SUNAT AJUSTA AL CIUDADANO DE A PIE, PERO…

 SUNAT AJUSTA AL CIUDADANO DE A PIE, PERO…

Las millonarias deudas tributarias en disputa DE LAS GRANDES EMPRESAS EN PERÚ

Son 99 compañías que mantienen millonarias controversias tributarias en Perú, el monto en cuestión que reclama la Sunat asciende a más de S/28 mil millones: superior al presupuesto del sector Salud y siete veces más de lo reservado para atender la pandemia en 2022.

Las deudas tributarias que tienen las grandes empresas con el Estado es uno de los temas más mencionados por el presidente de Pedro Castillo. También lo ha recordado recientemente el ministro de Economía, Pedro Francke, tras señalar que el pago de estas obligaciones será una de las fuentes de ingresos del país durante la crisis económica.

En agosto de este año, la Presidencia del Consejo de ministros solicitó a la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria la relación de las principales compañías que le deben al fisco. Para conocer estos datos, el portal OjoPúblico presentó un pedido de acceso a la información y accedió a la relación de las 99 principales empresas que mantienen controversias fiscales por un total de S/28.897 millones.

Esta elevada cifra es superior, por ejemplo, al presupuesto que el Gobierno ha previsto asignar al sector Salud en 2022 (S/22.207 millones) y casi siete veces los recursos que se destinarán exclusivamente para atender la emergencia sanitaria el próximo año (S/3.993 millones).

El cobro de estas deudas se mantiene en disputa desde hace varios años debido a que las empresas se oponen a los montos que la Sunat les notifica cuando fiscaliza si las rentas e impuestos fueron abonados correctamente. Este debate transcurre entre apelaciones e impugnaciones, a través de diferentes instancias administrativas y judiciales.

De los cerca de S/29 mil millones en controversia, el 5,1 % puede intentar una primera impugnación y un 6,6 % se encuentra en fase de reclamación en la misma Sunat. Mientras que un mayoritario 67 % está en apelación en el Tribunal Fiscal, una entidad adscrita al Ministerio de Economía y Finanzas que funciona como última instancia administrativa para este tipo de disputas.

“Telefónica afronta procesos administrativos, judiciales y arbitrales por S/11 mil millones”.

Además de ello, un 7,22 % está registrada como deuda concursal por procesos seguidos ante el Indecopi. Solo un 14,2 %, que representa S/4.117 millones, está en fase de cobranza coactiva porque ya se agotaron todas las instancias posibles y las empresas están obligadas a realizar el pago.

Siete empresas concentran el 47 % de la deuda
El 47,7 % de los millonarios tributos en disputa se concentra en solo siete compañías, algunas de ellas ya conocidas por arrastrar largos litigios. La primera que aparece en la lista es la multinacional de capitales españoles, Telefónica del Perú S.A.A., con S/6.754 millones en fase de reclamo ante la Sunat, el Poder Judicial y principalmente en el Tribunal Fiscal.

Te puede interesar:  VOX POPULI

La compañía de telecomunicaciones también aparece en la lista de deudoras con otras dos razones sociales que fueron absorbidas por esta hace unos años, y dadas de baja. Estas son Telefónica Móviles S.A y Telefónica Móviles S.A.C., y en total mantienen S/1.239 millones en tributos en controversia. Según su memoria anual 2020, Telefónica del Perú afronta diferentes procesos judiciales, administrativos y arbitrales en el país, que involucran pretensiones por un total de S/11.081 millones.

De acuerdo con la información obtenida por este medio, la segunda empresa con mayores deudas tributarias es Minera Las Bambas S.A., que opera en las regiones de Cusco y Apurímac. La compañía tiene como matriz a la firma china MMG Limited, y registra una controversia por S/2.091 millones dentro del plazo de impugnación administrativa, en reclamo ante la Sunat y en apelación en el Tribunal Fiscal.

De este monto, unos S/ 690 millones corresponden a cuestionamientos por el cobro del IGV de los años 2011 y 2012, cuando el proyecto estaba en manos de la suiza Glencore, pero cuyo pasivo fue heredado por la minera. En octubre de 2020 el Tribunal Fiscal falló a favor de la Sunat y ordenó el pago, y el pasado mes de agosto el ahora exministro de Energía y Minas, Iván Merino, informó que la empresa empezaría a hacer los abonos.

“Backus, filial de la belga AB Inbev, mantiene controversias con la Sunat por S/1.684 millones”.

La tercera empresa que ha emprendido acciones por el cobro de millonarios impuestos es Unión de Cervecerías Peruanas Backus y Johnston S.A.A., filial de la multinacional belga AB InBev y que ostenta el monopolio de la cerveza en Perú, con las marcas Cristal, Pilsen y Cusqueña. La información archivada en la Sunat revela que Backus mantiene controversias tributarias por S/1.684 millones. Parte de este monto está dentro del plazo de impugnación administrativa, y el resto se encuentra en apelación en el Tribunal Fiscal y el Poder Judicial.

En el reporte anual de la cervecera se detallan las acotaciones, intereses y multas que están pendientes de resolver en el ámbito tributario, pero estas suman unos S/316 millones, una cifra mucho menor al monto en controversia que registra la Sunat.

“Backus es un buen contribuyente y no mantiene deudas exigibles e impagas con la Sunat, como se puede apreciar en la información pública de la administración tributaria. Por esta razón, rechazamos ser incluidos en cualquier lista de “deudores tributarios”. Tratándose de eventuales procesos que tengamos con la administración tributaria, sujetándonos al debido proceso y al principio de reserva tributaria, no brindaremos detalles específicos sobre controversias”, señalaron.

