FRENILLO LINGUAL CONOCIENDO MÁS

 FRENILLO LINGUAL  CONOCIENDO MÁS

Esta semana tocaremos el tema sobre los mitos que existen en relación al frenillo lingual…

Hay muchos y es necesario que aclaremos los mismos.

Recordemos, en primer lugar, que es el frenillo lingual, llamado también “hilo”.

El frenillo lingual es un trastorno congénito frecuente, es una membrana situada bajo la lengua, un pliegue vertical de mucosa que une por su centro la parte delantera de la lengua al suelo de la boca.

Este defecto puede impedirle mover la lengua correctamente, causándole problemas que tratamos en el artículo anterior.

CAUSAS
Por lo general, el frenillo de la lengua se separa antes del nacimiento para que la lengua tenga un rango de movimiento libre.

Cuando el frenillo de la lengua permanece adherido al fondo de la lengua, se origina el frenillo corto.

Se desconoce en gran medida el motivo de esto, aunque en algunos casos se ha asociado el frenillo corto con algunos factores genéticos.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE DIAGNOSTICAR UN FRENILLO CORTO?
Porque la lengua del bebé es clave en la lactancia y en la alimentación.

Generalmente se piensa que el bebé al mamar, extrae la leche apretando solo los labios, pero no es así.

En realidad, el órgano más importante es la lengua. Esta realiza una serie de movimientos al amamantar:
• El bebé saca la lengua y cubre con ella la encía inferior. Durante toda la toma mantendrá esta posición.
• El bebé levanta la lengua hacia el paladar para comprimir la areola y extraer la leche.
• Movimientos laterales: que le permite mover ambos lados de la lengua a ambos lados para formar un canal.
• Succión o peristaltismo: es un movimiento ondulante de la lengua para llevar la leche hacia el fondo para ser deglutida.

Te puede interesar:  MIRAN LA TRAICIÓN DESDE UN SOLO ÁNGULO NEGATIVO

¿CUÁNDO SE DEBE CONSULTAR CON UN MÉDICO?
Se debe consultar al médico en los siguientes casos:
• En las consultas de Control del Crecimiento y Desarrollo.
• Si el bebé tiene signos de frenillo corto que causan problemas, por ejemplo, al momento de amamantar.
• Si un terapista del lenguaje, después de evaluar al niño, cree que el habla del niño se verá afectada por el frenillo corto.
• Si un niño ya mayor se queja acerca de problemas que interfieren con su alimentación y/o habla.

MITOS SOBRE EL FRENILLO LINGUAL
1.- “La incidencia del frenillo lingual está aumentando”

FALSO. Nadie, en ninguna parte, puede afirmar esto.

Recién Todd, DA (2014) nos muestra estudios serios sobre incidencia del frenillo. Antes, no hay estadísticas precisas.

Lo que sí es cierto es que en estos años, están aumentando las consultas sobre el frenillo lingual corto. Sin embargo, es falsa la creencia de que cada vez son más los niños que presentan esta malformación.

Según datos de la Asociación Española de Pediatría, la incidencia del frenillo lingual es de un 1,7 a un 4,8% de los niños que lo presenta, siendo tres veces más frecuente en niños que en niñas.

La razón de que ahora parezca haber más casos es porque se está fomentando y extendiendo la lactancia materna, y es precisamente a través de esta práctica como se suelen detectar los casos de frenillo lingual corto.

2.- “Todos los bebés tienen frenillo lingual”

FALSO. Nuevamente mencionaremos la incidencia del frenillo lingual en la población infantil: afecta a alrededor de un 2 al 5% de los recién nacidos.

Te puede interesar:  ¿Dónde está la razón?

Se ha estimado que es más frecuente en niños que en niñas y que, aunque no es hereditario, sí es más habitual en niños con miembros de la familia que lo han padecido.

Por lo tanto, este mito no tiene nada de verdadero.

3.- “Todos los bebés tienen frenillo labial”

FALSO. No tenemos ni idea de qué es realmente un frenillo labial, ni ninguna herramienta diagnóstica válida y fiable para poder comenzar a discernir quién puede tener un problema de este tipo y quién no.

4: “Todos los bebés con frenillo lingual necesitan una operación quirúrgica”.

FALSO. Es posible que algunos bebés logren un rango óptimo de movimiento de lengua con el tiempo, sin necesidad de cirugía…

Otros necesitarán solo un corte más superficial.

Cada niño debe ser evaluado y decidir la conducta a seguir. No se puede generalizar.

5.- “Cualquier consultor(a) de lactancia sabe cómo evaluar el frenillo correctamente”
En primer lugar, las consultoras de lactancia deben estar formadas y entrenadas para evaluar adecuadamente al niño que atienden.

De la misma manera, no todos los médicos, han sido formados para evaluar el frenillo lingual.

Se recomienda a los padres preguntar al profesional que los atiende, si su hijita(o) tiene frenillo lingual.

Tengamos en cuenta que recién se está empezando a comprender esta anomalía congénita.

Pueden sugerir temas a tratar a través del WhatsApp 9999 6 2366
Dr. HÉCTOR PEREDA SERNA – PEDIATRA
Consultorio: Jr. Independencia Cuadra 7 (Zaragoza) Moyobamba
Atención: lunes a viernes: mañanas: de 9:30 am. a 12:30 pm.
tardes: de 4 pm a 7 pm.
WHATSAPP: 999 962 366
Fanpage: Dr. Héctor Pereda Serna – Pediatra
CELULAR PARA CITAS: 933 839 979

Continúa leyendo