Entregan planta de oxígeno medicinal a Hospital Santa Gema de Yurimaguas

 Entregan planta de oxígeno medicinal a Hospital Santa Gema de Yurimaguas

PARA EL PUEBLO

Oxígeno totalmente gratis a la población, producirá de 35 a 38 balones diarios.

Mediante un convenio entre la Asociación Civil Unidos por Alto Amazonas y el Hospital Santa Gema de Yurimaguas, se hizo entrega el miércoles 14 de octubre de 2020 en calidad de sesión en uso, la planta de oxígeno medicinal que se compró con el esfuerzo de la ciudadanía y de empresas privadas.

En ceremonia pública, el gestor de esta cruzada, sacerdote Walter Cahuaza Marina, entregó la planta al Hospital Santa Gema, representado por el subdirector, Roger Romero Ochoa. Gracias a la contribución solidaria de la ciudadanía en cruzadas y de las empresas COPAM (Concesionaria Puerto Amazonas S.A.), COHIDRO (Concesionaria Hidrovía Amazónica S.A.) y Transportes Fluvial Gladis SAC, que operan en la ciudad de Yurimaguas, más el aporte de RESPIRA PERÚ, se hizo posible la adquisición de los equipos de la planta de oxígeno para salvar vidas de las personas que necesitan respiración asistida para pacientes de covid o de otras enfermedades.

La planta bendecida por Reverendo Sacerdote Carlos Murayari Amasifuen, producirá de 35 a 38 balones diarios de 7.5 m3, y estará en la capacidad de abastecer a los distritos de la provincia de Alto Amazonas, y al Hospital de Essalud.

El convenio señala que, el Hospital debe dar buen uso a la planta, realizar su mantenimiento y atender con oxígeno totalmente gratis a la población.
Para hacer posible la transferencia en sesión en uso al Hospital Santa Gema, se organizó la Asociación Unidos por Alto Amazonas, bajo la presidencia del ciudadano Denis Pashanasi Sangama, quien recibió primero la planta de parte del colectivo que realizó la cruzada bajo el liderazgo del religioso.

Te puede interesar:  En Moyobamba: Otra vez intervienen “chupodromo”

Walter Cahuaza Marina, sacerdote de 45 años de edad, natural del distrito de Santa Cruz, es párroco de una iglesia católica en el A.H. Buena Vista de la ciudad de Yurimaguas, donde también atiende con medicinas a las personas necesitadas y sostiene un comedor popular en dicho barrio.

En su disertación, sostuvo que la adquisición de la planta fue una tarea difícil en pleno azote del Covid-19, que quiso hacerle retroceder por la falta de recursos para completar el costo total de la planta, sin embargo, su liderazgo como sacerdote y hombre de fe, le permitió completar la tarea.

En declaraciones para este medio, no dudó en señalar que se pondría al frente de otra cruzada para apoyar a la población.
(Roger Torres Chujutalli)

Continúa leyendo