LOS NIÑOS Y EL COVID-19

 LOS NIÑOS Y EL COVID-19

Es un tema poco tratado y que debería requerir más atención, ya que esta enfermedad se comporta, en los niños, de manera diferente que en los adultos.

Iremos respondiendo las preguntas más frecuentes.

¿CÓMO EXPLICARLES A LOS NIÑOS QUE ES EL COVID-19?

Se les debe explicar con palabras sencillas, sin infundirles miedo ni temor a la infección. No se les debe asustar, se les debe enseñar a cuidarse.

Mejor enseñarles y explicarles bien “qué deben hacer” (lavado de manos, mascarilla, distanciamiento social) a “qué no deben hacer”.

No crear historias fantásticas sobre la enfermedad.

¿LOS NIÑOS SON INMUNES A LA INFECCIÓN DEL COVID-19?

La idea de que los niños no corren peligro frente al coronavirus no es del todo cierta. Se conoce que un porcentaje de ellos presenta síntomas graves.

Lo que es cierto: la cantidad de niños hospitalizados por COVID-19 sigue siendo muy baja. Hay evidencia de que los niños se han infectado con una frecuencia muy alta, pero la inmensa mayoría ha pasado desapercibida.

En promedio, sólo un 2% de los casos confirmados, son de pacientes menores de 18 años.

El COVID-19 afecta a los niños con menor frecuencia y menor gravedad que a los adultos. Esto no significa que sean inmunes al COVID-19 y que no sean capaces de transmitirlo, LOS NIÑOS SI SE INFECTAN Y SI CONTAGIAN.

¿POR QUÉ OCURRE ASÍ Y CUÁLES SON SUS CAUSAS?

En los niños se han descrito hasta tres teorías que tratan de explicar por qué no presentan generalmente, una evolución grave.

TEORÍA DE LOS RECEPTORES

Para que el virus invada el tejido pulmonar e ingrese a las células pulmonares, necesita la presencia de RECEPTORES nerviosos ACE II de la angiotensina. Estos receptores, normalmente, intervienen en el control de la presión arterial. Son muy abundantes en los pulmones de hombres mayores, más escasos en las mujeres y casi inexistentes en los niños.

Te puede interesar:  Más de 20 millones de casos de COVID-19 en el mundo. Perú entre los diez países con más números de contagios.

Deducción lógica: Si los niños tienen menos receptores, tendrán menos posibilidades de enfermar.

TEORÍA DEL SISTEMA INMUNITARIO

Los niños no tienen su sistema inmunológico totalmente desarrollado…

Entonces, tienen menos posibilidades de que se produzca una reacción inflamatoria generalizada (tormenta de citoquinas)

Deducción lógica: salvo muy contados casos, es muy escasa o casi inexistente la presencia de formas graves.

TEORÍA DE LOS VASOS SANGUÍNEOS

Un nuevo estudio sugiere que la clave podría estar en los vasos sanguíneos sanos de los niños. En la mayoría de los casos, los niños presentan cuadros leves y una proporción muy baja de hospitalizaciones.

En cambio, los adultos desarrollan cuadros graves de COVID-19 (se produce una coagulación en los vasos sanguíneos).

Eso conduce a problemas graves como ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares. Esta coagulación parece estar relacionada con un mal funcionamiento del endotelio (tejido que recubre internamente los vasos sanguíneos).

Lo normal es que los coágulos de sangre se forman solo para detener el sangrado de una lesión, pero un endotelio dañado tiende a formar coágulos de sangre, sin que exista sangrado.

Esta teoría explicaría por qué las personas con enfermedades que comprometen al endotelio (diabetes e hipertensión), tienen un mayor riesgo de desarrollar cuadros graves de COVID-19.

Los vasos sanguíneos de los niños, por no estar lesionados, son capaces de resistir sin mayores problemas el ataque del coronavirus.

¿CUÁL ES LA PROBABILIDAD DE CONTAGIO DE LOS NIÑOS A LA INFECCIÓN DEL COVID-19?

El 17% de los niños que han tenido contacto con una persona enferma se han infectado. Esta cifra es similar a la de adultos contagiados por contacto en casa con un caso positivo, que es del 18.9%.

Te puede interesar:  “Lamentablemente hemos visto morir a pacientes por falta de respirador mecánico” La dramática situación de la pandemia en Moyobamba, descrito por un médico especialista”

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS EN LOS NIÑOS, DE LA INFECCIÓN POR COVID-19?

Los síntomas son similares a los del adulto, pero tienden a ser más leves y parecerse a un resfriado: Fiebre, goteo de la nariz, tos, fatiga, dolores musculares, vómitos, diarrea.

La mayoría de los niños se recupera en una a dos semanas, muy pocos hacen algún tipo de complicaciones, como el Sindrome Inflamatorio multisistémico o la enfermead de Kawasaki.

 

Hasta la próxima semana…

Pueden sugerir temas a tratar, a través del correo electrónico o al WhatsApp del celular que figura al pie de este artículo.

Correo electrónico: hperedas@hotmail.com
Celular: 999 962 366
Celular para citas: 933 839 979

Continúa leyendo