Patrimonio natural y cultural: Bosque de Protección Alto Mayo

 Patrimonio natural y cultural: Bosque de Protección Alto Mayo

PROTEGE CUENCAS HIDROGRÁFICAS, VEGETACIÓN BOSCOSA, VIDA SILVESTRE Y VALORES PAISAJÍSTICOS

El Bosque de Protección Alto Mayo (BPAM) cumple 33 años protegiendo una importante muestra de biodiversidad del país.

El BPAM, cuya extensión es de 182 mil hectáreas, incluye territorios de Loreto, Amazonas y San Martín, pero abarca más territorios de esta última región, de las provincias de Rioja y Moyobamba.

Según el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), el objetivo esta reserva es “proteger las cuencas hidrográficas, la vegetación boscosa, la vida silvestre y los valores paisajísticos” con el fin de promover el turismo, la recreación, la educación, la investigación, y con ello generar beneficios para la población local.

El BPAM también destaca por las pendientes pronunciadas de sus bosques nubosos o de neblina, fuentes naturales de conservación de recursos hídricos de las cuencas que son ideales para la preservación de la vida silvestre y el manejo de sus valores escénicos y científicos.

En el área se pueden encontrar hasta 500 especies de aves, de las cuales 17 son endémicas, y 23 consideradas amenazadas globalmente. Una de las estrellas del BPAM es la lechucita bigotona (Xenoglaux loweryi), que con sus 12 centímetros es considerado el búho más pequeño del mundo. También resalta la presencia de cerca de 45 especies de colibríes, así como 27 especies de falconiformes (entre águilas y halcones).

Entre los mamíferos destacan el mono choro cola amarilla (Oreonax flavicauda), el oso de anteojos (Tremarctos ornatus), el puma (Puma concolor), el musmuqui andino (Aotus miconax), el tocón andino (Callicebus oenanthe), el armadillo gigante (Priodontes maximus), entre otros.

Respecto a flora, en el BPAM habita una alta diversidad de epífitas, orquídeas, helechos y bromelias como la piñuela (Aechmea angustifolia).

Beneficios para la población local
Según Conservación Internacional (CI), dentro del BPAM y su zona de amortiguamiento se han desarrollado diversos proyectos relacionados a la conservación del bosque, el cultivo de café y pitahaya, crianza de abejas, turismo sostenible comunitario y otras actividades relacionadas con el objetivo del área.

Te puede interesar:  Banco de Sangre regional pone en marcha plan de contingencia por fiestas

La organización también destaca que con la conservación de este lugar, se ha evitado la emisión de más de 6 millones de toneladas de CO2.
Asimismo, se ha reducido en un 53% la deforestación dentro del área. Es decir, si antes deforestaban 1000 hectáreas hoy solo se deforesta 470 hectáreas.

Continúa leyendo