ACCIDENTES INFANTILES EN CASA SEGUNDA PARTE

 ACCIDENTES INFANTILES EN CASA SEGUNDA PARTE

En el artículo anterior dimos algunos consejos para evitar los accidentes infantiles en la casa. Tratamos sobre los más frecuentes que ocurren en la casa, ya sea en la cocina, en los baños, al momento de comer y en las bañeras.

Se dieron varias recomendaciones prácticas para lograr disminuir este tipo de accidentes.

Hoy continuamos con este interesante tema.

¿QUÉ HACER?
Primero, hay que PREVENIR…

¿Cómo?
Recomendamos lo siguiente:

EN LA COCINA
• No dejar productos tóxicos al alcance de los niños.
• Cerrar la llave del gas cada vez que no se utilice la cocina.
• Importante: NO dejar el mango de las sartenes apuntando hacia la parte externa de la cocina.

EN EL DORMITORIO
• Asegurar bien las barandas de la cuna.
• Controlar también que las patas estén firmes; no son recomendables los modelos con ruedas.
• Si los niños tienen su propio cuarto, no usar chapas o cerrojos con seguro interno, para que los niños no se queden encerrados.

EN EL BAÑO
• Colocar pisos antideslizantes en la ducha o bañera.
• No dejar electrodomésticos a mano, mucho menos enchufados.

EN LA CASA
• Mucho cuidado con los desniveles del piso (escalones).
• Colocar barandas y puertas en las escaleras, para que los más pequeños no sufran caídas.
• Los pisos no deben estar muy encerados, por ningún motivo.
• Mucho cuidado cuando los niños manipulen juguetes, sobre todo los que contienen pilas o piezas muy pequeñas.
• Colocar cerraduras en gabinetes, para prevenir que los niños tengan acceso
a sustancias nocivas.
• Mantener los cables eléctricos fuera del alcance de los chicos.
• Enseñar a los miembros de la familia dónde se corta el fluido eléctrico, y alertar respecto de los artefactos de gas.
• Conservar juguetes que tengan piezas pequeñas o cualquier otro objeto pequeño fuera del alcance de bebes y niños pequeños.
• Colocar rejas de seguridad en ventanas para evitar caídas.
• Acolchar esquinas y bordes de mesas y otros muebles bajos.
• Atar las sogas de las cortinas verticales bien arriba.
• Mantener las bolsas plásticas livianas, como las bolsas de la lavandería, las del supermercado y las de basura, fuera del alcance de los chiquitos.

Te puede interesar:  ERRORES EN LA ALIMENTACIÓN INFANTIL PARTE I

MANIOBRA DE HEIMLICH (ASFIXIA POR ATRAGANTAMIENTO)
La asfixia por atragantamiento es bastante común.

La muerte por asfixia ocurre con mayor frecuencia en niños menores de tres años de edad y en personas ancianas, pero se puede producir a cualquier edad.

La maniobra de Heimlich ha sido valiosa para salvar vidas y puede ser aplicada por cualquier persona que haya aprendido la técnica.

Le damos algunas explicaciones básicas sobre esta maniobra.

Bebés
Se considera bebé, por lo menos para fines de primeros auxilios, a los infantes que se les puede cargar con una sola mano, y manipular con relativa facilidad.

Para la atención a éstos, es necesario estar sentados, para tener mayor seguridad en el trato.

Se toma al pequeño, sosteniéndolo del pecho, bocabajo hacia nuestro frente con una sola mano sobre el largo del antebrazo.

Con la mano que queda libre, específicamente con el talón de la palma (que es la parte contigua a la muñeca), se le dan cinco golpes fuertes (en proporción al desarrollo del niño) y rápidos en la espalda.

Hecho esto, se voltea y con el dedo en forma de gancho se extrae el objeto extraño.

Lo mejor es hacerlo en un solo intento, así se evita poner más en riesgo la vida de la criatura.

Niños
En el caso de menores, es decir, aquellos que no pueden ser sostenidos con una sola mano y que pueden permanecer de pie; el procedimiento es muy similar al que se usa con personas adultas, pero quien lo aplica debe estar sentado para poder adecuarse a la estatura del infante.

Te puede interesar:  ¡Las lagunas y ríos piden protección!

Se le rodea con los brazos y se localiza el apéndice xifoides (que es el punto en donde se unen las costillas, también conocido como plexo solar; para mayor referencia es justo arriba de lo que llamamos “la boca del estómago”) desde ese punto se marcan dos dedos hacia abajo; con una mano en puño y con la otra envolviéndola, se levantan un poco los brazos y se hace un movimiento violento en forma de J, con el cuidado necesario para no lesionar más al menor de los que le estamos ayudando.

De ser necesario se repite el procedimiento.

Es muy importante que una vez realizada la maniobra de Heimlich se haga uso de los servicios de emergencia o acudir de inmediato con un médico para que valore al pequeño.

Pueden sugerir temas a tratar, a través del WhatsApp 9999 6 2366
Dr. HÉCTOR PEREDA SERNA – PEDIATRA
Consultorio: Jr. Independencia Cuadra 7 (Zaragoza) Moyobamba
Atención: lunes a viernes: mañanas: de 9:30 am. a 12:30 pm.
tardes: de 4 pm a 7 pm.
WhatsApp: 999 962 366
Fanpage: Dr. Héctor Pereda Serna – Pediatra
Celular para citas: 933 839 979

Continúa leyendo