Se incrementa contagios de dengue en la Selva

 Se incrementa contagios de dengue en la Selva

El 80% de los enfermos se encuentra en la Amazonía, donde las cifras se han cuadriplicado respecto al año pasado.

Las autoridades reconocen que han descuidado el control por el impacto del nuevo coronavirus e indican que existe la posibilidad de subregistro de casos, pues se ha reducido el seguimiento epidemiológico de los establecimientos de salud.

Otra de las dificultades para combatir el dengue es la similitud de síntomas con la COVID-19: fiebre y dolor de cabeza.

Los reportes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) muestran que los casos de dengue en el Perú se incrementaron desde 1990, y con algunos picos en el 2001, 2012, 2015 y 2017. El penúltimo gran brote se registró el 2017.

De acuerdo al centro epidemiológico del Ministerio de Salud, el crecimiento inusual empezó en octubre del 2019, cuando comenzaron a registrarse 919 casos

Las otras víctimas mortales del dengue se ubicaron en Loreto, San Martín y Madre de Dios, han sido declaradas en emergencia sanitaria el 09 de febrero, como medida para combatir el brote. Estas tres regiones que concentran el 77% de los 10.228 reportados en Perú, desde enero al 25 de febrero del 2020.

Diversos estudios publicados por el Ministerio de Salud sostienen que la carga de enfermedad por dengue es más alta entre los más pobres, debido a que frecuentemente viven en comunidades donde los vectores son abundantes, porque utilizan menos protección (contra estos zancudos transmisores) y, además, por el hecho que las intervenciones suelen ser menos efectivas.

El médico infectólogo Eduardo Gotuzzo, investigador del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Peruana Cayetano Heredia explicó las posibles razones del repentino aumento de estos casos.

Te puede interesar:  Destinan más de S/ 154 millones para contratación de personal sanitario

“El incremento de la temperatura favorece a la población de Aedes. Cuando aumentan las lluvias hay más sitios donde los mosquitos se reproducen y cuando la temperatura sube, los mosquitos maduran más rápido, en lugar de picar durante tres días, ahora pican 6 o 7 días. Tenemos más mosquitos y más tiempo para que piquen. Lamentablemente este es un factor importante para entender la dinámica de lo que pasa con el dengue”, sostuvo.

¿Cómo podemos evitar el dengue?

El zancudo de clase “Aedes aegypti”, que transmite el dengue, deposita sus huevos en lugares donde se almacena el agua y se reproduce con gran facilidad cuando aumenta la temperatura y las lluvias.

Para evitar que esto suceda exhorta a la población a tomar las siguientes recomendaciones: lavar, cepillar y tapar los recipientes donde se guarda el agua, cambiar el agua de los floreros cada tres días, cambiar el agua del bebedero de los animales diariamente y eliminar los objetos inservibles donde se pueda acumular agua.

¿Cuáles son los cuidados para no contraer el dengue?

Es necesario identificar los depósitos que pueden ser “criaderos” del zancudo. Por ejemplo, cilindros, bidones, tanques, botellas y floreros, así como objetos inservibles como latas, botellas plásticas, llantas en desuso, entre otros, porque con la acumulación del agua la hembra del zancudo puede depositar los huevos y reproducirse. Por lo tanto, la única manera de prevenir es cepillar las paredes de estos depósitos, taparlos adecuadamente y eliminar y destruir los inservibles.

¡Si presenta alguno de estos síntomas, acuda al Centro de Salud más cercano!
Los síntomas del dengue clásico, son: fiebre alta, dolor de cabeza, de ojos, en los huesos y, cuando la enfermedad es grave, puede haber moretones y sangrado.

Te puede interesar:  ¿Qué se sabe sobre las nuevas variantes del virus de la Covid-19?

 

Continúa leyendo