23.8 C
Tarapoto
viernes, enero 21, 2022
spot_img

Nuestros alcaldes: jugando los descuentos

A falta de un año para que los gobiernos locales terminen sus gestiones podemos sacar en claro lo siguiente: casi nadie los recordará porque no han tenido interés para entregarnos ciudades o espacios territoriales amigables. Y no es que hayan carecido de capacidad, porque la casi mayoría son personas que tienen instrucción superior. Porque hay alcaldes, desde ingenieros, arquitectos, maestros y de otras profesiones, pero todos han tenido la característica común que es el de no haber tenido visión y voluntad para gobernar pensando en la gente y en el futuro de los pueblos. Algunos alcaldes se han caracterizado por haberse escondido dentro de sus silencios y no haber tenido corazón y generosidad para atender nuestras demandas, como el alcalde de mi distrito, por ejemplo.

Pero los gobernantes no gobiernan solos porque ellos deben liderar equipos competentes y que sean fortaleza de sus gestiones.  Cuando un alcalde se presta al juego del ayayerismo es porque se ha dejado ganar por la mediocridad y el oportunismo de su séquito. Cuando un alcalde no sabe escuchar y se escucha así mismo, con la gente del entorno diciéndole que está bien lo que hace, ya puede estar seguro que su breve biografía política no tendrá páginas que resalten sus obras.

Todo parece indicar que estos cuatro años que pasen –y estamos en el tercero—solo serán el ejemplo del fracaso, a no ser que, haciendo gala de carácter y personalidad, convoquen a gente que les sepan orientar recogiendo el clamorde la ciudadanía, porque no han tenido capacidad para priorizar entre lo importante y lo urgente. Por ejemplo, al alcalde de mi distrito, Hugo Meléndez Rengifo, le he dirigido comunicaciones de todas las formas… y ¡nunca se da dado por enterado! ¿Y por qué nunca nos ha respondido el alcalde Hugo Meléndez? ¿Qué le impulsó a nunca dárnosla? ¿Querer menoscabar nuestra autoestima y ´jorobarnos´ intencionalmente? O, de repente, ¿sus asesores le han aconsejado que su mejor respuesta es el silencio? Su silencio, tal vez, sea el modo de decirnos cómo entiende la política y las relaciones humanas.

Te puede interesar:  CALENTAMIENTO GLOBAL: DILUVIO DE FUEGO

Los alcaldes, son quienes “están más cerca a la gente” y gestionan del desarrollo de sus territorios, pero podemos darnos cuenta que a falta de un año de dejar sus cargos no han llegado aún a comprender sus roles, porque nunca están en los eventos trascendentes. Los alcaldes provinciales nunca participan en las reuniones del Comité de Gestión Regional Agrario (CGRA) que es el espacio de articulación de los tres niveles de gobierno. Si lo hubieran entendido se podría haber avanzado formidablemente articulando las políticas nacionales, regionales y locales, en los aspectos ambientales, agrarios y educativos. ¡Se hubiera hecho la revolución! ¡Es que los alcaldes no conocen lo que son las políticas públicas! Ni que fueran analfabetos.

Probablemente otros cuatro años perdidos. ¡Es la misma historia de siempre…que se repite! [Comunicando Bosque y Cultura].

Artículos relacionados

Mantente conectado

3SeguidoresSeguir
1,749SeguidoresSeguir
- Advertisement -spot_img

últimos artículos