra del gobierno regional y la municipalidad. Creo que el Presidente Villanueva y el Alcalde Mardonio del Castillo tienen que saber escuchar las amarguras de todo un pueblo, al margen que los políticos y politiqueras quieran llevar agua a su molino.

El paro ha sido “contundente”, aunque muchos no han visto con buenos ojos que se una a la protesta la alcaldesa de Tocache que ha venido desde su lejana ciudad en camionetas 4 x 4 pagadas no se sabe por quién, dejando cientos de problemas en su localidad. No olvidemos que a ella también hace poco le cerraron las puertas de la municipalidad con un paro de 24 horas y la Contraloría le ha encontrado serios indicios de corrupción.

El candidato para reemplazar a Villanueva en el próximo proceso electoral que se avecina, Manuel Aguilar, viene recorriendo todo el departamento y regalando sonrisas, además de sumarse a toda protesta que sea en contra del Presidente Villanueva. Según acuciosos investigadores don Manuel ya tiene periodistas asalariados para su campaña y ha entregado espacios políticos en su canal de cable, con el asesoramiento de don Sandro Rivero por supuesto.

Y hemos visto en una revista regional una denuncia sobre autoridades que no pagan sus impuestos a la Sunat, entre ellos nuestro alcalde Walter Grúndel y el burgomaestre de Saposoa, Fernando Grández, el Gobernador y el Administrador del Gobierno Regional, Juan Villacorta, que administra el mayor presupuesto de la región. Ya pues, no sean conchudos y paguen de una buena vez sus impuestos y den ejemplo a los pobladores.
Y no pasa nada con las investigaciones de los supuestos falsificadores de cheques y documentos en el gobierno regional, que cobraron su buen billete y siguen en sus trabajos como si nada hubiese pasado. La “doctorita” de Abastecimiento no dice nada y sigue con su mal genio, mientras que el “tío Juan” se ríe de todos, porque tiene el aval del número 1. Así dicen en los corrillos del gobierno regional con sede en Moyobamba.

En el PEAM los sindicalistas están más que felices, pues los dirigentes han logrado que los “trabajadores nombrados y de confianza”, no importa que sean “sospechosos de los escándalos en esa institución” hayan regresado a sus puestos para amarrar todo de nuevo y preparar el regreso de su verdadero jefe Miguel Alegría. Una pena por el ingeniero Oswaldo Jiménez que se haya dejado “manipular” por un grupillo que hace lo que le da la gana en dicho proyecto. Que viva el APRA…!!!

Y hasta que por fin, don Fredesgundo Chávez tiró la toalla y se fue una vez más con su mediocre equipo y su entrenador de pacotilla a jugar a Moyobamba, aunque esta vez no se fue despotricando. Si don Fredy quiere que la afición vaya al estadio tiene que contratar un buen entrenador y ganar sus partidos con futbolistas profesionales y que suden la camiseta. Mucha suerte de todas maneras y no cobren entradas exorbitantes a la afición.

Continúa leyendo