martes, mayo 17, 2022

Ya es hora que los funcionarios públicos entiendan, acaten y nos den mayor cabida.

Por: Fernando Rubio Del Valle  

-Conservacionista- 

… Respecto del mandato constitucional que en su artículo 66 señala que «los recursos naturales son patrimonio de la Nación» (no del Estado), y que la Nación está conformada – también- por nosotros los ciudadanos, por nosotros los «administrados». 

Y que si bien el Estado – también por mandato constitucional establecido en el mismo artículo 66 – es «soberano en su aprovechamiento» (y por extensión en su administración), los funcionarios públicos comprometidos en las aludidas materias y labores, deben tener presente y acatar que la Constitución en su artículo 68 señala que «el Estado está OBLIGADO a promover la conservación de la diversidad biológica». En consecuencia, que sus actos administrativos (y también legislativos), por más soberanos que sean, deben necesariamente estar subordinados al mandato constitucional de PROMOVER LA CONSERVACIÓN DE LA BIODIVERSIDADantes que a «facilitarles la tarea administrativa» habida cuenta de sus falencias institucionales, o a«mantener la cosa bajo aparente control» -en el papel – cuando en el lugar de los hechos, los recursos naturales y la diversidad biológica, están siendo seriamente afectados. 

Y termino señalando que no pretendo que los funcionarios, cuales magos, echen mano de una varita mágica que no existe, ni cuales «bonzos» se inmolen por la causa y terminen con problemas administrativos, judiciales o penales; pero sí que en todos los niveles -empezando por el más alto pero también por el que está en contacto con el directo usuario- se haga una reflexión sobre la situación real actual, y la falta de cumplimiento de los mandatos constitucionales en relación a la conservación de la biodiversidad y a la injerencia del ciudadano y del administrado en esta materia crucial, en tanto también se trata de NUESTRO patrimonio; y entonces de la necesidad que hay de buscar fórmulas innovadoras y creativas para que se eleve el nivel de cumplimiento de este gran objetivo mandatorio para el Estado. Estoy seguro que ciertos estamentos de administrados tenemos algunas ideas al respecto. Concesionarios de conservación y similares, buenos manejadores del bosque, titulares de contratos de administración de ANP y titulares de ACP, entre otros: ¡Presente! 

Artículos relacionados

Mantente conectado

32,856FansMe gusta
3SeguidoresSeguir
1,795SeguidoresSeguir

últimos artículos