viernes, enero 28, 2022
spot_img

Aprendamos de ellos

En agosto de 2026 la ciudad estaba llena de escombros y cenizas. El resplandor radioactivo no daba señales de vida humana en medio de las ruinas. En otro tiempo, en una carretera se desplazan un padre y su hijo que observan en su trayecto arroyos insalubres, troncos de árboles calcinados, praderas grises, lúgubres e inevitables cambios climáticos.

Las situaciones descritas corresponden al cuento “Vendrán lluvias” de Ray Bradbury y a la novela La carretera de Cormac McCarthy. Los dos retratan en la ficción situaciones distópicas, es decir sociedades futuras con características catastróficas.

Las historias presentan deforestación, escasez de agua, contaminación del aire, alteraciones en la temperatura, especies extintas. Escenarios que dejaron de estar solo en la literatura para convertirse, hace muchos años ya, en una realidad constante que amenaza con destruir la vida en nuestro planeta.

Aunque parecen salidos de la ficción por su entrega, buen ánimo y los ataques constantes que reciben, Francisco Javier Vera, niño colombiano de 11 años y Greta Thunberg, adolescente sueca que acaba de cumplir 18, trabajan de manera ardua para preservar el medio ambiente y evitar su deterioro.

Francisco empezó en su país la defensa por el planeta con un grupo de niños y jóvenes, a partir de ahí creó la organización “Guardianes por la vida” que ya se encuentra en varios países. Él afirma que “nosotros defendemos lo que amamos y amamos lo que conocemos”. Por eso, es necesario que desde pequeños aprendamos a disfrutar y respetar el mundo que nos rodea.

Asimismo, el líder ambientalista recuerda siempre “que las niñas y los niños no somos el futuro, somos el presente también”. En los últimos meses ha sido invitado por el Congreso de Colombia para abordar el cuidado de la naturaleza y, además, comparte por las redes sociales retos, juegos e informaciones de temas ecológicos para niños y jóvenes.

Te puede interesar:  El undécimo congreso mundial para el talento en la niñez

Greta Thunberg se califica en su cuenta oficial como “activista medioambiental climática de 18 años con Asperger”. Al igual que el niño colombiano, Greta ha sido descalificada por algunas autoridades políticas. Después de su discurso en la Cumbre del Clima en las Naciones Unidas en 2019, donde reclamó por la inacción de los líderes mundiales, Donald Trump, Jair Bolsonaro y Vladimir Putin minimizaron sus comentarios.

Ella, cuando tenía 15 años, empezó una huelga escolar sentándose frente al Parlamento sueco exigiendo medidas frente a la crisis climática que afectaba a su país. A Greta se le unieron sus compañeros y juntos lograron que los políticos firmaran acuerdos en favor del medio ambiente. Luego, el grupo fundó “Viernes por el Futuro” una organización de miles de estudiantes que exigen medidas inmediatas para frenar la contaminación mundial.

Uno de los principales pedidos que realiza Thunberg es que se escuche la voz de los científicos para poder reducir la emisión de carbono y no suba la temperatura mundial. Porque el calentamiento global trae consigo propagación de enfermedades, olas de calor cada vez más fuertes, derretimiento de glaciares, desaparición de especies de animales y alimentos a mayor precio debido a su escasez.

Este 22 de abril la ONU nos recuerda el Día Internacional de la Madre Tierra. Esta semana se reunirán de manera virtual los líderes mundiales para analizar cómo reducir el impacto negativo en el planeta. Además, para nosotros es hora de aprender de los niños y adolescentes a cuidar y apreciar la naturaleza, a reducir el consumo de bolsas de plástico, a reciclar y a practicar deporte para conectarnos con el entorno.

Te puede interesar:  CALENTAMIENTO GLOBAL: DILUVIO DE FUEGO

Artículos relacionados

Mantente conectado

32,239FansMe gusta
3SeguidoresSeguir
1,754SeguidoresSeguir
- Advertisement -spot_img

últimos artículos