sábado, enero 22, 2022
spot_img

Gastos de guerra, gastos inútiles

 De tinta y papel

Por: Luis Ordóñez

Otra vez Andrés. Y esta vez, una vez más, los parlamentarios moyobambinos, Aldo Bardález del fujimorismo y Esther Saavedra del nacionalismo, fueron protagonistas de un reportaje en la televisión nacional, por no pagar sus impuestos a la SUNAT. Una vergüenza, porque el primero, les retiene a sus trabajadores el pago de su seguro social y no paga al seguro y encima debe sus impuestos y la segunda, a pesar de estar en un régimen donde el pago es mínimo tampoco paga y no está al día y figuran en la lista de cobranzas coactivas. ¿No deberían ser el ejemplo como representantes del pueblo? Los sanmartinenses otra vez seguimos molestos, porque estamos cansados de las burlas y de los bailes del caballo.

Y no solamente son los parlamentarios, pues una revista regional, ha publicado una investigación de los regidores de la comuna moyobambina, donde hasta el propio alcalde, están comprometidos con rendiciones de viáticos escandalosos: la come pan, la come banquete, el come arroz y claro, las declaraciones juradas de comilonas y pasajes para rendir viajes que no tienen sustento ni beneficio para el sufrido pueblo de Moyobamba, que tiene que sufrir más bien “los huecos” y el desorden de sus calles en pleno centro de la ciudad.

Los moyobambinos de verdad están más asados que pavo en navidad, porque a estos escándalos municipales, con un alcalde cada día más pedante, según los propios comunicadores sociales, se suma la vergüenza del puente Motilones y el embarcadero Tahuishco, obras no culminadas que se encuentran paralizadas por la desidia del gobierno regional y encima hay una obra, como el agua y desagüe de Jepelacio mal hecha y en todas estas obras, según los investigadores, está la mano del funcionario Miguel Alegría Cárdenas, quién ya no vive en San Martín y que no ha sido investigado por nadie.

Por todos estos hechos, el Frente de Defensa de los Intereses de Moyobamba, FEDEIMAN, ha decidido convocar a un paro de 24 horas para el próximo 25 de abril y donde han asegurado su participación todas las organizaciones sociales y barriales en contra del abuso al histórico pueblo. A ver que nos dirán en estos días, don César Villanueva y don Mardonio del Castillo.

En el PEAM, la institución que tiene en este segundo período de Villanueva, más denuncias escandalosas de corrupción, los “antiguos trabajadores nombrados” que tienen que ver mucho con el señor Miguel Alegría, vienen presionando al nuevo gerente general, ingeniero Oswaldo Jiménez Salas, para retornar a sus puestos, como si ellos tuvieran dueños. Uno de ellos está haciendo cuestión de estado para volver a ese lugar donde es conocido por los amarres y amadores, al que está acostumbrado. ¿Hasta cuándo seguirán los pillos haciendo lo que les da la regalada gana en esta institución? ¿Y el sindicato? Acomodos y acomodos. Dicen que en el PEAM ahora está de moda el aproamazonismo.

Los fujimoristas presionan al gobierno de Humala para que se pronuncie de una vez por el indulto. El comandante de una vez por todas debería decIrles que NO. Que Fujimori no puede ser beneficiario de un indulto humanitario porque no tiene una enfermedad terminal y porque es un sentenciado por delitos de lesa humanidad. El chino está en una cárcel dorada por asesino y por ladrón. Debería estar en Lurigancho o en Piedras Gordas.

El cura Cipriani cuando no, quiere también que indulten a su amigo Fujimori, y este pedido lo ha hecho con su sotana y con su cargo eclesiástico. Debería pedir eso sin sotana, sin su cargo de cardenal y más bien, con su vincha fujimorista. Que Dios le perdone.

Artículo anteriorPortada 02-03-2013
Artículo siguientePatada de Mula

Artículos relacionados

Mantente conectado

3SeguidoresSeguir
1,750SeguidoresSeguir
- Advertisement -spot_img

últimos artículos