Urge un Plan de emergencia para la generación de empleo decente

 Urge un Plan de emergencia para la generación de empleo decente

Sunafil reportó entre marzo y agosto 27,017 denuncias laborales.

Cerca de 22,000 personas están en suspensión perfecta.

Conforme la emergencia sanitaria se va ampliando, también se ha venido ampliando la vigencia de la medida que faculta a las empresas en la aplicación de la suspensión perfecta de labores para sus trabajadores, no se corta el vínculo laboral, pero no hay pago y no se realiza trabajo alguno.

Es así que la suspensión perfecta de labores será aplicable hasta el próximo 5 de enero del 2021, según el Ministerio de Trabajo, se han resuelto el 78% de las solicitudes presentadas, el ministro Javier Palacios respondió que, hasta ahora, “alrededor de 22,000 personas están en suspensión perfecta”. Sobre el número de empleadores que han suspendido a sus trabajadores, estimó que serían alrededor de 7,000 empresas.

Suspensión perfecta. ¿Perfecta para quiénes?

Como es de conocimiento, los principales gremios de trabajadores han calificado esta medida como el preludio de una constante incertidumbre entre miles de trabajadores que no saben qué les espera durante y después de la suspensión de labores.

Según el INEI, más del 57% de la fuerza laboral corresponde a trabajadores independientes, familiares o cualquiera que participe de una actividad económica, pero no recibió un salario por ello.

Es así que cuando la suspensión perfecta de labores entra en solicitud, se genera una incertidumbre cómoda para la empresa, pero de profunda precariedad para el trabajador.

La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral, dio cuenta de relaciones laborales conflictivas en medio de la pandemia, según un reporte de la institución, desde la quincena de marzo hasta agosto, se registraron 27,017 denuncias laborales. La mayoría eran por presuntos despidos arbitrarios e incumplimiento de beneficios laborales.

Urge un Plan de emergencia para la generación de empleo permanente en condiciones decentes. 

Una estrategia en el que el trabajador, “por iniciativa propia”, acepta renunciar a su vínculo laboral, a cambio del pago de todos sus beneficios y una “compensación” negociada con el empleador, y siendo sinceros, un trabajador no tiene más opción que aceptar la renuncia.

Estas argucias son aplicadas incluso por empresas beneficiadas por el Programa Reactiva, que justamente fue creado para evitar suspender las cadenas de pago a los trabajadores y evitar su despido.

La última encuesta nacional urbano-rural aplicada entre el 9 y 10 de setiembre, arrojó que 71% reportó haber experimentado problemas emocionales como ansiedad, estrés o depresión.

Necesitamos trabajo, inversión pública en los sectores donde más generación de empleos se produce, incentivos que vayan directamente a las empresas que fomenten la permanencia de vínculos laborales y que no hayan accedido a los beneficios de Reactiva Perú.

A tomar en cuenta:

INEI: Más de 6 millones de personas dejaron de trabajar debido a la pandemia

Estadísticas advierten una reducción de la población económica activa: más de 6 millones 300 mil personas a nivel nacional se volvieron inactivas durante el segundo trimestre del año.

La población ocupada del área urbana alcanzó los 6 millones 747 mil 700 personas que, comparada con similar trimestre del año 2019, disminuyó en – 49,0% (-6 millones 474 mil 500 personas).

La población ocupada del área rural totalizó 3 millones 524 mil 700 personas y al compararlo con el segundo trimestre del año pasado, se redujo en -6,5% (-245 mil 500 personas).

Perú entró en recesión, PBI cayó al 17% y el desempleo subió al 8,8%.

El Gobierno informó que en el periodo enero-junio de este año, la producción nacional disminuyó en 17,37% y el desempleo subió a más del doble respecto al segundo semestre de 2019.

Continúa leyendo