EL FUJIMORISMO QUE CONVIVIÓ EN EL CHARCO DE ILÍCITOS, AL PRESIDENTE CASTILLO NO LO PERDONAN UNA SOLA EQUIVOCACIÓN

 EL FUJIMORISMO QUE CONVIVIÓ EN EL CHARCO DE ILÍCITOS, AL PRESIDENTE CASTILLO NO LO PERDONAN UNA SOLA EQUIVOCACIÓN

¿Se nos puede ir de las manos en un par de días lo que meses y años perdimos los peruanos precisamente esto: la gran oportunidad de marcar un derrotero en nuestro país y en nuestras vidas? ¿podemos darnos el lujo los peruanos mostrarnos en permanente pugna mucho más cuando recién estamos por empezar a vivir lo que nos resta de la vida social y personal en este nuevo tiempo del bicentenario?

Estoy convencido que en política es a veces bueno equivocarse, siempre y cuando que el yerro voluntario o no, impuesto o no, sea corregido en el inmediato breve plazo. Seamos sinceros, el jefe de Estado, maestro Pedro Castillo, a una semana de haber juramentado al más alto cargo, está probando este sabor amargo de haberse equivocado en la designación de su gabinete ministerial.

Las causales de esto tienen su propio nombre: Perú Libre, partido éste que le permitió postular a la presidencia, toda vez que su líder fundador, el médico Vladimir Cerrón, tuvo el impedimento judicial al tener una condena suspendida por corrupción por malos manejos como gobernador en Junín.

Frente a esta realidad, el maestro Pedro Castillo, tiene o debería tener la acción heroica más grande de toda su vida profesional: deslindar total y fehacientemente del partido de Cerrón, que lógicamente se ganaría el odio imperdonable del dueño de este partido, que mil veces sería correcto esto que el rechazo y odio de todo el Congreso, encabezando este odio infernal el fujimorismo y la ultraderecha que nunca aceptarán cambios a favor del pueblo y harían todo lo imposible como lo vienen haciendo con movilizaciones direccionadas para que el gobierno de Castillo encuentre permanentes trabas hasta hacerle caer en la vacancia que para la mafia fujimorista y el monopolio ultraderechista se ha convertido en un “deporte de recreación” permanente que les obnubila el poder para que sigan viviendo como millonarios a costa de la pobreza de millones de peruanos.

Te puede interesar:  LAS CANARIAS, ATLÁNTIDA Y EL HUNDIMIENTO DE EUROPA

SEGUNDA HEROICA DECISIÓN QUE DEBE EMPRENDER EL PRESIDENTE CASTILLO

Desligado del nudo político de Cerrón, el maestro Pedro Castillo debe tener la más amplia libertad para seleccionar y designar a su gabinete ministerial. Claro está no podemos tampoco esperar un gabinete perfecto, pero por lo menos que el equipo de los 18 ministros tenga la hoja de vida libre de corrupción y procesos judiciales, que es lo que la prensa y la ultraderecha le vienen cuestionando al gabinete Bellido (a excepción de Pedro Francke, Anibal Torres y Juan Cadillo, ministros de economía, justicia y educación respectivamente).

Pero también el presidente debe tener el olfato político de percibir intentonas golpistas de los resentidos políticos que no dan su brazo a torcer.
Si esto el presidente lo tiene todo claro, que no le tiemble la mano para mover fichas, no solo para calmar las aguas tormentosas de la oposición, sino sobre todo para que todos los peruanos vayamos convenciéndonos mucho más del voto que le dimos al maestro.

Una vez más, el hecho de que el presidente Castillo empezó su gestión con un gabinete duramente cuestionado, con una ambigüedad en cuanto al lugar desde donde tiene que despachar y con una dependencia casi explícita del dueño del partido que tiene claro su posición ideológica marxista-leninista y mariateguista, cuyos idearios protestatarios con intentos de quedarse en el poder como son Venezuela, Nicaragua y Cuba, esto quedó ya en el limbo de la congelación de los años 60 y 70.

Esto le despertó la ilusión a Cerrón para que piense que esto recién empieza para intentar quedarse en el poder. No lo va a conseguir, porque si Perú Libre es hoy el partido de gobierno, es gracias al maestro Pedro Castillo, no es al mérito de Cerrón, que ni en su región supo ganarse, peor a nivel del país.

Te puede interesar:  ¡Las lagunas y ríos piden protección!

En consecuencia, gracias a la avalancha de votos por parte del magisterio nacional y de mucha gente que dio su voto antisistema a favor de Pedro Castillo en la segunda vuelta, Perú Libre consiguió 37 escaños en el Congreso, esto no quiere decir que el comunismo ganó; aquí lo que ganó es el voto antisistema, contra la mafia del fujimorismo y de la ultraderecha; el comunismo es la ultraderecha que pretende seguir saqueando al país.

El comunismo como doctrina recalcitrante y aferrada al poder ya no existe en el mundo, mucho menos en el Perú como lo fue Sendero Luminoso, (que le costó al cuestionado primer ministro en una entrevista calificarles como organización terrorista), cuyos integrantes confundieron el poder de partido con el poder de muerte.

Esto los llevó a cometer barbaridades de muerte y destrucción en el país. Esto tal vez siga siendo el ideario de gente cuyo pensamiento quedó atrapado en los años 60 y 70, esto en ningún momento, ni remotamente podría ser la característica de gobierno del maestro Pedro Castillo, que ciertamente en su mensaje a la nación habló luchar contra la injusticia, el abandono y la miseria.

Esto no le importa al fujimorismo ni a la derecha recalcitrante. A pesar de que hay mucha gente pesimista y obstruccionista que no creen que Castillo cumpla los cinco años de gobierno. Hagamos votos que esta pataleta de gente desquiciada del fujimorismo y de la ultraderecha, se queden en su propio charco de odio contra el Perú y permitamos que el maestro Pedro Castillo, haga un gobierno de cambios estructurales profundos en el país, en todos los niveles socio-económicos, políticos, públicos y privados.

Continúa leyendo