En su día, al ser que nos dio la VIDA

 En su día, al ser que nos dio la VIDA

Mejor que tú no pudiste tener como ejemplo a seguir, por tu inteligencia,
luchadora incansable, por mantener la armonía de nuestra familia,
por ser la columna que sostiene el hogar, para ayudar a vencer los retos de la vida.
Mujer fuerte, indomable, porque el amor hacia tu familia
nunca te detiene.

Muchos de nosotros empezamos a leer con famosas frases como “mi mamá me mima” “mi mamá me ama” y es que no hay frase más cierta.

Madre palabra santa, madre palabra de amor, de entrega, de lucha, de amiga, de consejera, madre la que está siempre en las buenas y en las malas, pero… siempre ahí está

La madre de hoy tiene un doble reto en la sociedad “madre trabajadora”; ya que no solamente se dedica a su trabajo en el cumplimiento de su deber, sino que adicionalmente está en el empeño de sacar adelante a su hogar, a su familia.
“El día más hermoso, es hoy el de mi madre, voy a saludarla con ansias y emoción… camino hacia su casa con un pequeño obsequio, aunque ella se merece el mundo y mucho más” reza la letra de una canción a la madre.

Todos los días es preciso rendir homenaje a las madres. A la madre trabajadora, profesional, maestra, obrera, campesina, indígena, ama de casa, a las madres que están en primera línea cuidando la seguridad y salud de los ciudadanos, a todas ellas.

En sus orígenes, el Día la Madre estuvo dedicado a honrar el amor y sacrificio de las madres por sus hijos. Luego el sistema volvió comercial la sublime fecha, como si la madre fuese un objeto al que en un solo día hay que adornarla con más objetos, como si no tuviéramos otros motivos para venerar a la madre todo el año.

Te puede interesar:  Panaderos a punto de cerrar sus negocios por el alza de precios de sus ingredientes

No, la escasez y la opulencia marcan la diferencia.

¿Y las otras madres? La madre soltera, la madre estudiante, o la niña que producto de la bajeza machista se convierte en madre terminando con su niñez e inocencia, aquella niña madre que acaba de librar una batalla contra la sociedad deshumanizada que se opone a respetar y defender su vida, su dignidad y sus derechos A esas madres seguramente les dirán con hipócrita pleitesía, Feliz Día de la Madre, olvidándose de la más injusta cadena de privaciones.

Y qué hay de la madre migrante, cuyos sueños de ver crecer a sus hijos se desvanecen en el viento como un espectro, dejándola sumida en la tristeza y en la desesperación.

A todas las Madres, que con su cariño y ejemplo maternal nos enseñan a luchar, para que esos derechos ignorados nos sean reconocidos y retribuidos con justicia.

Este día, ahora con mascarillas diseñadas perfectamente para silenciar a las madres y a los sectores populares, no nos callaremos, diremos, Feliz Día Mamá, emulando el papel protagónico y heroico.

Por todas las madres sanmartinenses, cuyas banderas de unidad y lucha siguen flameando gloriosamente en todos los rincones de nuestra región “La Madre” recoge la bandera caída y con lágrimas en los ojos continúa marchando hacia delante.

Todas ustedes madres trabajadoras viven este hermoso momento en sus vidas y por eso hoy queremos hacer público nuestro reconocimiento.

Por tu ejemplo diario sobre el significado y la importancia de amar y trabajar, para construir nuestra sociedad en armonía y justicia. Gratitud eterna madre.

El director Fundador de VOCES don Julio A. Quevedo Chávez, nos dejó esta reflexión: “Nos permitimos expresar nuestro reconocimiento y felicitación a la hacedora de nuestros días y compartir con ella, como siempre lo hemos hecho, esas sus ansias de vivir en un mundo más igualitario, más humano, más importante que buscamos alcanzar inspirados en sus consejos, su sonrisa, su trabajo y su humildad. Revista el Tarapotino abril del 2011

Continúa leyendo