sábado, julio 2, 2022

DÍAS DE LA TIERRA Y DEL LIBRO

Es muy grato ver cada vez más noticias con fotos de militares trabajando en el cuidado de animales en peligro, así como en labores de reforestación y limpieza de la tierra. Estas buenas nuevas nos alegran más aún al ser un cumplimiento de lo que en 1991 clamaba el Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares escribiendo:

“Que los ejércitos sean convertidos en fuerza de supervivencia, de paz y de regeneración de las condiciones del planeta, en fuerzas de vigilancia de la supervivencia de la humanidad y de conservación de las condiciones de la naturaleza y en cuerpos de lucha frente al aniquilamiento de la naturaleza.”

Escribo pues, a propósito de las celebraciones mundiales del Día de la TIERRA y el Día del LIBRO (22 y 23 de abril) UNIÉNDOLOS aquí, puesto que el cuidado de la tierra está íntimamente ligado con el libro, símbolo de la luz del Saber y de la lucha contra la ignorancia.

En efecto, toda esta debacle ecológica en la que está sumido nuestro sufrido planeta, es causada por la IGNORANCIA HUMANA, que produce las psicosis colectivas de lucha por la supervivencia, el materialismo ciego, la primacía del lucro, la corrupción, la ambición, el odio, el fanatismo, el dogmatismo, el patrioterismo asesino, la pereza para evolucionar, etc. todo ello directamente en contra de los preciosos recursos naturales que tan bondadosamente recibimos como huéspedes en esta maravillosa “nave espacial” llamada tierra.

Como sabemos, el nombre de nuestro “planeta azul” viene del latín “terra” y éste de la raíz proto- indoeuropea “ters”, que significa seco. En griego “tersaino” es secar, en sánscrito “tars” significa seco, en inglés “thirst” es sed, mientras que en alemán sed es “durst”. Ters es una raíz que se define básicamente como “opuesto a la naturaleza del agua”. Dante Alighieri en su “infierno” se refiere a la tierra como “la gran secca” dada la idea de su característica.

Te puede interesar:  Forjando el carácter ético en nuestra sociedad

Por otra parte, es importante el crecimiento de la conciencia ambientalista o ecologista en los movimientos sociales que, sin embargo, necesitan ir acogiendo más los conceptos de vanguardia de la re-educación emprendida desde hace más de 60 años por los ilustres Maestres Dr. Serge Raynaud de la Ferrière y Dr. David Juan Ferriz Olivares. Por ejemplo, el concepto de la UNIÓN (Yoga) con la naturaleza como parte del proceso de integración que puede ir alcanzado el hombre en los eslabones señalados por el Dr. David Ferriz: (1) Sujeto- Objeto (2) Sujeto-Sociedad (3) Sujeto- naturaleza, (4) Sujeto Universo (5) Sujeto-Leyes Universales y Principios y (6) Sujeto- Causa Suprema.

En ese sentido, falta reajustar aún muchas actitudes pues NO ES COHERENTE decirse una persona ecologista y a la vez ser consumidor de carnes y productos de la explotación animal, siendo que esta producción y consumo ES UNO DE LOS PRINCIPALES FACTORES DE DESTRUCCIÓN DE LOS SISTEMAS ECOLÓGICOS. Allí, la relación N° 3 (del sujeto con la naturaleza) es de conflicto y no de unión. Entonces, lo más propio para el cuidado de la tierra (y de nuestro cuerpo mismo) es el NATURISMO (entendido como la vida verdaderamente armónica con la naturaleza de nuestra estructura orgánica, espiritual y social) que prescribe –entre otras cosas- el vegetarianismo naturista, libre de productos nocivos para la salud universal (personal, social y ambiental).

Esta toma de conciencia será posible por una mayor cultura, es decir, un CULTIVO del SER tanto en la cultura física, como en la evolución (transformación, maduración, mejoramiento, perfeccionamiento) intelectual, emocional, mental, existencial y espiritual, realizada primordialmente a través del LIBRO, lo cual evoca el significado profundo del Santo Graal, indicado por el Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière, relacionándolo también con la TIERRA (!!):

Te puede interesar:  Historias de Tarapoto, 10

“Se sabe que el “Graal” es una palabra que puede significar VASO (grasale) o LIBRO (gradale o también gradual). Sería entonces la Urna, el Ánfora, el Aguador (el signo del Aguador, la constelación de Aquarius), el Vaso Sagrado, el Cáliz (..) es la base (el elemento TIERRA) …”

De ahí que el 23 de abril (día del Libro) nos recuerde también que, significativamente, el Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares nació en la isla de Honshu (en Japón) que significa: “MAESTRO del LIBRO” (!)…y no es para menos ese símbolo, pues marca totalmente lo que fue la vida de este ilustre Maestro de la Humanidad que, con su SABER y dinamismo discipular, logró el rescate y preservación para Siempre, de la Obra y Pensamiento del Maestre Dr.Serge Raynaud de la Ferrière (ver: www.magnanet.org) siendo también Él, el ideólogo y Coordinador de la Literatura elegido en exclusividad por el Dr. Serge Raynaud de la Ferrière.

Apreciemos pues finalmente, un ápice de su pensamiento ecológico que liga al SABER como factor determinante del cuidado de la Tierra:

“La revolución industrial que partió del siglo XIX se ha hecho durante 150 años con un escaso saber y más escasa previsión de las consecuencias en la naturaleza y en la polución y actualmente la lucha por la conservación de la naturaleza se enfrenta a la realidad de que, a pesar de todas las campañas, no regulan a las industrias causantes de la contaminación del ambiente y de la disolución de la capa de ozono. El deterioro del planeta y de su calidad de vida se suma a la explosión demográfica, aumentando la contaminación, la basura, los residuos tóxicos y la desertización, por ignorancia propia de la Era de Piscis (…)”

Te puede interesar:  ¿Fiesta para Comer Pescado?

 

Artículos relacionados

Mantente conectado

33,039FansMe gusta
3SeguidoresSeguir
1,807SeguidoresSeguir

últimos artículos