(Algunas) recomendaciones para votar el 11 de abril

 (Algunas) recomendaciones para votar el 11 de abril

La primera frase de la novela Ensayo sobre la lucidez del Nobel de Literatura José Saramago afirma tajante que es “mal tiempo para votar”. La inestabilidad política, la crisis económica, la pandemia y la falta de arrastre popular de los 18 candidatos presidenciales hace preguntarnos si el domingo 11 de abril realmente es buen tiempo para votar en nuestro país.

Mientras que en la novela citada ¨más del setenta por ciento de la totalidad (de los votos) estaban en blanco” las últimas encuestas nacionales reflejan que el porcentaje llega al 20%, cantidad mayor que la que ostenta algún candidato o candidata actualmente en el proceso. Giselle García, experta en Ciencias Políticas de la Universidad de Granada, explicó que “con el voto en blanco el elector está indicando que sí confía en el sistema democrático, pero no en ninguna candidatura”.

Sin embargo, a pesar de los votos en blanco y viciados, así como de la cantidad de abstención que haya, el 28 de julio iniciaremos el camino al tercer siglo de vida republicana con un nuevo jefe o jefa de Estado y un renovado Congreso. Por estas razones, es muy importante decidir de la mejor manera quiénes tendrán el encargo de conducir el destino de la Patria en los próximos cinco años.

Cinco de cada diez peruanos deciden su voto en la última semana previa a la elección. Las encuestas y estudios especializados señalan que uno o dos de esos cinco ciudadanos determinan por quien votarán el mismo día de los comicios. Ello está muy lejos del voto reflexivo y consciente que se requiere de una electora y de un elector crítico.

Te puede interesar:  ¡No descuidemos a la niñez!

La Fundación alemana Friedrich Ebert apunta que los críticos “son aquellos electores que tienen buena información y, a su vez, deciden en base a los intereses colectivos de su comunidad”. Esto es, evalúan a los postulantes, qué compromisos tienen, quiénes conforman sus equipos y cuál es su experiencia de vida, educativa, profesional y política.

Es necesario también observar la capacidad de liderazgo, antecedentes penales y judiciales, si tiene acusaciones de corrupción, su experiencia en la gestión pública, cómo se comporta y qué opinión tiene ante temas relevantes como los derechos de las mujeres y las minorías.

Todavía queda tiempo y diversas fuentes para poder informarse. La página Voto Informado del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), la asociación Transparencia, la plataforma Votu.pe y la aplicación Vota Bien Pe muestran los planes de gobierno, hojas de vida de candidatos presidenciales y congresales, sus deudas y sentencias penales. Además, se pueden comparar las propuestas de los partidos sobre educación, salud, medidas frente a la pandemia, economía, seguridad ciudadana, medio ambiente y lucha contra la corrupción.

Es difícil conocer la trayectoria de todos los postulantes, pero sí debemos enfocarnos en los que van ganando nuestra simpatía, saber quiénes financian sus campañas, a quienes apoyaron anteriormente y conocer si sus planes son viables de ejecutarse. Otro dato para tener en cuenta son las Fake News, cuando una información, sobre todo las difundidas por redes sociales, ataca o ensalza desmesuradamente a un candidato hay que tener cuidado, se debe comprobar si dicha noticia está también en un medio de comunicación confiable.

La Constitución señala que “el voto es personal, libre, secreto y obligatorio”. Que sea también crítico y reflexivo “por amor a mi patria, a mi Perú, / por amor a mi suelo, a mis paisajes, / por amor a los pobres de mi tierra” como canta el Poema especial de Javier Heraud. Les deseo un buen y democrático domingo.

Continúa leyendo