El barrio (II)

 El barrio (II)

Remembranzas
Pedro Emilio Torrejón Sanchez

Del otro lado del jirón Leguía, primera cuadra, estaba el negocio del señor Guzmán. En los altos se encontraba el consultorio del dentista don Paco Jorge, que extraía nuestras muelas patachas. Después venía la casa de la familia Documet : ellos eran altos (changasapas) y flacos, nosotros les decíamos Los Flacomet. A continuación venía la casa de Kike Durango, su papá nació en Chachapoyas y era notario en Tarapoto. Después estaba la familia de Robin Reátegui, que en ese entonces alquilaba la casa que se ubicaba entre la familia Durango y el negocio de don José Mesía López. Don José Mesía tenía una tienda enorme. Pegado al negocio de don José vivía don Roberto Chong : tuve como amigos a Ernesto Neco, Juan Carlos Juancho (nuestro ingeniero), Marina (estudié un año con ella en el colegio Ofelia Velásquez en 1976), Jorge Chín-Chín, Edwin…con los otros hijos mayores no tuve más contacto. Todos los miembros de la familia Chong son buena gente, pero recontra reservados. Después de la familia Chong el señor Martínez (hijo) tenía un negocio de telas. Su papá, que ofrecía cositas al exterior del Mercado Central, don Panchito Martínez, al vender las bombachas para las mujeres, decía : « Jaulitas, jaulitas…compre jaulitas para las palomitas ».
Continuando la Leguía, segunda cuadra. Doña Shoquito tenía su negocio, Bodeguita Mayer. Luego había un salon de corte de pelo, mixto, de don Jorge Rojas Vásquez y de doña Yda Victoria Pérez Pinedo : sus hijos Edgardo y Pepe fueron y son mis amigos. Después venía el hostal y la casa de don Reynaldo Bartra, propietario casi de media manzana. Luego venía la propiedad y el hostal del papá de Rolando Bartra. A continuación habían dos casas una de las cuales era de don Teocho García con doña Blanca Cruzalegui, la otra no me acuerdo quien era el dueño. Después, venía la casa del amigo Abiúd. Y para terminar la cuadra, la casa de don Juan Isaias Tuesta, intersección entre Leguía y Alfonso Ugarte (la familia Tocuyo) : me acuerdo de Lucas, Fina, Lucho, Juanito. Al frente de los Tuesta, estaba la familia Chú Bardalez : Jorge, Juan, Lucho. En el terreno de los chú había un molino de arroz enorme. Nicolas Salinas Rojas, hablando del molino, me dijo : « No sé si el molino era de don Napoleón o de su hermano Fermín…pero yo recuerdo que era un solar muy grande y el molino ni se diga ». Un poquito más arriba de los Chú, vivía El Tuco Bayano. Y al frente de la morada del Tuco, estaba la casa del Negro Castro : él siempre estaba en ushutas y sus hijos con zapatos de plástico (siete vidas). Kike y Vitocho Hildebrandt vivían en la primera cuadra de Alfonso Ugarte, sus padres tenían un hotel.
Carlos Chú tenía una enorme casa que se podía entrar sea por la primera cuadra de Castilla, sea por la primera cuadra de San Martín. El papá de Carlos también se llamaba Carlos y era periodista. Bajando de la casa de Carlos hacía la propiedad de mis padres, doña Panchita Navarro (esposa de don Ñatita) tenía un negocio de venta de periódicos y de revistas. Luego, estaba el negocio del papá de Sindulio y Sergio Chú Chong, un chino chino, de verdad…me quedaba sorprendido cuando le veía leer el periódico en caracteres chino : idiogramas incomprensible para el niño que era en ese entonces, para mí era complicado, era chino. Venía después la librería de Crescencio Ruíz, antiguo empleado de la librería de mis padres (la librería de mis progenitores se llamaba La Oriental, como la imprenta, y estaba ubicada en la primera cuadra de Martínez de Compañón, al costado de la Botica Inmaculada, de don Lucas Reátegui o al frente de la casa de mi tío Víctor Philipps). Continuando hacia mi casa, había un taller técnico para reparar radios El Atomo, el propietario tenía tres hijos (dos varones y una niña), uno de ellos, Norberto, murió trágicamente en un accidente de tránsito cuando tenía aproximadamente diez años.
Don Alcalá Zamora y familia vivían en una casita al costado del Parque Inguiri. Don Alcalá estaba casado con doña Victoria Reátegui y tenían, en ese entonces, tres hijos : Moisés, Carlos Martín y Lucy. (continuará)

 

 

Continúa leyendo

2 Comentarios

  • No te olvides de una muchacha llamada Eva, que era hija de un comerciante del Parque Inguiri, era una muchacha berraca, recia pero tambien simpatica ….!

  • jEJ, JE, Cual habra sido Eva…no logro recordar……si me acuerdo de este incidente de Norberto hijo del dueno del taller Atomo….se podria decir que era contemporaneo nuestro

Los comentarios están cerrados.