ACCIDENTES INFANTILES EN CASA 1ra. PARTE

 ACCIDENTES INFANTILES EN CASA 1ra. PARTE

Siempre los niños sufren accidentes caseros y, a veces, pueden tener consecuencias fatales.

Es importante que los padres y los cuidadores tomemos conciencia del riesgo y responsabilidad que tenemos al cuidar a los niños, que, por su misma naturaleza, son curiosos, impulsivos, arriesgados, osados e impredecibles.
Una vez que los niños pequeños comienzan a deambular por la casa, cuando aprenden a gatear o caminar, hasta los objetos aparentemente más inofensivos se vuelven una amenaza.

ACCIDENTES MÁS FRECUENTES EN EL HOGAR
Los accidentes infantiles que suelen causar mayor cantidad de lesiones en niños son los siguientes:

CAÍDAS
Es un evento casi inevitable, dado que en los primeros años de vida recién se aprende a caminar y estamos aprendiendo a controlar nuestro cuerpo y mantener bien el equilibrio.

Las contusiones, los cortes y hasta las fracturas por caídas en casa están a la orden del día.

Si bien casi no hay forma de evitarlas, es recomendable acompañar al niño, sobre todo cuando juega en el patio, en terrenos irregulares o cuando aprende a andar en bicicleta.

QUEMADURAS
Las quemaduras pueden tener graves consecuencias.

Muchas quemaduras surgen por curiosidad de los pequeños cuando uno de los padres o cuidadores está cocinando, sobre todo sucede con los recipientes con agua caliente o recién hervida.

Por ejemplo, en caso de las cocinas, es importante mantener a los niños alejadas de ellas.

Una vez que los pequeños comiencen a gatear y caminar, se les debe enseñar que es muy peligroso acercarse o tocarlas.

AHOGAMIENTOS
No son frecuentes, sin embargo, sus consecuencias son fatales.
Para evitar estos accidentes, debemos tener en cuenta 02 consejos:
1.- Nunca se debe dejar al niño solo en la tina o bañera; cuando tenga 4 años o más quizás ya puede hacerlo, pero debemos asegurarnos que no haya demasiada agua en la tina o bañera.
2.- Extremar las precauciones con respecto a la piscina.
Jamás dejar a los pequeños solos en ella; ellos siempre deben tener el salvavidas colocado y, finalmente, también debemos colocar una cerca de seguridad a su alrededor.

Te puede interesar:  ¡Las lagunas y ríos piden protección!

INTOXICACIONES Y ASFIXIAS
Se producen por los objetos y productos que los niños se llevan a la boca.

Siempre se debe guardar muy bien los productos tóxicos, como los de limpieza o los medicamentos, lejos del alcance de los pequeños; preferiblemente, colocarlos en superficies altas y con frascos diferentes, no en botellas de refrescos o jugos, pues esto puede ocasionar confusiones.

Por otro lado, tampoco debemos dejar jugar con bolsas de plástico o juguetes pequeños, dado que estos pueden causar asfixia si los tragan (se los pasan) accidentalmente.

CONSEJOS PARA LA PREVENCIÓN DE ACCIDENTES EN CASA
Recomendamos considerar siempre, los siguientes consejos:

La cama. Cuando se quitan los barrotes o las barandas a la cama, aumentan las posibilidades de que el niño se caiga al suelo.

Hasta que haya aprendido a bajarse, conviene dejar almohadones o peluches blandos al pie de la cama.

Juguetes. Si los juguetes del niño están sobre algún mueble, lo más probable es que el niño trate de llegar hasta ahí para tomarlos.

SE recomienda dejar los juguetes en cajas o táper de plástico y en el piso.

Además, al no dejarlos tirados en el suelo, sino almacenados en cajas o recipientes, se evitan caídas.

Cuchillos, tijeras, navajas (objetos punzocortantes). Ser muy cuidadoso y evitar dejarlos a la vista o al alcance de los niños, ya que ellos harán todo lo posible por alcanzarlos y esto es un grave peligro.

Gradas de escaleras. Cuando hay niños pequeños en la casa, hay que colocar rejas. Los barrotes de las rejas no deben ser muy espaciados (a una distancia que no supere los 7.5 cm.) para evitar que alguna parte de cuerpo se atore entre estos.

Te puede interesar:  LAS CANARIAS, ATLÁNTIDA Y EL HUNDIMIENTO DE EUROPA

Piso. Cuando el niño comience a bajar y subir las gradas de la casa, hay que colocar alfombras pegadas al piso o cintas a prueba de resbalones.

Los padres o cuidadores deben enseñarle al niño a bajar de forma segura y estar siempre atentos para evitar caídas y golpes.

El baño. Al momento de bañar al niño, por ningún motivo hay que dejarlo solo, porque pueden resbalarse, golpearse e incluso ahogarse.

Además, hay que estar pendientes de que no quieran tomar agua con jabón o sumergirse.

Cocinas. Cuando se cocine y el pequeño esté en casa, se deben utilizar las hornillas traseras porque los niños son muy veloces y pueden entrar a la cocina sin que el adulto lo vea y pueden quemarse.

Tomacorrientes. Proteger (cubrir o tapar) los tomacorrientes para evitar que los niños, por curiosidad, introduzcan los dedos o algún objeto en estos.

Eso le podría provocar un choque eléctrico por la corriente, con consecuencias muy lamentables.

Pueden sugerir temas a tratar, a través del WhatsApp 9999 6 2366
Dr. HÉCTOR PEREDA SERNA –
PEDIATRA
Consultorio: Jr. Independencia
Cuadra 7 (Zaragoza) Moyobamba
Atención: lunes a viernes: mañanas: de 9:30 am. a 12:30 pm.
tardes: de 4 pm a 7 pm.
WhatsApp: 999 962 366
Fanpage: Dr. Héctor Pereda
Serna – Pediatra
Celular para citas: 933 839 979

Continúa leyendo