MOYOBAMBA RUMBO A SUS 500 AÑOS DE SOLEDAD

 MOYOBAMBA RUMBO A SUS 500 AÑOS DE SOLEDAD

POR: CARLOS VILLACORTA VALLES
[email protected]

Por pedido de mi querido amigo y camarada, el destacado moyobambino Edgardo Vásquez Arbildo, escribo este artículo como preludio a un libro que estamos escribiendo, con el mismo nombre. Un título que suena a Macondo de Gabriel García Márquez, en sus Cien años de soledad. Seguramente, porque Moyobamba, geográficamente hablando, es una maravillosa ciudad, pero que se va quedando sola en el tiempo y el desarrollo, pues los pueblos de su alrededor se encumbran.

Las “autoridades”, son figuras decorativas y, en el peor de los casos: aventureros, oportunistas y algunos encarcelados otros purgando procesos judiciales. Lo curioso del caso es que, descaradamente vuelven a postular y, vuelven a ganar ¿Qué nos pasa?

Moyobamba es un paraíso megadiverso, real maravilloso, cálido y tropical, con una gran variedad de flora y fauna, danzas ancestrales como la Pandilla, increíble pensamiento mítico que nos hacen vivir un mundo mágico gravitante y rico, pero no próspera, porque sus “autoridades”, con su incapacidad, no hacen absolutamente nada para potenciarlo. Ahí está, por ejemplo, en agosto del 2018, La Pandilla fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación, por el Récord Guinness que obtuvo en el 2017 como la danza folclórica más grande del Perú.

¿Qué fue de ello? Está en el olvido, no se le saca provecho turístico. Si no fuera por la migración, Moyobamba sería la soledad completa, durmiendo en su “cuna de la cultura”, siendo lo más imponente que tiene: la catedral y la parroquia a usanza barroca española. Pero la cosa no queda ahí, sus dos principales avenidas, tienen el nombre de los dos más feroces españoles: Alonso de Alvarado y Pérez de Guevara que se apropiaron de nuestras tierras, sometieron a nuestros padres originarios. Pobre Moyobamba, algún día su pueblo, se liberará de la soledad y tomará en sus manos su destino, entonces Moyobamba se elevará como se merece.

Te puede interesar:  En Moyobamba: Ciclovía incumple normativa aplicable y podría generar accidentes

SE IMPONE EL PENSAMIENTO FEUDAL Y OCCIDENTAL

La historia moyobambina ha sido mutilada, extirpada de su cultura ancestral, y solo se celebra con “bombos y platillos”, la sangrienta invasión española, así, el 25 de julio 2021 se cumple 481 años de la ignominia sufrida ¡Se alegran por esto!, porque se impone todavía el caduco pensamiento feudal y occidental.

Hasta en esta ignominia tenemos controversia, dos opiniones sobre fecha y “fundador”. Pero la sabia y sacrosanta municipalidad, aprobó el 25 de julio de 1540, como “fundación” mediante RESOLUCIÓN MUNICIPAL Nº 208-88/MPM, A través de una Comisión de “ancha base” y oh sorpresa, ninguno es historiador, solo se basaron en lecturas de algunos libros y, en un controvertido resumen, lleno de contradicciones, terminan diciendo: “En tal sentido se colige que, la Ciudad de Moyobamba fue fundada por don JUAN PÉREZ DE GUEVARA EL 25 DE JULIO DE 1,540” (1), o sea, infieren, sacan consecuencia de una cosa a otra, ¿qué tal? Poco serio, nada histórico, barbarie completa.

Carlos Villacorta Valles

SOBRE CUNA DE LA CULTURA

“Cuna de la cultura” significa que Moyobamba está a la vanguardia en San Martín en todos los aspectos de la vida, sea económica, social, política, educativa, artística, cultural, urbanismo, etc., y ha superado esa mentalidad feudal, pero vemos que no es así; nuestra cultura sigue en la cuna, las cuatro instituciones principales se pierden en el marasmo burocrático, donde el papel pesa más que la realidad, ni siquiera en sus páginas Web se encuentra ni una pizca de fomento del libro, la lectura y la escritura, cuestión básica para el desarrollo de la cultura, por el contrario, el actual alcalde Gastelo Huamán, en nefasta actitud, ha cerrado la Biblioteca Municipal que quedaba a media cuadra de la Plaza de Armas. Un delito de lesa cultura. Condenable desde todo punto de vista.

Te puede interesar:  LAS CANARIAS, ATLÁNTIDA Y EL HUNDIMIENTO DE EUROPA

Ahora bien, a iniciativa de la ciudadanía se ha construido un Centro Cultural, pero tal parece que, a nivel del Gobierno Regional se está confundiendo su misión y visión, se la pretende convertir en una Escuela de Arte, muy lejos de la función de un Centro de la Cultura, donde inclusive el fomento del libro, la lectura y la escritura debe estar en primera línea, pero vemos que no es así. Una escuela de arte debe construirse en otro espacio. El Centro Cultural debe ser el encuentro activo de todas las artes; como biblioteca, auditorio, salas de cómputo, etc., reitero, tiene que ser un punto de encuentro activo para conservar tradiciones y desarrollar actividades culturales que incluyen la participación de la familia y, donde también se concentre toda nuestra literatura amazónica. Esperamos que se consulte con las personas entendidas en el tema.

ORIGEN ANCESTRAL DE MOYOBAMBA

En la portada del Programa General dirá: “481 Años de Historia de Moyobamba”; como en las anteriores ¿Qué pasó con el siglo aproximado de vida cultural originaria y autónoma de Moyobamba? ¿Acaso ese tiempo pasado originario no es historia? Para superar esta omisión histórica de lesa cultura, debe celebrarse también nuestra fundación originaria, DEBE CELEBRARSE A MUYUPAMPA, no solo la invasión española O será que somos víctimas de la “Cultura de la Incultura”, al decir del Profesor Edgardo Vásquez.
Empecemos investigando bien, con su presupuesto respectivo, sobre nuestro origen ancestral. Partir, supuestamente con la llegada de los Chancas y Pocras por estos llanos que venían huyendo del imperio incaico por su fracasada rebelión en los albores aproximados de 1439 y fundaron su pueblo llamándole MUYUPAMPA; de este acontecimiento histórico original a 1540 que es la ruptura cruel con la invasión española, suma alrededor de un siglo de historia y desarrollo muyupampino o moyobambino originario y autónomo que se ha borrado de un solo plumazo.

Te puede interesar:  En Moyobamba, Provias Descentralizado realizó control de ejecución de la obra ciclovía

Ya no es hora de seguir hablando a media voz, hay que publicar y firmar lo que antes no queríamos y pocos lo decíamos, basta de preconizar precisión científica y actuar con mentalidad feudal. Empuñemos ancestral sabiduría y caminemos a ritmo de compromiso honesto y rebeldía. Moyobamba precisa.

Continúa leyendo