Te puede interesar:  Diario Digital, miércoles 01 de diciembre 2021

Según su memoria anual, Backus tiene reclamos pendientes en el Tribunal Fiscal por el pago de impuesto a la renta de los años 2008, 2009, 2013, 2014 y 2020, valorizados en unos S/174 millones. También ha apelado los cargos por impuesto predial del año 2010 al 2013, calculado en S/3,5 millones, y por la disposición indirecta de renta del 2013, estimada en S/ 7,9 millones.

EN LITIGIO. Telefónica, Minera Las Bambas, Backus y Scotiabank aparecen en los primeros lugares en la lista de empresas con un mayor monto de controversias fiscales. Entre las cuatro se cuentan S/ 10.154 millones pendientes.

Son 20 las empresas mineras que aparecen como principales deudoras de impuestos al Estado, pero entre ellas llaman la atención dos compañías acopiadoras de oro y vinculadas al lavado de dinero de la minería ilegal en el sur del Perú. Estas son Veta de Oro del Perú S.A.A. y Minerales del Sur S.R.L.

El sector construcción es el segundo con mayor número de empresas que mantienen controversias fiscales con el Estado. Entre ellas se encuentran ocho compañías vinculadas a las investigaciones penales por los casos Club de la Construcción, Interoceánica Sur y Lava Jato, y que en total registran S/ 1.948 millones en deudas al fisco.

LOS PENDIENTES DE LA BANCA PERUANA

Las entidades financieras también aparecen entre las empresas con mayores controversias tributarias, con un total de S/2.253 millones en litigio. Además de Scotiabank (S/1.466 millones), aparece Interbank, subsidiaria del Grupo Intercorp que dirige uno de los hombres más ricos del país, Carlos Rodríguez Pastor.

“Además de Scotiabank, en la lista de bancos con obligaciones pendientes está el BBVA e Interbank”.

De acuerdo a la Sunat, Interbank mantiene S/ 491 millones en apelación en el Tribunal Fiscal y Poder Judicial. Al respecto, la empresa dijo a OjoPúblico que todas sus controversias se encuentran en la vía judicial y que no las reconocen como deuda, sino como “reparos tributarios” porque discrepan sobre su aplicación.

Interbank también indicó que el importe en discusión es de S/489,2 millones, pero que este se habría reducido en cerca de S/200 millones debido a que, en marzo y mayo pasado, la Corte Suprema declaró improcedentes dos recursos de casación que presentaron la Sunat y el MEF. Este descuento, dice la empresa, se encuentra pendiente de ser actualizado. “Desde el año 2000 Interbank ha pagado más de S/3.792 millones por concepto de impuesto a la renta”, añadió.

Te puede interesar:  Por vía terrestre: La única salida a otras regiones del país desde San Martín es por el sur

Otro banco en la lista es uno de los grupos financieros más importantes del país: el BBVA, empresa financiera de capitales españoles y que registra S/250 millones en controversias fiscales. La compañía informó que estas corresponden a fiscalizaciones por el periodo tributario del año 2000 hasta el 2014. “De este importe, es de resaltar que S/ 36,5 millones corresponden a tributos, S/ 18,9 millones a multas, y S/ 195,2 millones se atribuyen a capitalizaciones e intereses”, precisaron.

Según el BBVA, el trámite de los expedientes que determinaron la mayor parte de este monto (S/ 144,5 millones) fue irregular, por lo que el Tribunal Fiscal anuló lo resuelto por la Sunat y los expedientes fueron devueltos el año 2012. “Desde entonces, y hasta la fecha, no hemos recibido ninguna nueva notificación sobre estos casos (…) El valor de los litigios en curso del BBVA (desde el periodo 2000) representa menos del 5 % de las aportaciones que ha realizado en el último quinquenio”, respondió la financiera.

SECTOR ALIMENTOS Y BEBIDAS

En el sector alimentos y bebidas, aparece también la embotelladora y multinacional fundada por la familia Añaños Ajeper S.A. (Ajegroup), Cervecería San Juan S.A., absorbida por Backus, y la líder en el sector alimentos Alicorp S.A.A, empresa del Grupo Romero. Además, Leche Gloria S.A., de los hermanos arequipeños Jorge y Vito Rodríguez Rodríguez. Esta última registra S/90 millones en controversias tributarias.

Al respecto, la empresa Gloria señaló que el monto corresponde a las fiscalizaciones que realizó la Sunat, pero consideran que la entidad se equivocó al hacer sus cálculos. “Por un error de interpretación de los inspectores o por una falta de rigor en el análisis de la documentación proporcionada, vinculada a diversos tributos y correspondiente a diferentes años, han surgido ciertos reparos con los cuales discrepamos por lo que han sido sometidos a apelación ante el Tribunal Fiscal”, indicó la empresa.

Se trata de controversias sobre el pago de impuesto general a las ventas (IGV) del año 2014, en el cual la Sunat “pretende desconocer las facturas emitidas y entregadas por los ganaderos de la cadena láctea de la compañía en la compra de leche (materia prima)”, y por el impuesto selectivo al consumo (ISC) del 2014, para gravar los jugos que vendieron “sin considerar que la partida arancelaria” que corresponde a este tipo de producto”, señala la empresa.

Fuente: ojopúblico

Continúa leyendo