Anti Elección

 Anti Elección

Los ciudadanos no irían a votar por alguien sino contra alguien; contra algún valor, manifestación o estilo de liderazgo político por estas razones nos encontramos en un proceso de Anti-Elección.

A ello podemos sumar que la variable anti – voto desde un punto de vista conceptual vendría a ser la predisposición del elector de oponerse al triunfo de un candidato; y desde el punto de vista estratégico cada candidatura intentará reforzar el anti – voto contrario.

Ahora debemos ver que antis se enfrentan en esta elección a la cual titulamos “La encrucijada del Bicentenario”. En una esquina tenemos el Anti-Fujimorismo puesto en manifiesto con Alberto Fujimori en los 90 y Keiko Fujimori en los últimos años. Con los aciertos y desaciertos del gobierno del chino, todos recuerdan los Vladivideos y lo asocian con corrupción.

En la otra esquina tenemos el antisistema, asociadas con ideas comunistas, y manifestadas – en antaño – por el comandante venezolano Hugo Chávez y el actual presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. En el Perú se intenta asociar el antisistema con los años oscuros del Terrorismo.

Por eso observamos que en la tienda del lápiz se utiliza el término “nos están terruqueando” precisamente como una forma de minimizar el anti – voto desde un punto de vista sociológico. Pero luego vuelve al ataque la negación de este argumento con algún audio o manifestación de algún miembro de la campaña como es el caso Bermejo.

En la tienda naranja se observa que el anti – voto se piensa vencer con la campaña “Vamos peruano” y con una presentación de un equipo multipartidario. Pero luego vuelve al ataque la negación de este argumento y se manifiesta que la camiseta peruana no se mancha y lo que se pretende en una gran repartija entre partidos políticos.

Te puede interesar:  16 de julio: Día Mundial de la Serpiente

Esta ha sido la dinámica de la presente anti – elección, ¿Cómo minimizar, mientras refuerzo, el anti – voto de mi contrincante? Ahí están las redes sociales como clara evidencia de esta hipótesis, ahí tienen las declaraciones y reportajes periodísticos de los últimos 20 días. Ahí están, las encuestas que aparte de mostrar las tendencias de votos válidos analizan el efecto del anti.

¿Y esta mecánica electoral se va a mantener hasta la elección de la segunda vuelta? Pues sí, hasta cerrar la última mesa nacional, en el Perú y en el extranjero. Y es por eso que es importante que los peruanos acudamos a votar – sobre todo los jóvenes para abrir las mesas – porque una vez de haber asumido el voto ya no debe importar a cual anti haya usted pertenecido, sino, que debemos de sumarnos a una unidad para sacar adelante a nuestro país, sin renunciar – y en un estado de vigilancia – a nuestros principios democráticos.

Continúa leyendo