jueves, enero 27, 2022
spot_img

16 de julio: Día Mundial de la Serpiente

Revisando la lista de los días internacionales me llamó la atención lo “curioso” de dedicarle un día a las serpientes. Ello me recordó que desde siempre me ha asombrado la “injusticia” hacia los animales “satanizados” por la interpretación falaz de las Sagradas Escrituras y por diversas concepciones deformadas de alguna manera por ejemplo también en el caso de las pobres cabras, que llegaron en la época oscurantista a ser relacionadas con el “diablo” (!).

Así, leemos respecto al día de la serpiente: “se celebra el 16 de julio de cada año. Su objetivo primordial es crear conciencia del valor de una especie animal que ha sido tan temida por las personas, pero que, sin embargo, llama la atención y la curiosidad de los que son apasionados por descubrir los misterios y la magia que encierra esta enigmática y exótica criatura.”

A este respecto, es bueno remitirnos siempre a la vasta e iluminadora literatura de los Maestres Dr. Serge Raynaud de la Ferrière y Dr. David Juan Ferriz Olivares (@magnafraternitasuniversalis) quienes nos ilustran sabiamente:

“Cuando se habla de serpiente (capítulo III del Génesis, versículo primero), está inscrito Nahash en el texto original, el cual literalmente se puede traducir por serpiente, pero el hebreo no siempre debe ser entendido en su acepción gramatical sino en la simbólica las más de las veces, pues sabemos que cada palabra (y especialmente en las lenguas antiguas y precisamente dentro de la idea oriental) tiene interpretaciones textuales, figurativas, etc…aún para nosotros a pesar de la pobreza de nuestras formas significaría: “El ansioso ardor era una pasión general en medio de la completa animalidad” (Serpiente en hebreo corriente se dice saraph, en tanto que nahash significa el bronce. Visto de tal modo es en el aspecto filosófico y de significación femenina)”

Te puede interesar:  Derrame sin solución

“Una pasión, un principio ciego, el deseo, la envidia, el amor de saber, no es ya un simple reptil, sino un conocimiento. La serpiente, constituye para algunas razas el símbolo del Saber, de la Sabiduría misma al igual que en los textos antiguos y orientales, ¿y acaso no es algo benéfico más bien que algo maléfico? ¿Por qué lo hemos de interpretar como maléfico a causa de una serpiente? No es una afirmación que hago, simplemente presento los dos aspectos, no supongo nada, sino que expreso una idea, eso es todo, hay que insistir muy enérgicamente contra las actitudes que toman los menos versados. El nahash es sobre todo un principio, una idea, un plan mental opuesto quizás a Ionah (Génesis VIII, versículo 10), ¡el cual ha sido muy mal traducido por “paloma!” ¡Lo mismo que thebah traducido como “arca!” Mencionemos por última vez el texto de la “Cosmogonía de Moisés” (transcripción de Fabre d’Ollivet): “Y esperó otra vez un septenario de días más (períodos luminosos) y nuevamente envió a Ionah fuera de la Thebah”.

“Evidentemente me sería indispensable escribir un libro especial para detallar completamente este concepto, ya que se comprende que expresa otro mucho, ¡más importante que el de enviar una paloma hacia afuera de una casa flotante! Estamos sobre todo en presencia de una enseñanza de lo más esotérica (…)”

A su vez, el Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares nos complementa:

“La sabiduría de la serpiente que corresponde a los Nagas, dio origen a que Nagarjuna fuera el San Pablo de Oriente como lo llama el Maestre. JESÚS DECÍA A SUS DISCÍPULOS, SED MANSOS COMO PALOMAS Y PRUDENTES COMO SERPIENTES.”

Te puede interesar:  Voluntarias contra la Violencia

Esto último siempre me ha llamado la atención pues el mismo Maestre Jhesú aclara y rectifica las falsas interpretaciones del Génesis.

Continúa el autor:

“Nagas: Serpientes. Como ese nombre es también el de ciertos Sadhus de la India, se puede imaginar que se trata de un símbolo y nada impide pensar que Gautama haya confiado su enseñanza a la guardia de los Yoghis, caracterizados por la sabiduría de la serpiente. (Kundalini está también asimilado a ese símbolo de la serpiente).”

“Este símbolo de la serpiente se encuentra consagrado en la tradición de muchas culturas, desde Quetzalcóatl, Téotl Quetzalcóatl, suprema manifestación de la energía creadora, principio universal de la serpiente emplumada mística indígena imperial, la serpiente emplumada de los toltecas en el templo de las pirámides de Teotihuacán en México, hasta el Dragón alado de siete cabezas, que lanza fuego por sus ojos y su aliento y vuela en los cielos para dejar su luz y desaparecer, son representaciones del fuego del elemento aire del Saber y del elemento fuego del Osar conforme las legendarias tradiciones.”

“Nagarjuna, el Hastha Sahaskika pronúnciase Jasta Sajasrika (el vigoroso, victorioso y potente escritor) del Prajna Paramita, a quien el Maestre llama el San Pablo del Oriente y lo menciona como el Yoghi caracterizado por la Sabiduría de la Serpiente, la sabiduría de los Nagas, por su manejo de los Misterios Mayores y su talento de la palabra y de lo social, era el elegido para hacer reconocer la literatura emanada del Buddha (…)”

Finalmente, tenemos las acertadas observaciones de Y. Saposnikova:

“¿Por qué se escogió la imagen de la serpiente como el símbolo de la sabiduría? Una de las explicaciones de este emblema es que la serpiente siempre mantiene se cabeza en alto y se mueve siempre hacia adelante. Sólo su cuerpo se curva, de acuerdo a los obstáculos que vaya encontrando. Así pues, seamos tan sabios como la serpiente. Teniendo en cuenta nuestra meta, escojamos el mejor camino.”

Te puede interesar:  Los Wiwaneros y sus andanzas

Artículos relacionados

Mantente conectado

32,240FansMe gusta
3SeguidoresSeguir
1,754SeguidoresSeguir
- Advertisement -spot_img

últimos artículos