domingo, enero 23, 2022
spot_img

Orlando Zagazeta, el liberador de animales salvajes

Estoy casado con la naturaleza, es una mujer fascinante, encantadora, cruel, bondadosa, que se llama Selva y su apellido es Naturaleza, celebra su matrimonio con ella, hasta que la muerte los separe. 

No es su trabajo, es su modo de vida. Está pendiente las 24 horas de sus huéspedes salvajes rescatados del hombre para intentar liberarlos a su hábitat natural. Orlando Zagazeta Riege, el guardaparque más popular del país, se separa de ellos por algunas horas cada fin de mes por otros motivos específicos. 

Cada 6 de diciembre se conmemora el Día del Guardaparque Peruano para reconocer a las mujeres y hombres que dedican su vida a proteger alguna de las 75 Áreas Naturales Protegidas (ANP) del país. Sin una ley que los ampare como profesión, los guardaparques en el Perú y muchos otros países son objeto de discriminación laboral con sueldos bajos, horas extras no reconocidas, sin vacaciones, entre otras limitaciones. 

Se les exige mucho cuando se les ofrece tan poco. Deben enfrentarse a la minería ilegal, tráfico de especies, tala ilegal, caza furtiva e invasiones en las ANP, expuestos a situaciones peligrosas y potencialmente mortales, pero no cuentan con seguros de vida y contra accidentes, y carecen de equipos adecuados de seguridad.  

Orlando Zagazeta, desde el año 2009 es responsable de la fauna silvestre en el sector Tamushal, en la zona de amortiguamiento del área de conservación regional Cordillera Escalera de la región San Martín, que administra el Proyecto Especial Huallaga Central y Bajo Mayo, dependencia del Gobierno Regional.  

Con el paso de los años se ha convertido en un centro de manejo de fauna para su readaptación a su hábitat natural. Recibe a investigadores y estudiantes nacionales y extranjeros para desarrollar estudios en animales y plantas. Se llega al campamento caminando un promedio de hora y media desde la ciudad de Tarapoto. 

Te puede interesar:  “RÚSTICA” FUE CLAUSURADA POR CONTAMINAR LAGUNA DE SAUCE

Llegó a su actual centro de labores por un proyecto de creación de zoocriaderos de sajinos, que no prosperó y terminó como manejo de fauna en áreas de conservación. Este campamento es el único lugar de repoblamiento de sajinos en Sudamérica. También ha liberado chosnas, coatíes y pelejos (osos perezosos). 

Las especies que llegan son variadas, en su mayoría recuperados por la Policía Forestal en operativos o denuncias de personas preocupadas por su condenable condición. 

-No tengo que ser sicoanalista para darme cuenta que esos animales tienen unos traumas terribles. Mi trabajo consiste en desestresarlos y hacer que el animal se desarrolle en el medio ambiente –se alienta. 

Centro de investigación  

Con más 70 años a cuestas, persigue el sueño de crear un centro de investigación en el lugar, con señal de internet para mostrar el día a día con los animales, intercambiar experiencias con otros centros de refugio o reintegración de animales. Los estudiosos visitantes encontraron con extrañeza que los animales de Tamushal no tienen parásitos. 

Se necesita un laboratorio, una enfermería, una oficina y otros ambientes que brinden las condiciones adecuadas a los estudiantes y profesionales –detalla su proyecto. 

En el lugar, la primatóloga Paloma Corbí realizó una investigación el 2016 para ONCA, Organización para los Nativos y Conservación de la Amazonía de Bolivia, que tituló “Manual de enriquecimiento para primates cautivos en el proceso de rehabilitación”. Al siguiente año presentó un inventario sobre especies residentes, dietas y comidas, manejo y seguimiento en el bosque de los animales. Profesionales y estudiantes de la facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Complutense de Madrid realizan pasantías en el lugar.  

Te puede interesar:  Corte de tendido de fibra óptica dejó sin servicio de telefonía e internet en San Martín

El día a día de Orlando  

Limpia temprano las grandes jaulas de los animales recibidos que presentan problemas de convivencia. Pone ceniza todos los días para evitar los malos olores. Cada dos días les da microorganismos y hojas que son parte de su dieta diaria. A las tres de la tarde limpia nuevamente las jaulas de los monos. A los animales nocturnos los atiende a partir de las siete de la noche. Se levanta a las dos de la mañana a realizar un recorrido. “Es la hora más pesada, cuando aparecen los depredadores. He sacado varias veces shushupes”, se refiere a la temida serpiente venenosa de gran tamaño. Si llueve en ese horario, debe llenar el tanque de agua. A las cinco de la mañana prende su radio favorita, RPP, para escuchar las noticias, hasta un cuarto para las seis cuando vuelve a salir. 

-Siempre estoy en movimiento. No paro –resume su ritmo de trabajo diario. 

Figura mediática

Pese a estar alejado de la ciudad es un hombre mediático. Su figura se expone en cuentos, polos, es imagen de una asociación protectora de animales, protagoniza variados reportajes en medios escritos y televisivos, así como murales que glorifican su labor. Es un ídolo de la legión de conservacionistas y animalistas. Zagazeta es una marca. 

Radio Programas del Perú, en el programa para noctámbulos, De la noche a la mañana, fue la estrella al charlar con mucha gente; otro programa, Así es mi tierra, de la prestigiosa cadena radial, lo catalogó de Tarzán, y le otorgó su reconocimiento con el premio Integración en el rubro Personalidad; televisoras extranjeras, nacionales y locales lo catalogan de héroe en sus informes o documentales. El canal de televisión del Estado en su programa turístico Reportaje al Perú, también lo visitó, otra reportera de la revista semanal Somos del Grupo El Comercio, destacó su labor. La autora Katia Yoza, fascinada por Orlando, escribió ocho cuentos ilustrados de sus anécdotas decorados con elementos de ficción, con títulos como La mona que se acordaba; Mery, la nutria juguetona, El murciélago chismoso y el pelejo. 

Te puede interesar:  VOX POPULI

Orlando Zagazeta es una persona amable, conversadora, convencida de lo que expresa, apasionada por lo que hace. 

Estoy casado con la naturaleza. Es verdad. Es una mujer fascinante, encantadora, cruel, bondadosa, que se llama Selva y su apellido es Naturaleza –celebra su matrimonio con ella, hasta que la muerte los separe.  

USTED DEBE SABER: En una encuesta global realizada por WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza) el 2019 sobre las condiciones de trabajo de los que resguardan la biodiversidad del mundo, demuestran la necesidad de que los gobiernos mejoren la calidad de vida de los guardaparques. El 63% considera que sus esfuerzos no se ven recompensados por las organizaciones para las que trabajan. 

Artículos relacionados

Mantente conectado

3SeguidoresSeguir
1,751SeguidoresSeguir
- Advertisement -spot_img

últimos artículos