jueves, enero 27, 2022
spot_img

POR EL VERDADERO TALENTO: FESTIVALES SÍ, CONCURSOS NO

“La redención del niño no está solamente en la sola protección de los niños inválidos, desamparados, sino en el despertar de la niñez inteligente a su propio talento.” Este profundo pensamiento del Dr. David Juan Ferriz Olivares, enmarca magníficamente lo que es la realización del Tercer Encuentro de Niños y Jóvenes Pianistas para el Talento y la Paz este viernes 25 y sábado 26 de junio a las 19:00 horas.

El evento, que en esta oportunidad será transmitido “en línea”, cuenta, como en las dos versiones anteriores, con la participación de alumnos de prestigiosas instituciones musicales, así como alumnos de docentes -a título personal- de ciudades como Cusco, Ica, Lima, Chiclayo, Piura, Tarapoto y Trujillo.

Esta será una Edición Especial ya que es realizada como parte de las celebraciones del Centenario del Dr. David Juan Ferriz Olivares (Japón, 1921-Venezuela, 1992) quien fue, entre de sus múltiples realizaciones, también un destacado pianista y compositor sinfónico, así como creador de la Fundación ELIC- Escuelas Libres de Investigación Científica para Niños(www.elicnet.org) institución organizadora de este evento en su sede Trujillo-Perú. Asimismo, el Maestre Dr. Ferriz Olivares fue reconocido por el hoy Ministerio de Cultura, sede La Libertad, como “Maestro de la Cultura Universal”.

La realización de estos Festivales de Piano, reviste una enorme importancia pues conlleva trascender el enfoque competitivo o de concursos que aún predomina en la actualidad como parte de las vivencias formativas de los niños en el mundo del arte en general y de la música en particular, modelo francamente contraproducente y decadente que ya está siendo dejado poco a poco y que ya han señalado ilustres especialistas y artistas como el legendario Pianista Vladimir Horowitz (quien estaba “completamente en desacuerdo” con los concursos de piano) el Cellista Julian Lloyd Webber, entre muchos otros, quienes ponen a luz las grandes y archiconocidas corrupciones de los concursos (Perú no está exento) colmados de intereses creados y tratos entre profesores para favorecer a sus alumnos o haciendo intervenir hasta aspectos políticos de naciones en desmedro de la justicia cabal para con las reales condiciones artísticas de los participantes, siendo innumerables las veces que campeonan quienes no lo merecen y “pierden” los verdaderamente talentosos. Así lo ilustraba el inmortal Vladimir Horowitz:

Te puede interesar:  QUEDARSE SIN SOGA Y SIN CABRA

“Yo estoy A B S O L U T A M E N T E en contra de los concursos. Son tontos, profundamente tontos, y le voy a decir por qué. Primero, lo más importante, uno selecciona a los concursantes no por su excelencia sino por eliminación y eso no es correcto. Uno tiene que elegir a alguien por su excelencia no por eliminación o descarte. Entonces depende quien está tocando y también depende quién está juzgando. Los jurados son, en cierto modo políticos también, MUY POLÍTICOS… “Porque ahí está mi pupilo”, “allí está el pupilo de otro”, “no me gusta este profesor, me gusta este otro” y cosas como esa ¿sabes? Y eso nunca es limpio y por eso estoy en contra de ello. Y luego…el ganador obtiene algunos miles de dólares y quizás un contrato con orquestas… ¿Y qué le aporta eso? Luego es olvidado, eso es todo. De allí, él no logra una carrera. Los managers contratan al ganador siempre por uno o dos años de prueba y luego si no “funciona” llega a ser la persona más frustrada en el mundo. Por ello estoy en contra y pienso que estoy en lo correcto [risas del público] LO QUE CUENTA EN MÚSICA ES LA PERSONALIDAD Y LA INDIVIDUALIDAD. NO EL QUE TOCA “PERFECTO” COMO UNA MÁQUINA.”

Asimismo, está que de por sí, el enfoque competitivo no mejora la calidad de la educación, como bien lo ilustran los Maestros V.S.A. Matemático José Miguel Esborronda Andrade y Contadora María Nilda Cerf Arbulú:

“LA COMPETITIVIDAD NO MEJORA LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN. El hecho de que un profesor ponga a todos sus alumnos a luchar entre ellos, a competir, a ver cuál es el que se saca más nota o a ver cuál es el que termina primero, es como si una madre pensara que sus hijos van a digerir mejor la comida si les dice que les va a dar el doble al que termine primero, y se arma una carrera en la mesa para terminar el plato… no por eso van a alimentarse MEJOR. Entonces igualmente ocurre en la educación; no solo en la educación, en la economía y en otras áreas del quehacer humano, la competencia NO MEJORA LA CALIDAD, MAS BIEN ES LA SOLIDARIDAD, el aprender a enseñar a las personas a trabajar en equipo. Entonces ya empezando por muchos sistemas que hay, no solo en la educación sino en el mismo trabajo; el poner algo digamos por ejemplo a LICITAR o a otras cosas en las que se pone a competir a varios a ver cuál es el que puede conseguir lo máximo. Entonces ese sentido de competencia impide o bloquea la síntesis porque hace que uno no quiera colaborar con el otro; ve al otro como un competidor, alguien que puede sacar más nota que él (…) entonces en ese sentido necesitamos un trabajo más MULTIDISIPLINARIO. En la Fundación ELIC-Escuelas Libres de Investigación Científica para Niños, precisamente una de las áreas que trabaja en ello para favorecer esa educación de síntesis es lo que llamamos la simbiosis del investigador con el niño.”

Te puede interesar:  Voluntarias contra la Violencia

El Encuentro será transmitido en las plataformas de Facebook y Youtube: Escuela de Música de la Fundación ELIC sede Trujillo.

Artículos relacionados

Mantente conectado

32,240FansMe gusta
3SeguidoresSeguir
1,754SeguidoresSeguir
- Advertisement -spot_img

últimos artículos