lunes, mayo 16, 2022

Cataclismo moral y chifladuras políticas

Por: Wilder Ramírez Vela

¿Qué dice usted inteligente y carísimo lector? ¿En nuestro pueblo existen o no existen cataclismos – terremotos todos los días y a cada instante?. Aunque usted se resista a creer, en nuestro pueblo y país, todos los días existen cataclismos y terremotos, porque estamos viviendo en cataclismo moral e institucional a cada instante, a cada paso encontramos gente QUE APLAUDE LA IMPUNIDAD; y NADIE DICE NADA, salvo honrosas excepciones, quienes estamos empeñados en que no se siga brutalizando al pueblo; como es el caso de algunos pocos valientes programas y medios periodísticos.  Autoridades que no castigan el delito, la misma que es una de las principales fuentes de acumulación de riqueza mal habida en nuestro país. Los cataclismos y terremotos morales, también se materializan cuando premiamos al gran farsante, al mitómano inagotable. Cuando premiamos al mentiroso compulsivo; apoyamos a personas y autoridades del sistema de dominación y engaño que sean instalado en la mente de la mayoría de la población; que en la práctica se ha convertido en una contundente chifladura política. ¡CHIFLADOS con delirio de grandeza!. De tal forma que hoy seguimos teniendo chiflados y huachafos crónicos como pan que no se vende; pintando las paredes de los vecinos sin su permiso, produciendo más contaminación visual, especialmente los fines de semana a tempranas horas con el logo y nombre de sus partidos políticos. Y por supuesto dentro de estas chifladuras existe un mar de promesas de las más absurdas; estos enemigos del orden  y del buen gusto, deberían únicamente de promocionarse a través de los diferentes medios  de comunicación y/o conferencias educativas, más no estar malogrando el ornato y  la salud visual  de la población.  Tenemos que recordarnos de nuestro deber y tener que recordar a nuestros políticos y candidatos, que su responsabilidad no acaba con la muerte. ¡En la vida todo se paga, nada se nos da gratis!

Así por ejemplo algunos candidatos huachafos patológicos ofrecen sacar de la pobreza al pueblo, pero sin educación, el mismo que equivale que combatir la corrupción, sin eliminar al corrupto y al corruptor. Otros ofrecen que darán trabajo, es decir, más liberalismo puro y duro al mismo tiempo, pero lamentablemente todas estas promesas no son más que brutales mentiras, que si ustedes las creen sencillamente se quemarán de pies a cabeza sin ir al infierno. Seguramente usted una vez más se sentirá defraudado por comer pachamanca mal cocida y por subirse a coches que no arrancan, por estar con la cilindrada llena de puras mentiras: CORRUPCIÓN TOTAL.

Pero ahí no queda la cosa, dentro de estas chifladuras políticas tenemos a la sinvergüencería y no sería nada malo que inventemos un aparato para medir el índice de sinvergüencería de ciertas autoridades, personas de a pie, candidato a los diferentes cargos de nuestro pueblo. Particularmente considero que el Presidente de la República, Congresistas, Alcaldes, Presidente de Regiones, Candidatos a los diferentes cargos, etc., etc. deberían ser los primeros en pasar por una prueba con nuestra máquina de medir la sinvergüencería. De tal forma que antes de juramentar el cargo o inscribir su candidatura deberían de ponerse ante un cerro de monedas de oro de 21 quilates, mientras nuestro aparato que mide la sinvergüencería, les tome su sed por el dinero mal habido. Pero no dude usted que el mejor aparato que mide la conchudez y la sinvergüencería; es nuestra conciencia.

Antes de finalizar debemos de mencionar que estas chifladuras y sinvergüencerías  políticas han convertido nuestras ciudades en un CORRAL, donde casi todos hacen lo que les viene en gana, quieren su orden más no el orden común. Cada uno tiene su propia ley. Si queremos cambiar este caos y loquerías, necesitamos algo más que gestos en nosotros mismos y, de las autoridades electas y no electas – necesitamos mentes – autoridades reformadoras y no un placebo bailable en las calles o nuestra Plaza de Armas. Tenga usted la absoluta plena seguridad, que no podemos continuar encerrados en nuestras podredumbres, así quedaremos anclados y encerrados en nuestros propios anacronismos de toda la vida, la misma que nos ha condenado a seguir languideciendo hasta morir. ¡No podemos seguir callados en todos los idiomas ante la feroz tiranía que se ha entronizado en nuestro pueblo, no podemos seguir entregando nuestra mente y poder a unos bandidos que se han apoderado de nuestra ciudad; de unos bandidos y bandidas, con una intolerancia dogmática, que se asemeja a un nido de víboras; haciendo caer a nuestro pueblo en una podredumbre. Descomponiéndonos hasta convertirnos en un corral cada vez más irrelevante, con la mayoría de autoridades, pobladores y ciudadanos carentes de principios, enjaulados en una parálisis de inmoralidad, de autismo y esquizofrenia de masas!.

Gracias por practicar a cada instante, nuestro lema debidamente inscrito en INDECOPI; “LA MENTIRA CORRE, PERO LA VERDAD LA ALCANZA”.  Volveremos el próximo lunes con otro tema de sana y amigable reflexión para la conciencia colectiva de la ciudadanía.

Artículos relacionados

Mantente conectado

32,857FansMe gusta
3SeguidoresSeguir
1,795SeguidoresSeguir

últimos artículos