jueves, enero 27, 2022
spot_img

Claves para entender el escándalo de las vacunas que convulsiona al país

Con más de 1,24 millones de infectados y casi 44.000 muertos, somos uno de los países de América Latina más golpeados por la pandemia.

En ese contexto, la denuncia de que varios altos funcionarios de gobierno abusaron de un ensayo clínico para vacunarse contra el coronavirus mucho antes que la mayoría de la población ha generado un gran malestar.

El presidente Francisco Sagasti dijo estar “indignado y “furioso”, dos adjetivos que resumen el sentir general de la población, y responsabilizó enteramente de la situación a su predecesor Martín Vizcarra, uno de los señalados.

Para tener aproximación y entender el tema, te presentamos las claves para entender el escándalo que ha sido bautizado como vacunagate.

¿Cómo se originó el escándalo?

El caso estalló el miércoles de la semana pasada, cuando se reveló que el expresidente Martín Vizcarra había recibido dos dosis de la vacuna contra la covid-19 de la empresa china Sinopharm en octubre, cuando aún estaba al frente del gobierno y se estaba llevando a cabo el estudio clínico de la misma en nuestro país.

Lo que en un principio parecía una cuestión que afectaría solo al gobierno saliente, pronto salpicó al gobierno de Francisco Sagasti.

Desde el principio, el presidente Sagasti manifestó su “indignación” por el caso y ordenó que todos los funcionarios del gobierno que participaron en esta vacunación quedaran “afuera” de sus funciones en el Estado.

La primera en irse fue la ministra de Salud Mazzetti, quien dimitió el pasado viernes, aunque los detalles de su renuncia no se confirmaron hasta el lunes siguiente.

El pasado domingo fue el turno de la canciller Astete, quien dimitió tras reconocer que había recibido la vacuna el 22 de enero, antes de que iniciara la campaña de inmunización general, y admitió haber cometido un “grave error”.

“A raíz de la reciente revelación sobre la vacunación del presidente Vizcarra y de su esposa y del comprensible impacto que esta noticia ha tenido en la opinión pública, soy consciente del grave error que cometí, razón por la cual decidí no recibir la segunda dosis. Por las razones expuestas, he presentado al señor presidente de la República mi carta de renuncia al cargo de Ministra de Relaciones Exteriores”, escribió en su cuenta de Twitter.

También reconocieron haberse inmunizado y renunciaron a su cargo los ahora exviceministros de Salud Luis Suárez, Víctor Bocangel y el ex ministro Alejando Aguinaga Recuenco –quien a la vez es candidato al parlamento por el fujimorismo y médico de personal de Alberto Kenya Fujimori.

¿Cuántas personas recibieron irregularmente la vacuna?

El pasado lunes 15 se hizo pública la lista de los 487 inoculados, donde aparece como “invitado” Vizcarra y, registrados como “entorno cercano”, figuran los nombres de su esposa y su hermano.

Entre los cientos de vacunados, además de las ministras Mazzetti y Astete, hay otros altos cargos del Ministerio de Salud y de la Cancillería. Y también figuras el nuncio apostólico Nicola Girasoli, el esposo de una congresista, el chófer de Mazzetti, los rectores de las universidades San Marcos y Cayetano Heredia, además de familiares de los médicos que participaban en el ensayo clínico, personal del estudio, entre otros.

Todos ellos recibieron la vacuna meses antes que la mayoría de los peruanos.

De hecho, todavía no se sabe cuándo se empezará a inmunizar al grueso de la población, si bien los trabajadores de la salud que están en la primera línea de combate al virus empezaron a ser vacunados a partir del 8 de febrero.

¿Qué dicen los implicados?
En un principio Vizcarra sostuvo que él fue “voluntario” en la fase tres de los ensayos clínicos de la vacuna de Sinopharm, que fue autorizada en agosto del año pasado.

Las primeras dosis de la vacuna llegaron formalmente al país a principios de setiembre y, con la participación de casi 12.000 voluntarios, ese mismo mes se iniciaron los estudios en la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).

Sin embargo, los responsables del ensayo lo niegan.

El martes, ante la Comisión de Fiscalización del Congreso, Germán Málaga, investigador y médico de la UPCH y jefe de los ensayos,dijo que fue el propio Vizcarra quién le solicitó la vacuna y que lo inoculó, así como a su mujer, el 2 de octubre en el Palacio de Gobierno.

“Sabía que era una vacuna de etiqueta abierta, que tenía componente activo y que no había recibido placebo”, declaró.

“Fuimos (con una enfermera) lo vacunamos a él y a su señora esposa. En ese momento sinceramente no me pareció un acto fuera de contexto. Era el presidente de la república y no pensé en ningún aspecto legal, ni político”, agregó.

Como había explicado la UPCH en un comunicado publicado durante el fin de semana, en el protocolo del ensayo se establece el envío de 3.200 dosis adicionales, “para ser administradas voluntariamente al equipo de investigación y personal relacionado al estudio”.

Según Málaga en su comparecencia, de ellas 1.500 se debían entregar a la Embajada de China y el resto fueron administradas a personal del ensayo clínico y otras a “invitados”, “consultores” y “relacionados”.

“Quizá hubo excesiva amplitud en el término personal relacionado”, manifestó, y explicó que él no seleccionó a los funcionarios de los ministerios que recibían las vacunas, sino que había un “oficial de enlace” con ese fin.

Por su parte, otro de los incluidos en la lista de inoculados, el nuncio Girasoli emitió este martes un comunicado en el que aseguró que recibió la vacuna porque fue parte de los ensayos clínicos del laboratorio chino Sinopharm como “consultor en temas éticos”.

“A través de mi médico personal he sido convocado como consultor de la prestigiosa Universidad Cayetano Heredia en temas éticos sobre este proceso y a motivo de mi condición de convaleciente por las consecuencias que todavía tengo covid-19”, que contrajo en abril y tras padecer “síntomas severos” superó, sostuvo.

Una justificación ante la que el arzobispo de Lima, Carlos Castillo, reaccionó este miércoles afirmando estar “entristecido e indignado” y asegurando que le escribió al nuncio expresándole que rechaza su accionar y espera que dé explicaciones más detalladas. “Le he dicho que esto es grave. Estos signos de privilegios son las cosas que la gente critica de la Iglesia”, remarcó.

¿Qué investigaciones están en curso?

El Congreso nombró la noche del martes una comisión investigadora para determinar las responsabilidades de las vacunaciones ajenas a las buenas prácticas nacionales e internacionales de los ensayos clínicos.

La Fiscalía inició una pesquisa preliminar contra Vizcarra por la presunta comisión de delitos contra la administración pública, colusión y negociación incompatible o aprovechamiento del cargo. Estas investigaciones todavía podrían provocar más renuncias, pero su impacto podría ir mucho más allá del actual gobierno, por más que el presidente Sagasti dijera confiar en que lo ocurrido no afecte “el proceso de conseguir las vacunas para nuestro país”.

Más aun teniendo en cuenta que los peruanos acudirán a las urnas el 11 de abril para elegir nuevo presidente.

Artículos relacionados

Mantente conectado

32,240FansMe gusta
3SeguidoresSeguir
1,754SeguidoresSeguir
- Advertisement -spot_img

últimos artículos