MODESTO MONTOYA ZAVALETA Y EL MINISTERIO DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA

 MODESTO MONTOYA ZAVALETA Y EL MINISTERIO DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Este gran físico e investigador nuclear peruano es un decidido promotor de la Ciencia y Tecnología, fundador del Centro de Preparación privada Ciencia y Tecnología CEPRECYT.

Fue presidente de la Sociedad Peruana de física y del Instituto Peruano de Energía Nuclear, realizó y dirigió el Encuentro Científico Internacional (E.C.I.) –Lima.

Es también profesor de la Facultad de Ciencias de la UNI.

Obtuvo su maestría en Ciencias Físicas de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI). Se doctoró en la Universidad de París, donde realizó un trabajo sobre Fisión Fría, obtuvo así el máximo nivel académico en Francia. Fue invitado durante la Campaña Electoral por el después Presidente Alberto Fujimori para integra el equipo de trabajo de su gobierno, puesto que este tenía el lema: “Honradez, tecnología y trabajo”. Invitado, pero nunca convocado; fueron palabras del viento.

En la presente campaña electoral hay promesa de impulsar el Ministerio de ciencia y Tecnología por parte del “hombre del lápiz” y éste gran sabio y ensayista también está listo a colaborar por un futuro mejor del Perú.

LA LIBERTAD

Nunca antes se había escuchado en nuestro país tanto como ahora la palabra libertad. No es mi intención en tan intenso debate sobre el significado de tal término aplicado a la sociedad humana el que depende mayormente de intereses personales, de grupo o estrato social, sino verlo dentro del cuadro de las leyes de la materia, donde es menos polémico.

Isaac Newton, el genial físico del siglo XVII, observó que cuando un cuerpo está sometido a fuerzas no muy intensas, éste tiende a quedarse en el estado en que se encontraba. Un cuerpo sobre el cual no se ejerce ninguna fuerza se desplaza en línea recta y con velocidad constante (con valor eventualmente nulo), afirmó Newton.

Te puede interesar:  03 de diciembre: Fecha muy Especial

Newton hizo tal deducción a partir de cuerpos reales, sobre los cuales realizó experimentos reales. Dichos cuerpos tienen siempre la acción de alguna fuerza sobre ellos. En realidad, no existen cuerpos libres. Ud. está por ejemplo sometido a la fuerza gravitacional de la Tierra que nos tiene «pegados» a ella o nos hace caer si nos falta piso. Una piedra lanzada al aire sufre la acción de la gravedad y también la resistencia del aire. Finalmente,

cuando cae sufre la fuerza del suelo para hacerla parar. Si no hubiese tales fuerzas, la piedra seguiría indefinidamente en movimiento rectilíneo y uniforme.

Para hacer este mismo experimento en mejores condiciones podríamos viajar al espacio. Allí no hay aire ni se está sobre la tierra que nos atrae con fuerza. Parecería que en el espacio sí, un cuerpo está libre. Pero no es cierto, la piedra estará sometida a las fuerzas que sobre ella ejercerán los planetas, incluyendo la Tierra. Lo que pasa es que esas fuerzas son de menos intensidad que aquellas que se ejercen en la superficie terrestre. Más aún, si bien es cierto que no hay aire, la piedra sufrirá la acción de la radiación cósmica. La pobre piedra no puede encontrarse completamente libre.

Una prueba visible de que en el espacio hay otros tipos de vientos es la cola del cometa Halley que nos deslumbró. Esa gigantesca cola siempre se dirigía en sentido opuesto al Sol, porque éste lo soplaba con un viento solar, donde se encontraba una serie de partículas. Mas aún, si no hubiera fuerzas sobre el cometa Halley, éste pasaría en línea recta una sola vez por cada punto. ¡No tendríamos el placer de esperarlo!

Te puede interesar:  UNA DE LAS TRES POSICIONES LE QUEDARÍA A PEDRO CASTILLO SI TERMINA SU MANDATO

Veamos ahora el mundo microscópico. Las partículas elementales muchas de las cuales de elementales sólo les queda el nombre, llamadas así porque se pensó que eran indivisibles se encuentran casi siempre inmersas en un «medio social» que les permite vivir.

Libres desaparecen. Un ejemplo de esto es el neutrón que se encuentra en los núcleos de los átomos o en estado «libre». Cuando el neutrón se encuentra en el núcleo vive largamente, casi indefinidamente, millones de millones de años, dependiendo de los núcleos, pero cuando se encuentra libre sólo sobrevive segundos.

En estos últimos tiempos se están haciendo descubrimientos aún más sorprendentes. Se trata de la Cosmogonía. Si dos o más cuerpos estuvieran alguna vez juntos, estos seguirán unos a otros, por más que se alejen.

En pocas palabras, en la naturaleza física no hay libertad, tal como la entienden los físicos. Libertad de un cuerpo es cuando está completamente solo, pero la soledad los mata. No les queda más remedio que convivir y, entonces, someterse a las leyes, producto de la vida en comunidad. En la sociedad humana no hay acuerdo sobre lo que se entiende por libertad. Este concepto humano es entonces causa de grandes polémicas.

Continúa leyendo