Palmas magisteriales para dos MAESTROS de San Martín.

 Palmas magisteriales para dos MAESTROS de San Martín.

Educadores de San Martín reciben máxima distinción.
En la categoría Maestro, el profesor Julio Walter Chávez Oyarce.
En la categoría Educador Clemente Inga Loarte.

Las Palmas Magisteriales constituyen el máximo reconocimiento y distinción honorífica que otorga el Estado a profesionales que hayan destacado por su contribución extraordinaria a la educación y desarrollo del país.

El Ministerio de Educación entregó ayer las Palmas Magisteriales, de los doce galardonados, uno recibirá la condecoración en la categoría Amauta, seis en la categoría Maestro y cinco en la categoría Educador. Cada galardonado recibirá una Resolución Ministerial, un diploma y una medalla de honor, así como una bonificación económica correspondiente a cada categoría.

Desde su creación, en 1949, han recibido las Palmas Magisteriales más de 2000 profesionales, entre los que destacan peruanos notables como el arqueólogo Julio César Tello, los historiadores Raúl Porras Barrenechea y Jorge Basadre, el psiquiatra y filósofo Honorio Delgado y los escritores José María Arguedas y Julio Ramón Ribeyro.

Profesores, un fraterno abrazo por el merecido reconocimiento.

“Soy profesor de la zona rural y no me avergüenzo, todo lo que se viene haciendo es a favor de los estudiantes”. Gracias al Diario VOCES, gracias por abrazar y acompañar mi trayectoria, siempre me acompañaron” Profesor Julio Walter Chávez Oyarce.

En VOCES en la ruta que marcó la trayectoria de nuestro Director Fundador, Profesor Julio Alberto Quevedo Chávez, volvemos a conversar y seguiremos de cerca el trabajo de nuestros maestros de aula, de profesores como Julio Walter que honran y dignifican esta noble profesión… Y, hay muchos maestros que nunca morirán.

Enseñar es un ejercicio de inmortalidad
(Ruben Alves)

Profesor Julio Walter Chávez Oyarce

¿Seguimos su trayectoria, podría resumirnos profesor?
Este sueño se inicia en San Martín el año 1998, hemos trabajado horas de horas ad honorem con instrumentos de evaluación, en ese tiempo utilizamos máquina de escribir.

Te puede interesar:  Pobreza Moral

Surcamos en bote el Río Huallaga hasta la Comunidad de Leche, hicimos lo mismo en aquella época con el Proyecto Educativo

Luego me destacaron a Papaplaya, coordinando con las autoridades, los padres de familia construimos dos aulas y hemos dejado proyectos de ovinos, proyectos de arroz; todo eso suma en una trayectoria profesional, nos reconocieron con certificados, diplomas y resoluciones que nos han otorgado generosamente las autoridades, todo eso ha ido sumando, nos dieron confianza y nunca defraudamos a los estudiantes y padres de familia.

Ya en el año 2002 fui traslado a Centro Poblado de Yumbatos –Distrito de Pongo de Caynarachi- a la Institución Educativa en la que hoy trabajo 0589.

En el 2005 asumí la dirección, ahora estoy haciendo algunos proyectos con los estudiantes para la escuela.

En el 2011 le dimos una nueva orientación a la gestión, aprovechamos las áreas de terreno, con los padres de familia, los alumnos, con los docentes y con los aliados estratégicos como la empresa de palma aceitera, tenemos plantaciones maderables y de aguaje.

El 2012 hemos llevado un proyecto educativo a la UGEL Lamas donde se ha denominado TANDE, como estrategia de género, realizamos trabajos en pareja a través de la esquematización de la información.

El 2013 planteamos el proyecto temático, el Ministerio convocó una beca de Ciencias Sociales, nos presentamos y logramos ingresar a la Universidad Peruana Unión, ahí planteamos un proyecto en el mapa temático. Nos presentamos al Ministerio de Educación obteniendo el tercer puesto a nivel nacional, en el cual el Diario Voces fue parte de ese acompañamiento; ahí el Ministerio de Educación me obsequió una laptop, que por entonces no tenía, después la Dirección Regional de Educación me dio otra laptop.

Te puede interesar:  Portada, lunes 22 de febrero 2021

Motivados, hemos venido trabajando en la escuela, participamos en un evento en Lima denominado “Encuentro Nacional de Buenas Prácticas”, -encuentro donde todas las regiones han participado- yo fui el único docente de San Martín, allí intercambiamos experiencias, gané una beca de España para especialización. Al año siguiente planteamos un proyecto de la palma aceitera, la Escuela de Yumbatos ganó el premio de la “Buena Escuela” en la categoría Mejoras de la Gestión Escolar con el proyecto de la recuperación de las áreas verdes; ese proyecto nos sirvió para hacernos acreedor al premio de 10,800 a favor de la escuela de Yumbatos, ese dinero nos sirvió para comprar seis proyectores multimedia y un estabilizador, hoy cada aula tiene un proyector donde cada maestro puede desenvolverse y desarrollar mejor sus cursos.

Al año siguiente el 2017, el Banco Interbank nos ve el proyecto y me selecciona como “El Maestro que Deja Huella” en la región San Martín.

Es así que en el 2017 también ganamos el “Premio de Eco Negocios” a nivel regional con el cacao en polvo, por el que la escuela ha sido beneficiada con S/.3,000, con eso se ha logrado adquirir insumos y nuevamente ganamos el “Premio Eco Negocios” por la Dirección Regional de Educación con el proyecto de Jergón Sacha – Uña de Gato también nos dieron S/.3, 000 en insumos, todos los premios fueron para la escuela.

El 2018 La Casa de la Literatura Peruana convocó a un concurso donde quedamos en segundo puesto a nivel nacional, el primer puesto fue la profesora Connie del Colegio Juan Miguel Pérez Rengifo. Nuestro proyecto educativo dónde se ve la recopilación de todas las experiencias de los estudiantes para la publicación de un libro.

Te puede interesar:  Portada, viernes 26 de febrero 2021
Profesor Clemente Inga Loarte

El 2019 logramos certificaciones el Ministerio de Educación para la sistematización e institucionalización de las “Buenas Prácticas” del mapa temático como estrategias para participar dentro de las competencias, la escuela de Yumbatos fue una de las 34 escuelas seleccionadas a nivel nacional para sistematizar lo que es el proyecto y difundir en el observatorio de buenas prácticas del Ministerio de Educación, desde hace tres días, ahí está detallado sobre lo que venimos haciendo en la escuela, el mismo año planteamos otro proyecto “Reforzando Aprendizajes a través del uso de los Celulares”, donde el estudiante pueda fortalecer su aprendizaje, es así que el Fondo Nacional de Desarrollo de Educación Peruana convocó a un concurso, el proyecto de innovación, nos presentamos y Yumbatos con el Colegio Ignacia Velázquez de Moyobamba, solamente esos dos colegios hemos logrado clasificar para recibir un premio valorizado en S/.20,000 y un kit tecnológico de educación el que hemos recibido en diciembre del 2020.

A partir de allí, la UGEL nos ha propuesto ante el Ministerio de Educación como postulante a este concurso que lo viene haciendo desde varios años, sin embargo, por la gracia de Dios, este año nos ha correspondido “Las Palmas Magisteriales” este reconocimiento es a toda una trayectoria

Soy profesor de la zona rural y no me avergüenzo, todo lo que se viene haciendo es a favor de los estudiantes, por nuestros niños y niñas.

 

 

Continúa leyendo