LITERATURA y FORMACIÓN DE LA CONCIENCIA

 LITERATURA y FORMACIÓN DE LA CONCIENCIA

Mañana sábado 07 de noviembre a las 6:00 p.m. (hora peruana) será realizada la Conferencia: “La Literatura como Medio de Formación de la Consciencia”, evento organizado por el CEGEN-Centro de Estudios Generales Dr. David Juan Ferriz Olivares, sede Perú y que estará a cargo de la Dra. Gloria Hincapié Rivera (Colombia) y la Lic. Andrea Fernández Callegari (Perú). Para quienes estén interesados pueden acceder mediante el enlace: https://www.facebook.com/CEGENNacionalPeru/

Dada mi semanal dificultad de encontrar temas para la columna “Voces de la Cultura”, esta Conferencia justamente me permite desarrollar el título que, a la vez, pueda servir de introducción para apreciar mejor lo que mañana disertarán estas distinguidas expositoras.

Y es que hasta ayer por la mañana aún no encontraba el dichoso contenido para este artículo cuando de repente “se me ocurrió” revisar la programación mensual del CEGEN no encontrándome, en un primer momento, con la suficiente “inspiración” para abordar este tema, sin embargo, unos minutos después me di cuenta que “las causa-lidades” del destino habían hecho que, precisamente en esos minutos, un libro haya llegado a mis manos (por mi suegro, el destacado escritor y catedrático en Literatura Oswaldo Gonzaga Salazar) un humilde pero precioso libro del que leí, asombrado y también jocoso (¡como siempre Oscar Wilde!), tres maravillosos y reflexivos relatos: “Historia de los Dos que Soñaron” de Jorge Luis Borges, “El Toro Fiel” de Ernest Hemingway y “El Amigo Leal” de Wilde. Estos sucesos me demostraban, una vez más, aquella divina sincronicidad fenomenológica del universo a la que refería el Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière cuando citaba al Obispo Berkeley: “El universo es la lengua que Dios habla a los espíritus”.

Por lo demás, hoy me doy cuenta que el “asunto literario” ha estado “llamando a mi puerta” estos días también al recibir la llamada de la querida y destacada escritora Sanmartinense Ethel Linares de Cotrina invitándonos a compartir la mesa de honor en la próxima inauguración, este 21 de noviembre, de la Casa del Poeta Peruano, sede Tarapoto como Director de la Casa de la Cultura Dr. David Juan Ferriz Olivares de esta ciudad.

A este respecto de la literatura y su papel formativo de la conciencia (y también de la supraconsciencia), el Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière nos señala la decadencia de las artes en general, así como el camino a seguir (el retorno a la Mística verdadera aprendida cabalmente en los Centros de Iniciación Mayor) para retomar su verdadera misión edificadora y de evolución espiritual:

“Debo confesar, sin embargo, que en toda la literatura no encuentro sino muy poco de lo que verdaderamente busco en el arte en general, es decir, esa aspiración al gran problema, a la única finalidad verdadera en todo: el gran misterio que queda siempre y en todas partes.”

“La palabra o la escritura fueron siempre un ejemplo espléndido, evidentemente, para la expresión del pensamiento humano, con la enorme extensión de su posibilidad; desafortunadamente estamos solamente en la palabrería y ya no es el verbo.”

Esta decadencia nos la ilustra genialmente el gran filósofo español José Ortega y Gasset:

“Recuérdese cuál era el tema de la poesía en la centuria romántica. El poeta nos participaba lindamente sus emociones privadas de buen burgués; sus penas grandes y chicas, sus nostalgias, sus preocupaciones religiosas o políticas y, si era inglés, sus ensoñaciones tras de la pipa. Con unos u otros medios aspiraba a envolver en patetismo su existencia cotidiana.”

Esta precariedad de contenido y mensaje la podemos aplicar ¡ay! en gran parte de la producción literaria y artística actual: un arte prosaico que fatiga por su cotidianeidad, sopor rutinario y doméstico, que realmente no aporta a la elevación del nivel mental del lector hacia una mayor VISIÓN DE VIDA.

¿Cuál es la causa de esta decadencia de la literatura en particular y del arte en general? Acudimos una vez más al incomparable pintor y artista verdadero que es el Dr. Raynaud de la Ferrière en su obra “El arte en la nueva Era”, quien señala como factor fundamental de esta decadencia a: LA PÉRDIDA de la INTELECTUALIDAD de los artistas:

“La pérdida de la intelectualidad priva al ser humano de sus relaciones con lo universal; en ausencia de facultades idealísticas o de dones supra-individuales, el hombre no tiene más acceso a la morada del Principio Divino, el dominio de la Gran Causa le está cerrado.”

“Entregado a sus propias posibilidades que son extremadamente limitadas, no reaccionando más que por las sensaciones corrientes, el hombre [y el artista] se construye un universo limitado, en proporciones más que restringidas, en un sentido muy incompleto. Se trata entonces de una reproducción material intrínseca y objetiva de una de las percepciones y esto se realiza sobre un plano del todo común.”

Asimismo, este autor remarca aquello que también había señalado el gran John Ruskin como factor de la decadencia que se remonta al Renacimiento Italiano: “desde entonces se buscó la ejecución más que el pensamiento y la belleza más que la veracidad.”

Finalmente, el Maestre Dr. Raynaud de la Ferrière nos da LA CLAVE para solucionar esta decadencia y convertirse en un agente formador de conciencia:

“Hay una verdadera naturaleza del arte que tiene sus orígenes en los Centros Iniciáticos y de los cuales hay que recibir las claves esotéricas para adaptar el problema legado por la Tradición [www.magnanet.org] a la comprensión de los hombres (…)”

 

Continúa leyendo