Construye tu primer mueble de madera paso a paso

 Construye tu primer mueble de madera paso a paso

Tener tiempo para uno mismo y realizar una nueva actividad, suele ser algo que nos permite desconectarnos de la rutina diaria y que a la larga se siente gratificante. Por eso, el desafío de armar el mueble de madera que uno tanto anhela, es un gran paso a afrontar.

Es cierto, que hoy por hoy, la oferta es hasta excesiva, porque podemos encontrar ese artículo que tanto deseamos en línea o en cualquier tienda. También podemos personalizarlo, elegir que llegue a nuestro hogar ya armado y que solamente reste ubicarlo y decorarlo. ¿Pero qué mejor que hacerlo uno mismo?

Además, hoy en día podemos investigar al respecto y hasta realizar un breve Curso de Carpintería en línea que nos permitirá saber de qué manera realizar nuestro trabajo.

Posibilidades

Si contamos con las herramientas y materiales necesarios… ¿Por qué no hacerle frente a un desafío de este estilo?

Sabemos que en la actualidad, en medio de estos tiempos modernos en los que todo está internet, podremos asesorarnos sobre cómo crear desde cero nuestro propio mueble.

Dentro de una gran variedad de tutoriales e instructivos, entre los más destacados nos encontraremos con el Curso de Carpintería en Crehana. Este nos permitirá fácilmente conocer todos los detalles a tener en cuenta.

En la misma descripción de este curso, se explica que es para principiantes, y que nos brindará un informe detallado, punto por punto, para lograr nuestro objetivo de la mejor manera posible y así terminar pareciéndonos a los grandes profesionales.

Desde la materia prima, pasando por las piezas individuales, el ensamble de las mismas, los acabados y los detalles, harán que podamos marcar una diferencia de la mano de este accesible curso.

Claro está que se trata de una experiencia muy confortable para quienes pretendan comenzar desde los inicios de la carpintería. Y cabe destacar que no se requieren de demasiadas herramientas, al menos para llevar adelante los primeros obstáculos que se irán presentando.

Eso sí. Una vez que vayamos avanzando, este curso que cuenta con 4.9 estrellas sobre 5 posibles en su puntuación, nos permitirá aprender a utilizar herramientas eléctricas como la sierra circular o la lijadora, también a diferenciar los tipos de maderas, y a poder darle nuestro toque distintivo al mueblo que construiremos.

Madera inicial

Si queremos comenzar por algo básico, que nos permita afianzarnos en la materia y posteriormente crecer en este rubro, los especialistas aseguran que el pino es una de las maderas adecuadas para iniciarnos. Esto se debe a que es de las más económicas y también de las más fáciles de conseguir, ya sea en aserraderos o hipermercados.

También será una superficie más moldeable a la hora de trabajar, ya sea al momento de realizar cortes rectos o curvos, como así también al instante de lijar y ultimar detalles para que todo luzca de la mejor manera posible.

Claro está que no será sencillo, nadie dijo que así sería, pero tendremos la posibilidad de comenzar un emprendimiento con un estilo de madera que nos permitirá visibilizar nuestro avance a medida que vamos avanzando sobre nuestro proyecto.

Las primeras opciones, seguramente, se basarán en bibliotecas de estilos tradicionales, tal vez una mesa de luz, y por qué no un rack en el que en un futuro inmediato podamos colocar el televisor y algunos objetivos decorativos que embellezcan nuestros ambientes.

Para eso, habrá que tener en claro qué es lo que queremos y respetar cada instancia del proyecto.

Pasos y espacio

La organización será un factor clave. Deberemos tener en cuenta varias cuestiones y ser meticulosos al momento de dar los primeros pasos, independientemente del estilo de mueble que deseemos construir.

Otro punto importante y a tener en cuenta será el espacio de trabajo. Deberemos buscar un lugar en el que nos sintamos cómodos, a gusto, y donde podamos explayarnos de la mejor manera. Con una buena iluminación para observar todo en detalle y con espacios para poder guardar nuestras herramientas en el momento en que no las utilicemos.

También será trascendental que sea un espacio que no es frecuentado habitualmente por quienes estén en el hogar, ya que habrá piezas pequeñas, clavos, tornillos, pegamentos, entre otras cosas. Obviamente que no querremos que nada se pierda, pero ante todo, pretenderemos evitar un accidente doméstico.

Justamente, será muy importante que podamos contar con instrumentos de prevención al momento de trabajar con la madera. Ya sean desde guantes para evitar las astillas hasta antiparras para proteger la visión de los restos de madera y el polvo que se generará.

Estos ítems serán importantes dentro de la consideración general, ya que nos ayudarán, y permitirán, trabajar de forma ordenada, práctica y, lo más importante, a resguardo.

Por eso, consideramos que sería fundamental tener todo en orden previo al comienzo.

 

¡A animarse!

Teniendo en cuenta todo lo expuesto previamente, y volviendo a dejar en claro que no será fácil ni rápido el proceso a realizar, la mejor recomendación que podemos hacer desde nuestro lugar es que junten valor y opten por afrontar un desafío de este estilo.

Será cuestión de definir bien los pasos: elegir qué diseño queremos, contar con todos los materiales y herramientas necesarias, saber cuál será nuestro lugar de trabajo, y luego sí dar el puntapié inicial.

Probablemente nos encontremos con algunas adversidades en medio del camino. Y tal vez, eso haga que los tiempos se vayan postergando y tardemos más de lo deseado. Pero nada mejor que la satisfacción de ver nuestro propio mueble una vez terminado.

Habrá que sacar a relucir la paciencia, ese don que no todos tenemos, pero que nos ayudará a seguir la línea de trabajo adecuada y a no saltearnos ningún paso en medio del proceso.

Por otro lado, esto se presenta como una gran oportunidad para pasar un tiempo en familia y que se torne un proyecto a compartir con nuestra pareja, con hijos, nietos, o con nuestros propios padres, claro.

Que podamos hablar de algo que nos ayude a ocupar nuestro tiempo, liberarnos de otras tensiones, y a su vez que sea un trabajo que nos dará un cierto grado de disfrute, llevan a una excelente combinación.

En fin… Si uno tiene ganas, debe animarse. No hay nada que temer. Será cuestión de organización para luego desplegar nuestras habilidades, y en un tiempo tener un nuevo mueble en casa y una nueva experiencia que contar a nuestros seres queridos.

Continúa leyendo