¿Cómo aplicar innovación en una empresa sin descuidar la humanidad?

 ¿Cómo aplicar innovación en una empresa sin descuidar la humanidad?

La innovación en las técnicas de trabajo y herramientas tecnológicas llegó para cambiar el destino del mundo empresarial. Sumado a esto, el trabajo remoto impuesto por la pandemia mundial del virus COVID-19 apresuró la transformación cultural en las organizaciones.

La aceleración de estos procesos sin una planificación clara puede impactar negativamente en la interacción entre colaboradores. Esta situación impone a las empresas la necesidad de pensar diversas estrategias para la integración y el trabajo colaborativo.

A continuación, compartimos una serie de estrategias que permiten aplicar la innovación en una organización empresarial sin perder el valor de lo humano.

Aprovechar la innovación para mantener la comunicación

Lejos de lo que podríamos imaginar en primera instancia, la innovación tecnológica puede ser útil para acercar a las personas que participan en una empresa. Por esta razón, uno de los grandes desafíos de la transformación cultural es fortalecer las redes de comunicación.

Es posible incorporar una aplicación de calendario compartido, un diario mural digital o softwares colaborativos con modificaciones en tiempo real, todo puede ser de gran ayuda. Lo importante es lograr el modo de compatibilizar el trabajo de las distintas áreas y lograr metas comunes.

Por otra parte, las distintas herramientas de automatización o recolección de datos pueden fortalecer los vínculos con los clientes y asegurar una experiencia personalizada.

Optimizar los procesos a favor de todas las áreas

Si bien la transformación cultural y tecnológica dentro de una empresa suele orientarse al aumento de la productividad, no se debe descuidar el bienestar de los trabajadores. Por eso, resulta esencial evaluar si las mejoras en rendimiento se contraponen con las condiciones laborales.

Al momento de sumar herramientas de innovación, es aconsejable prever el impacto que estas tendrán en todas las áreas de desempeño. Esto permite evitar que determinada incorporación para un trabajo no implique más carga en otro o adecuar los procesos por el bien común.

Mantener un espacio participativo activo

Una gran dificultad de la innovación en las empresas es que, muchas veces, puede generar presiones en el personal y su consecuente desmotivación. Por esta razón, el fortalecimiento del trabajo conjunto y la apertura de espacios participativos es esencial.

La participación activa permite sostener una comunidad empresarial y conocer a los colaboradores, sus habilidades y necesidades. Al mismo tiempo, es una forma de aprovechar la creatividad individual y lograr el compromiso del personal con la organización.

En este sentido, puede ser de gran ayuda generar redes sociales internas que fortalezcan los vínculos, incluso, pese a las distancias.

Difundir información constantemente

Una ventaja de los recursos de innovación, como los que forman parte de la transformación digital es la constante circulación de información. Esto es muy útil para fortalecer la participación y toma de conocimiento sobre los distintos procesos y decisiones empresariales.

Recursos como páginas internas de noticias o meetings permiten que todos los colaboradores estén al tanto de lo que ocurre en todas las áreas de la empresa. De esa manera, el compromiso de todos es mayor y es notable el aumento bienestar relacionado con sentirse parte.

 

 

Continúa leyendo