lunes, junio 27, 2022

Moyobamba y El Avispa Juane

Visitar Moyobamba es siempre emocionante. Estar en Moyobamba es respirar tradición, historia, afectos. Llegar a Moyobamba, desde Tarapoto, observando el apacible discurrir del río Mayo pareciera verse la tranquilidad, la abulia y el aburrimiento como los de esos empleados públicos nombrados próximos a jubilarse. Es que esta ciudad es la tierra de la reflexión y la ensoñación, solamente rota cuando nos encontramos en el jirón Alonso de Alvarado, llena de tiendas y que en cierto momento adquiere un dinamismo tremendo. Pero el río Mayo nos da sorpresas y de eso ya trataremos en otra crónica.

Visitaba Moyobamba con más asiduidad cuando era presidente del Gobierno Regional el ingeniero Gonzalo Villavicencio Aguilar, en los años noventa. De este modo pude hacer amistad con esas personas extraordinarias que son Manuel Augusto Laínez Guerrero, un modelo de integridad; Eduardo Pinedo del Águila, Luis Alberto Villavicencio Suaznabar, entre otros valiosos ciudadanos. Eran los años del Fondo de Desarrollo Agrario (FONDEAGRO), donde cumplimos una función con sinceridad y transparencia, pero, que, a pesar de todo, no nos libra de la mala fe, la desconfianza, los prejuicios y del tremendismo y la perversidad de quienes jamás entendieron el rol que cumplimos.

He escrito mucho sobre Moyobamba y su gente y de sus barrancos; de ese espíritu y de auténtica peruanidad, cuando representó la continuidad de esta patria; esta Patria donde los miserables políticos y sus ayayeros parecieran querer destruirla solo para defender intereses dentro de un mal concepto del crecimiento económico y el falso emprendedurismo.

Pero, últimamente, otra emoción especial me inunda al estar en Moyobamba, además de visitar la sede de la Dirección Regional de Cultura, dirigida con capacidad y acierto por el periodista Luis Alberto Vásquez Vasquez, en cuyos archivos se guarda el invalorable acerbo de la historia de Moyobamba y de la región. Me refiero al Restaurante Típico “El Avispa Juane”, un lugar emblemático en el campo de la culinaria y el buen comer y donde degustará el Avispa Juane (o Juane Avispa) el plato más tradicional de Moyobamba y el Alto Mayo. El avispa juane es el juane (tamal) que se prepara con arroz, carne de cerdo molida y otros ingredientes. La incorporación de la carne del chanchito le da esa estructura especial que le asemeja al caserón de la avispa, como es la huairanga, un gigante himenóptero cuya picadura es temible.

Te puede interesar:  ¿BAILAR ES BENEFICIOSO PARA EL ORGANISMO?

El restaurante “El Avispa Juane” es de larga tradición –casi cincuenta años–. Sus creadores, la pareja constituida por David Mori Guzmán y Mercedes Rojas Díaz, le transmitieron un encanto especial. Su actual administrador, David Segundo Mori Rojas, hijo de la pareja, nos atiende con bastante esmero y siempre tiene para los clientes una sonrisa franca y amable, como es la atención general del servicio, especialmente de ese menú, que nos recuerda a esas comidas en familia, como las de antes. Mi reconocimiento a “El Avispa Juane”, donde encuentro paz y afecto al momento de almorzar. Y si usted es amigo mío y quiere invitarme, por favor, que sea en “El Avispa Juane”, de Moyobamba. (Comunicando Bosque y Cultura).

Artículos relacionados

Mantente conectado

33,019FansMe gusta
3SeguidoresSeguir
1,804SeguidoresSeguir

últimos artículos