Discurso del flamante Presidente de la Corte Superior de Justicia de San Martín: UN ‘JALÓN DE OREJAS’ AL ANTERIOR PRESIDENTE Y LOS DEMÁS JUECES Y TRABAJADORES. (Dr. Gonzalo Gonzales)

 Discurso del flamante Presidente de la Corte Superior de Justicia de San Martín: UN ‘JALÓN DE OREJAS’ AL ANTERIOR PRESIDENTE Y LOS DEMÁS JUECES Y TRABAJADORES. (Dr. Gonzalo Gonzales)

En lo que fue un discurso inédito, fuera de lo común y ‘apolíticamente correcto’, se convirtieron las palabras del nuevo Presidente de la Corte Superior de Justicia de San Martín (CSJSM), realizado en la Apertura del Año Judicial 2021, el pasado lunes 04 de enero del presente año.

Inició con una reflexión sobre la reciente pandemia mundial y las personas que perdimos -solicitando a los asistentes un minuto de silencio-, así como agradeciendo a los que no votaron por él, prometiéndoles que su voto adverso no perjudicaría la mejor marcha de este poder del Estado en el distrito judicial de San Martín.

Posteriormente, pasó a lanzarle ‘dardos y pullazos’ al saliente Presidente de la CSJSM (a quien, dicho sea de paso, lo mandó a Juanjui, pero que debe aceptar el encargo hidalgamente, tal como lo hicieron sus pares y demás jueces y servidores jurisdiccionales cuando él era el titular), por su excesivo individualismo y falta de trabajo en equipo durante su gestión. Asimismo, por poco y llama ‘infeliz’ al saliente cuando dijo:

¿Cómo podría exigir justicia oportuna, por ejemplo, un Presidente de Corte si sus ponencias las entrega cuatro, seis, siete o nueve meses después que asumió la presidencia?, ¿Cómo un Presidente de Corte podría exigir a los demás jueces que se preocupen por una justicia oportuna sin que esa exigencia también la incluya?, ¿Puede un Presidente de Corte premiar por mejor producción conociendo que no se está frente a una justicia oportuna?, ¿Estaría bien que un Presidente de Corte premie el retardo?, y con la agravante que el retardo es inconducta funcional. Se suele exigir justicia oportuna persiguiendo a los jueces que cometen retardo sin querer darse cuenta que incurre en retardo también tanto el persecutor. Por eso no se es feliz, porque no hay armonía entre lo que uno dice y lo que uno hace. Mahatma Gandhi decía: “La felicidad se alcanza cuando lo que uno piensa, lo que uno dice y lo que uno hace están en armonía”.

Te puede interesar:  ¿Feministas?

En otro pasaje de su discurso, llamó a la unidad a todos los jueces y servidores jurisdiccionales que integran este distrito judicial, con la finalidad de mejorar el servicio de justicia y lograr que la población vuelva a confiar en su Poder Judicial, pues, de lo contrario, dijo: “Si vamos a seguir resolviendo así, ya no vamos a necesitar de proceso, tampoco de juez; sería suficiente, como decía Rawls, lanzar una moneda al aire para resolver los conflictos”.

Asimismo, señaló enfáticamente que la justicia siempre -y por sobre todas las cosas- debe ser oportuna. Señaló el caso de un proceso judicial de autorización para disponer de bienes de menor de edad -que, en teoría, debe culminar en dos meses como máximo- que se cayó, pues la autorización judicial se emitió cuando el sujeto tutelado ya había cumplido la mayoría de edad. Recuerdo el caso similar de una variación de tenencia, que, de igual forma, se cayó, por cuanto la resolución se expidió cuando el menor ya se había convertido en ‘mayor’. Cosas del Poder Judicial.

En ese sentido, criticó -además del ya criticado expresidente de la Corte- especialmente a los magistrados del primer y segundo juzgado civil de Tarapoto y reseñó algo que es generalizado en la mayoría de abogados, la famosa frase ““Que el juez resuelva mi caso como sea, pero que resuelva”, que tiene su fundamento en “si igual, van a resolver mal, sin mayor estudio ni conocimiento del caso, prefiero que salga de su instancia para pelearla en la siguiente”.

Posteriormente, criticó el presupuesto asignado (1.72 % del Presupuesto General de la República, cuando debía ser de mínimo un 4 %), que les es asignado y no elaborado como lo tienen los otros dos poderes del Estado, situación que no les permite tener mayores recursos y mejor asignación de ellos. Mencionó, por ejemplo, que la provincia de San Martín debería tener, por lo menos, 30 despachos judiciales y solo cuenta con 18, y que, como casi todo en el Perú, lo transitorio se convierte en ‘provisional para siempre”, como es el caso del Juzgado Transitorio, que luego fue un Juzgado de Trabajo Transitorio y lleva así más de 14 años, entre otros temas de funciones adicionales e infraestructura.

Te puede interesar:  LA CREDENCIAL HACIA EL FUTURO “Hemos de salir de este estado de confusión cuanto antes”

Por el bien del servicio de justicia en esta parte del país, saludamos las palabras del flamante Presidente de la Corte Superior de Justicia de San Martín, esperando que no se queden solamente en buenas intenciones, sino que se transformen en acción, que se escuche no solamente a los jueces y servidores jurisdiccionales sobre la problemática del servicio, sino también a los usuarios y abogados (estos últimos no necesariamente representados por su colegio o asociación, sino también individualmente), que se convoque a concurso público (transmitido en vivo y en directo por las plataformas digitales) para el Diario Judicial del distrito y se verifique que los precios que ofertan al momento de hacer llegar sus propuestas, sean los que realmente cobran al usuario al momento de hacer sus publicaciones, que busque una forma de comprometer a su personal, porque no puede ser posible la idoneidad de un servicio de justicia que tenga -desde el inicio del año- un día que no trabajan, por apertura del año judicial, 15 días que trabajan a medias -por inventario de inicio de año-, 30 días de vacaciones -antes todos juntos-, feriado por un día general del trabajador, pero, luego, ‘feriado’ por el día del Juez, por el día del secretario judicial, por el día del trabajador público (amén de licencias y actividades extralaborales), paro de 24, 48 y 72 horas y luego, en noviembre, la huelga general indefinida de los trabajadores del Poder Judicial, huelga blanca de los jueces, y, para cerrar con broche de oro, 15 días por inventario de fin de año, y muchos otros temas por debatir.

Te puede interesar:  PEDRO CASTILLO Y LUCINDA VASQUEZ AL PODER

Texto de Imagen: HERIBERTO GÁLVEZ HERRERA; Presidente de la Corte Superior de Justicia de San Martín, periodo 2021-2022

JOSÉ ANTONIO VARGAS MARTÍNEZ; ExPresidente de la Corte Superior de Justicia de San Martín, periodo 2019-2020

Continúa leyendo