Gobernador Regional se presentó ante comisión especial del Congreso COVID -19

 Gobernador Regional se presentó ante comisión especial del Congreso COVID -19

“Envié muchos documentos a los cuatro congresistas pidiéndoles ayuda, pero no hubo respuesta”

El gobernador regional de San Martín, Pedro Bogarín Vargas, se presentó ayer ante la comisión especial COVID-19 del Congreso para pormenorizar las acciones que el GORESAM desarrolla en la lucha contra el virus.

En la comisión estuvieron presentes los congresistas Manuel Aguilar y Rolando Ruiz de Acción Popular, quienes formularon cuestionamientos, a los que Bogarín Vargas respondió, señalando que envió muchos documentos a los cuatro congresistas pidiéndoles ayuda, pero no hubo respuesta.

Sobre el impedimento de ingreso a profesionales para reparar planta de oxígeno, el gobernador dijo que “el hospital es una unidad ejecutora que tiene un manejo autónomo”

En otro pasaje de su intervención Bogarin sostuvo: “En el Hospital MINSA de Tarapoto sólo tenemos un especialista en la Unidad de Cuidados Intensivos UCI, tenemos más médicos y enfermeras infectados y no tenemos como reemplazarlos, tenemos 15 frentes de batalla por atender” sentencio.

Sobre el comportamiento social de la población. Tenemos que entender que nuestra cultura, nuestra educación no es de las mejores, la pandemia se combate en las calles”

Escasos recursos
Hemos pedido a nuestros congresistas que presenten una iniciativa parlamentaria para que nos permitan usar el dinero del fideicomiso que es el único recurso que nos queda

En otro pasaje, ante el cuestionamiento del congresista Manuel Aguilar sobre el impedimento de ingreso a un grupo de profesionales para reparar la planta de oxígeno del hospital de Tarapoto, el gobernador dijo que el hospital es una unidad ejecutora que tiene un manejo autónomo y que fue una voluntad expresada por redes sociales no por los conductos oficiales.

El gobernador dijo que el GORESAM tiene presupuesto para contratar personal de salud, médicos especialistas, enfermeras, pero no quieren venir a San Martín por los bajos salarios.

Continúa leyendo