Congresista cobran S/ 15.600 por instalación y viven en Lima y Callao, monto total asciende a S/ 327,600

 Congresista cobran S/ 15.600 por instalación y viven en Lima y Callao, monto total asciende a S/ 327,600

Cada congresista cobró S/ 15.600 por instalación, cobro es ilegítimo 

Despilfarro. Congresistas de Fuerza Popular, Renovación Popular, Avanza País, APP, Podemos, Somos Perú, Perú Libre y Juntos por el Perú solicitaron el pago extra por instalación, a pesar de tener residencia en Lima y el Callao. El gasto suma S/ 327.600. 

Un total de 21 congresistas presentaron ante la Oficialía Mayor del Parlamento la solicitud para que se les deposite un pago extra de S/ 15.600, a fin de poder cubrir sus gastos para instalarse en la capital. La anomalía surge ante el hecho de que estos legisladores ya tenían residencia en Lima y el Callao. Es decir, cobraron de manera ilegítima. 

De acuerdo a las normas vigentes, el Congreso no asigna este pago a los nuevos legisladores en forma automática. El área administrativa solo hace el depósito del dinero a quienes lo solicitan formalmente dentro del plazo de 30 días, luego de asumir el cargo. 

El Diario La República solicitó la lista íntegra de los legisladores que tramitaron dicha solicitud. Son en total 111 los congresistas que enviaron el documento para acceder a dicho dinero. 

De esta cifra, 90 provienen de las distintas regiones, pero 21 postularon directamente por Lima y por el Callao. En buena cuenta, ya tenían residencia en la capital y, a pesar de ello, solicitaron el pago extra. 

Los parlamentarios que hicieron este cobro pertenecen a ocho bancadas: Fuerza Popular, Renovación Popular, Avanza País, Podemos Perú, Alianza para el Progreso (APP), Somos Perú, y los grupos de izquierda Perú Libre y Juntos por el Perú. 

El detalle por bancadas 

Los partidos que tienen el mayor número de legisladores por Lima y el Callao, y que hicieron el cobro de manera ilegítima, son Fuerza Popular y Renovación Popular. En ambos casos, son cinco los congresistas que pidieron el pago extra. 

Por el fujimorismo lo hicieron Hernando Guerra, Patricia Juárez, Martha Moyano, Carlos Ernesto Bustamante y Ana Obando. Los cuatro primeros, como es público, viven en Lima y la última vive en el Callao. 

Por Renovación Popular, del excandidato Rafael López Aliaga, accedieron al bono por instalación Jorge Montoya Manrique, María Jáuregui Martínez, José Cueto Aservi, Alejandro Muñante Barrios y Noelia Herrera Medina. Esta última representa y vive en el Callao. 

Luego está Avanza País, del otrora candidato Hernando de Soto. En este grupo tres pidieron el pago extra: la tercera vicepresidenta del Parlamento, Patricia Chirinos Venegas; Norma Yarrow y Rosselli Amuruz. 

Sigue Alianza para el Progreso (APP). De esta bancada, solicitaron el pago por supuesta instalación Gladys Echaíz y Roberto Chiabra León. En Somos Perú lo hicieron también dos: Alfredo Azurín y Yorel Alcarraz. En Podemos Perú accedieron a este dinero el segundo vicepresidente del Congreso, Enrique Wong, y Carlos Anderson. 

Finalmente, están los de la izquierda: Isabel Cortez (Juntos por el Perú) solicitó el dinero y en su momento informó haberlo donado para la construcción de la “casa del trabajador”. Y en Perú Libre accedió al dinero el docente Edgar Tello. 

El pago de S/ 15.600 otorgado a estos 21 congresistas supone un despilfarro total de S/ 327.600 del erario. 

Iván Lanegra, Asociación Civil Transparencia 

La labor de representación parlamentaria hace necesario el contar con un lugar de residencia en Lima. Es más que razonable, por un acto de equidad, facilitarle su instalación a quienes no residen en nuestra capital o el Callao. 

Lo lógico sería fijar un tope a la subvención y obligar a una rendición documentada posterior. En lugar de ello, el mecanismo actual es una subvención ciega que, en muchos casos, no cumple su fin. Esto, además de cuestionar la buena fe de quienes la solicitan sin necesitarla, afecta la imagen del Congreso, pues antes que un gasto termina justificando un despilfarro. 

No faltarán gestos de “desprendimiento” de algunos de los parlamentarios. Pero esto no corregirá el mal diseño de la subvención. Solo la actual Mesa Directiva del Congreso puede hacerlo. ¿Lo hará? Fuente: Diario La Republica

Continúa leyendo